Las noticias

Margarita de Dinamarca tiene quien le cante en su 80º cumpleaños

La reina Margarita de Dinamarca cumple 80 años el próximo 16 de abril en medio de la crisis desatada por el Covid-19. La pandemia había dejado ya 41 muertos ayer en el país, pero la soberana reaccionó con rapidez ante la gravedad de la situación. El pasado 12 de marzo, un día después de que el Gobierno pidiera a la población que permanezca en sus casas, ella decidió que no era momento de festejos y suspendió todos los actos programados por su aniversario. Margarita es, sin embargo,una soberana muy popular, así que la ciudadanía se ha propuesto celebrarlo a distancia. Hasta ahora, 154.000 personas se han sumado a la cuenta de Facebook que propone cantarle el Cumpleaños feliz, el16 de abril a las 12 horas, desde ventanas y balcones, en la calle o la carretera. La convocatoria sigue abierta.

Nacida en el palacio de Amalienborg, en Copenhague, la capital danesa, Margarita es hija del rey Federico IX y la reina Ingrid, nacida princesa de Suecia. Su lema regio es el siguiente: “La ayuda de Dios, el amor del Pueblo y la fuerza de Dinamarca”, y deseaba que su 80 cumpleaños reflejara “el lazo especial que [ella]encarna entre la historia milenaria de la monarquía [la danesa es de las más antiguas del mundo] y la Dinamarca moderna”. El programa de actos era extenso, ya que abarcaba desde el 2 de abril al 6 de junio, e incluía la tradicional cena de gala a la que estaban invitadas el resto de las Casas Reales extranjeras. También estaba previsto un ballet, paseos en carroza y fuegos artificiales. En circunstancias normales, un acontecimiento en toda regla. Frente al Covid-19, una temeridad que Margarita ha cortado de raíz “porque todos tenemos la responsabilidad de ser considerados, ayudarnos y respetar las directrices de las autoridades; cuiden los unos de los otros”, ha dicho.

Dada su edad, la soberana danesa se encuentra en el palacio de Fredensborg, a 40 kilómetros de Copenhague. Se trasladó allí el pasado 12 de abril, a su regreso de unas vacaciones, que pasó en Noruega, y sigue el desarrollo de la pandemia que “presiona el sistema sanitario nacional, si bien consideramos que Dinamarca cuenta con suficientes camas de intensivos y respiradores”, señalan las autoridades sanitarias en la página especial de web dedicada a la pandemia.

Viuda desde 2018 del príncipe Enrique de Dinamarca, de origen francés e hijo de condes, la popularidad de la reina Margarita no ha evitado que trascendieran sus problemas familiares. Su esposo hubiera preferido ser rey consorte y nunca aceptó de buen grado ser relegado. Con los hijos de ambos, Federico y Joaquín, también ha habido tensiones, aunque los peores momentos parecen haber pasado. Tras haberse opuesto al matrimonio de Federico, el heredero, con la abogada australiana Mary Donaldson, la reina acabó nombrando en 2019 regente del reino a la hoy princesa heredera consorte. Mary comparte el honor con su esposo, su cuñado, y Benedicta, la hermana de la propia soberana. Con Alexandra, la exesposa de Joaquín, hoy condesa de Frederiksborg, la relación es menos fluida, aunque ella acude a los actos relacionados con los dos hijos que tuvieron. Uno de ellos, Nicolás, es modelo ocasional y estudiante en la Escuela de Negocios de Copenhague.

Leave a Reply