Las noticias

Los secretos mejor guardados de los famosos que han descubierto biografías y documentales

Las biografías y autobiografías se han desvelado como un filón para revelar los secretos de famosos de distinta condiciones. Por voluntad propia o a través de la investigación de terceros, estos libros que indagan en la vida de personajes públicos han ido descubriendo pequeñas y grandes perlas para los admiradores o detractores de conocidos personajes de la Historia, ya sean actores, cantantes, escritores o miembros de la realeza.

Esta misma semana se ha conocido que en las familias reales no es oro todo lo que reluce y tras el semblante de rey inteligente de Alberto II de Bélgica, se escondía un padre duro y ausente para sus hijos, uno de los cuales –el príncipe Lorenzo– llegó a investigar por su cuenta sobre las habladurías que relacionaban a su padre con redes de menores. No es la primera ni será la última de las sorpresas que nos depare este género literario.

Diana de Gales. Ha sido uno de los personajes de la realeza que más sorpresas ha seguido dando incluso décadas después de su muerte. La biografía que sobre ella publicó Andrew Morton, Diana: Her true story in her own words, exhibió ante los ojos de todo el mundo una vida muy alejada de la romántica imagen de princesa enamorada y futura consorte del rey de Inglaterra. Sus trastornos alimenticios y la depresión que sufrió a causa de la infelicidad e inseguridad que le deparó su matrimonio, el dolor del rechazo y la existencia de una tercera persona en su matrimonio, ya que su marido continuaba enamorado de Camilla Parker Bowles. Feliz el día de su boda y deprimida ya en su luna de miel en Balmoral: “Estuve muy deprimida, y traté de cortarme las venas con cuchillas de afeitar. Llovió, llovió y llovió”, dice en el libro. También relata que a su esposo no le importaba demasiado que ella tuviera amantes para así estar él más libre de reclamos y ella tuviera más controlada su bulimia y depresión. Un detalle de su relación lo da la fría forma en la que le dio noticias tan dolorosas para ella como la muerte en accidente de motocicleta Barry Mannakee, quien había sido jefe de seguridad del príncipe Carlos y se había convertido en gran amigo de Diana. “Oh, no sé si te habías enterado, pero el sargento Mannakee ha muerto”, le dijo el heredero por toda explicación a su esposa al bajar de la limusina en la que viajaban camino al aeropuerto para asistir al Festival de Cannes.

El actor Paco Rabal también se despachó a gusto en el libro que escribió junto a Agustín Cerezales, Paco Rabal. Si yo te contara. El descubrimiento precoz del sexo, la existencia de un pederasta que intentó abusar de él cuando era niño, y un amago de violación múltiple en un hospital. El intérprete tampoco eludió su fama de conquistador y, aunque declaró que su esposa, Asunción Balaguer era su gran amor, relató abiertamente varias infidelidades con compañeras de profesión, prostitutas y mujeres anónimas.

La muerte de la actriz Natalie Wood continúa bajo sospecha y dos biografías, en especial, han dado luz a la vida no tan feliz de la protagonista de West Side Story. En 2001, un primer libro de Suzanne Finstad sobre el personaje desveló nuevas pruebas que sugirieron que la muerte de la actriz no fue accidental, tal y como se determinó después de su muerte y provocó que la policía de Los Ángeles reabriera la investigación del caso en 2011 y que en 2018 su marido, Robert Wagner, fue calificado como “persona de interés” y la muerte de Wood como “sospechosa”. La misma autora ha publicado este año una segunda biografía, Natalie Wood: The Complete Biography, en la que relata que Natalie Wood pilló in fraganti a su esposo en la cama con su mayordomo inglés y que esté hecho se convirtió en una “nube oscura” que pesó para siempre en su vida.

En las exitosas memorias de Michelle Obama, Becoming (Mi historia), la ex primera dama no oculta la aversión que le provoca el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump: “Nunca le perdonaré”, escribe tajante. La que en otro tiempo fuera una abogada de Harvard de reconocido prestigio expone el daño que Trump hizo a su familia al propagar rumores sobre la legitimidad de la presidencia de Barack Obama basados en que el expresidente no había nacido en Estados Unidos. En el libro, la esposa del primer presidente negro de Estados Unidos también descubrió que sus dos hijas, Malia y Sasha, fueron concebidas por fecundación in vitro y que ella y su esposo pasaron una crisis matrimonial que los llevó a terapia de pareja.

Demi Moore también decidió exponerse a ser tachada de excesivamente sincera por sus descarnadas confesiones en In and out, el libro de memorias que se publicó a finales de 2019 y con el que liberó todos sus demonios. Desde la hospitalización infantil por una dolencia en el riñón hasta su última pérdida de consciencia por un combinado de drogas. La violación que sufrió a los 15 años, el estado en el que la dejó la infidelidad de su último marido, el actor Asthon Kutcher, o las dudas que tuvo en el último momento antes de casarse con Bruce Willis, padre de sus tres hijas. Con él mantiene una excelente relación en la actualidad pero en el libro afirma que durante el tiempo que estuvieron casados se desentendía del hogar. Tampoco evita hablar de su adicción al alcohol: “Durante años estuve en espiral, en un camino de verdadera autodestrucción”, afirma la actriz. “No importa los éxitos que haya tenido, simplemente nunca me he sentido suficientemente buena, suficientemente bien”, dice en el libro.

Las memorias de David Cameron, For The Record, el ex primer ministro británico que convocó el referéndum del Brexit descubrieron sus equivocaciones, detalles sobre la muerte de su hijo y el perfil más liberal de su esposa Samantha. El capítulo dedicado a la muerte de su hijo Iván, de seis años, es conmovedor. Víctima del “síndrome de Ohtahara”, el pequeño sufrió una progresiva parálisis de sus miembros y de su capacidad de habla, padecía constantes convulsiones y tenían que suministrarle hasta veinte fármacos distintos cada día. “Un mundo en el que todo me había sonreído siempre me propinó de repente una enorme conmoción y un desafío”, afirma en el texto el político .”Nada, absolutamente nada, te prepara para la realidad de perder a tu querido pequeño de este modo. Fue como si el mundo hubiera dejado de girar”.

Elton John lanzó en octubre de 2019 un libro autobiográfico, Yo: Elton John, tan sincero y emocional como él está dispuesto a ser en esta etapa de su vida. El relato descubrió la distancia que siempre le separó de su madre a la que, según él, no le gustaba nada de lo que hacía: “Pasar tiempo con ella era como invitar a almorzar o de vacaciones a una bomba sin detonar: siempre estaba histérica, como cuando yo era niño. Para cuando nació Zachary [en 2010, el primero de sus dos hijos con su marido David Furnish], ya no nos hablábamos en absoluto. Un periodista, en busca de la primicia, le preguntó a mi madre sobre cómo se sentía al no conocer a su primer nieto. Y ella dijo que no le molestaba porque nunca le habían gustado los niños”, afirma en el libro. En sus memorias, Elton John revela que el mismo año de la muerte de su madre, él también estuvo a punto de morir debido a un cáncer de próstata que descubrió después de un rutinario chequeo médico. “Estuve despierto toda la noche, preguntándome si iba a morir”, recuerda el cantante del día en el que le operaron. “En el hospital, solo, a altas horas de la noche, recé: ‘Dios, no me dejes morir, déjame ver a mis hijos otra vez, dame un poco más de tiempo”. Este hecho fue decisivo en su decisión de retirarse para dedicarse a la familia con una gira que iba a finalizar este año. En el libro también descubrió que su idea sobre la paternidad cambió durante la visita a un orfanato de Ucrania: “Sentí una conexión inmediata con un niño al que intentamos adoptar David y yo junto a su hermano, sin éxito, pero mis sentimientos paternos ya no se fueron”, explicó el artista.

All That Heaven Allows, la biografía del actor Rock Hudson ,escrita por Mark Griffin, cuenta que de niño vivió el abandono de su padre, la precariedad económica y el carácter manipulador y dominante de una madre que le creó inseguridades que formaron parte de su personalidad durante toda su vida. Durante su infancia el actor también se topó con un padrastro alcohólico que, según afirma el libro, abusó de él. Y después llegó su agente, Henry Wilson, conocido en el mundillo por estar especializado en captar jóvenes guapos a los que intentaba lanzar a la fama con la misma tenacidad con la que pretendía que pasaran por sus sábanas. Wilson le obligó a casarse con su secretaria, Phyllis Gates, quien terminó por divorciarse en 1959, cuatro años después un matrimonio que trataba de ocultar los gustos del galán de Hollywood por los jovencitos, a pesar de haber tenido también una aventura con Marilyn Monroe. Después llegó el sida que, según la obra de Griffin, aumentó el sufrimiento del actor, no solo por el tremendo deterioro físico que experimentó, sino también por los meses en los que vivió angustiado porque se descubriera su secreto.

Sobre Elvis Presley, el rey del rock, se ha contado casi todo, pero una biografía de su mánager, Tom Parker, apodado El Coronel desvela por qué el cantante prácticamente no actuó fuera de Estados Unidos. Según el libro de Alanna Nash, El Coronel: la extraordinaria historia de Tom Parker y Elvis Presley, el ambicioso e impacable representante del artista se llamaba en realidad Andreas Cornelis ‘Dries’ van Kuijk. Insinúa que habría huido de Países Bajos a Estados Unidos donde llegó a bordo de un barco en el que viajó como polizón después de haber cometido un asesinato. Según este libro nunca consiguió tener sus papeles en regla y por eso evitó que el artista que más dinero le proporcionaba viajara por el mundo y pudiera alejarse de su influencia. Eso sí, nunca se le acusó de ese supuesto asesinato.

El libro de Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la duquesa de Alba, no dejo indiferente a nadie y menos a sus hermanos. El hijo de la última duquesa de Alba describió en De Cayetana a Cayetano, una infancia solitaria, con una madre ausente y rodeado de severas institutrices que no dudaron en usar la violencia con él para imponer el orden y la educación británica que su madre eligió para él. También que “la cocaína me perturbó por completo y solo quería seducir a mujeres”. O que “la modelo”, como Cayetano se refiere a Mar Flores, con quien tuvo una relación, “fue la horma de mi zapato en el peor de los sentidos. Yo, que pensaba que todas las mujeres estaban a mi disposición, saboreé mi propia medicina: era una mujer maquiavélica y fría, de doble personalidad”. Cayetano se libró de sus fantasmas y, a cambio, ha dejado de hablarse con toda su familia.

Leave a Reply