Las noticias

Los Mossos trabajan con un escenario “incierto” si el Supremo inhabilita a Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, tras negarse a declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, tras negarse a declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.Albert Garcia / EL PAÍS

Los Mossos d’Esquadra trabajan con escenario “incierto” en el caso de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, sea inhabilitado por el Tribunal Supremo por desobedecer a la Junta Electoral y no retirar una pancarta. Las previsiones iniciales indican que se producirán algunos incidentes, pero que en todo caso serán muchos menos graves que los vividos en octubre del año pasado, con la sentencia de los líderes del procés, que sumió una semana a Barcelona y otras ciudades en graves altercados.

Para poder reaccionar en el caso de que haya incidentes, la jefatura de Mossos ha activado el plan que permite que todos sus agentes de orden público estén disponibles si hace falta, tal y como ha avanzado El Periódico. Fuentes del Departamento de Interior esperan que los líderes políticos contribuyan también a la calma, alertando del peligro sanitario que entrañan también protestas muy concurridas con pandemia provocada por el coronavirus.

La policía catalana lleva toda la semana trabajando en función de cuando se haga pública la sentencia, que según diversas fuentes es inminente, lo que podría hacer coincidir con el aniversario del referéndum ilegalizado del 1 de octubre. Y también es posible que esté muy cerca en el tiempo con el fallo de la Audiencia Nacional sobre el mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero.

Hasta ahora, quien más claramente se ha pronunciado a favor de una movilización en cuanto se sepa la decisión de Torra son los CDR. Un cartel difundido a través de las redes sociales llama a concentrarse en Jardinets de Gràcia, en Barcelona, el día que si el Supremo inhabilita a Torra. La etiqueta que se utiliza en Twitter es #sentenciemlos (sentenciémoslos).

El precedente de manifestación concurrida en un contexto de coronavirus fue la del pasado 11 de septiembre, cuando al margen de las acciones convocadas por la ANC, unas 300 personas se sumaron bajo el paraguas de los CDR. Al final de la manifestación, algunos grupos de jóvenes prendieron fuego a tres contenedores, sin provocar incidentes de entidad en la ciudad. Los Mossos siguieron la protesta a distancia, sin llegar a intervenir en ningún momento. Solo previamente identificaron y registraron a grupos de jóvenes.

Leave a Reply