Las noticias

Los dos dirigentes que se postulan para suceder a Angela Merkel chocan en el Bundestag

El líder de la CDU, Armin Laschet, en su llegada este martes al Bundestag.
El líder de la CDU, Armin Laschet, en su llegada este martes al Bundestag.Michael Kappeler / AP

La lucha por el poder en el partido de Angela Merkel llegó este martes al Parlamento alemán. Con la certeza de que la candidatura a canciller en las filas de los dos partidos democratacristianos —la CDU y su socio de Baviera, la CSU— aún no está resuelta, Markus Söder, el líder del grupo bávaro, llevó la discusión al Bundestag, donde se reunió el grupo parlamentario de la Unión (como se conoce a la coalición entre los dos partidos). Lo que pretendía ser un entendimiento amistoso entre los dos aspirantes a suceder a Merkel se ha convertido, en menos de 24 horas, en un duelo despiadado entre los dos políticos.

Söder, que cuenta con información interna de que existe una mayoría favorable a su nominación —ente los de 245 diputados democratacristianos— decidió llevar la disputa al grupo parlamentario, consciente de una realidad contraria a la nominación del líder de la CDU, Armin Laschet para las elecciones de septiembre. La actitud de muchos diputados sigue una lógica diferente de la de la dirección de la CDU, que el lunes apoyó a su presidente. Muchos parlamentarios temen perder su mandato si Laschet se convierte en el abanderado de la Unión, lo que les ha impulsado a apoyar la candidatura del político bávaro. Según una encuesta de la revista Der Spiegel, el líder de la CSU cuenta con una mayoría de diputados que apoyan su candidatura y Laschet solo tiene el apoyo de los de Renania del Norte-Westfalia, el Estado donde gobierna.

El lunes pasado, Laschet se pronunció en contra de incluir al grupo parlamentario en esta decisión y recordó que su nominación había recibido el respaldo del partido, incluido el influyente presidente del Bundestag, Wolfgang Schäuble. Pero la decisión de Söder de acudir al Bundestag para buscar el apoyo del grupo parlamentario convenció a Laschet de que debía asistir también.

“Tenemos que ver el lado bueno del poder. ¿Cuándo fue la última vez que unas elecciones se decidieron por las plataformas de los partidos? Son las personas las que deciden las elecciones. Las encuestas no pueden ser ignoradas entonces”, dijo Markus Söder ante los diputados y sentenció: “¡La situación es muy, muy grave! Quien piense que la tendencia está a nuestro favor es, como mínimo, un gran optimista. La verdad es que la tendencia ha ido en nuestra contra durante semanas. Al final, solo se trata de una pregunta: ¿queremos ganar?”.

El líder de la CDU optó por atacar a su rival y pidió al grupo que mantuviera la unidad de los dos partidos. “No necesitamos un espectáculo unipersonal”, dijo al referirse a la campaña de Söder.

Los partidarios de Laschet quieren impedir una votación formal en el grupo parlamentario. Pero unos 70 diputados han pedido que la candidatura sea decidida por la fracción del Bundestag en caso de duda. Por esta razón, en la dirección del grupo parlamentario existe la preocupación de que los partidarios de Söder puedan exigir mediante una moción que la candidatura se vote en una sesión extraordinaria el jueves o el viernes de esta semana.

Leave a Reply