Lo último

Los colistas Giri y Firouzja se rebelan

La intimidante potencia de las computadoras de ajedrez incita a pensar que los mejores jugadores humanos son tácticamente infalibles, como ellas. Obviamente, eso es falso, pero solo se ve con mucha claridad de vez en cuando. Como hoy, en la 9ª jornada (5ª ronda) del Carlsen Invitational, que se juega por internet en Chess24: el campeón del mundo y el francés Maxime Vachier-Lagrave han caído por 1,5-2,5 antes los dos colistas, el neerlandés Anish Giri y el iraní Alireza Firouzja, respectivamente.

“Casi nadie cree hoy en mí. Pero, curiosamente, Magnus es una de las pocas excepciones, y por eso me invitó a este torneo. He demostrado que no se equivocó”, dijo Giri durante una entrevista en directo para Chess24 pocos minutos después del triunfo.

El primer asalto de ambos duelos fue muy significativo del talante de los dos colistas. Mientras Giri, con blancas, optaba por una variante de claro empate cuando disponía de otra con pequeña ventaja, Firouzja exhibió su deseo de experimentar y aprender por encima de todo. Con negras, el iraní llegó a una posición en que un juego sólido le garantizaba el empate. En lugar de ello, permitió que Vachier-Lagrave sacrificara una pieza por tres peones, lo que llevó la lucha a un terreno mucho más agudo, pero donde solo el francés podía ganar, salvo que cometiera un error grave. Ambas partidas terminaron en tablas, pero una fue un tostón, y la otra un placer para el aficionado.

Ese gozo se convirtió en una situación poco recomendable para quienes sufren del corazón en el segundo asalto. Tras media hora de combate magnífico, tanto desde el punto de vista de la apertura como por la posición en ese momento, Carlsen cometió un error táctico tremendo, impropio de un jugador profesional en partidas lentas, y muy raro en el noruego incluso en las rápidas. Giri no perdonó, y de pronto se encontró en la situación de que su primer duelo ganado podía ser frente al campeón del mundo. Mientras tanto, en el otro se firmaba un empate correcto técnicamente, sin mucha historia.

Los sobresaltaos cardiacos aumentaron en el tercer asalto. Vachier-Lagrave cometió otro error táctico, no tan grande como el de Carlsen, pero suficiente para quedar estratégicamente perdido. Lo poco que la suerte puede influir en el ajedrez caía por fin del lado de Firouzja, quien tuvo muy mala fortuna en la 3ª ronda de este torneo, frente a Hikaru Nakamura, cuando el árbitro declaró tablas una partida con posición ganadora para el iraní, que en ese momento perdió la conexión a Internet. Preguntado por ello, Firouzja explicó un par de días después: “Hikaru hizo una jugada muy inteligente al marcharse de la mesa inmediatamente cuando se perdió la conexión durante unos segundos, impidiendo que la partida pudiera continuar de inmediato. El árbitro decretó tablas, y me dijo que si quería protestar lo hiciese después del duelo. Y que si no aceptaba la decisión me darían por perdedor”.

En el otro combate, Carlsen eligió la Defensa Gruenfeld para ganar como fuera, pero se encontró con que Giri, en pleno contraste con su estilo habitual se metió en una agudísima variante que Kárpov y Kaspárov jugaron media docena de veces a finales de los años ochenta. Al parecer, el neerlandés la ha estudiado muy a fondo -además de estar muy motivado por su victoria anterior-, porque estuvo a la altura de las circunstancias con un juego de gran calidad y arrancó el empate que ponía a Carlsen contra las cuerdas.

Y así se llegó al cuarto asalto con la emoción garantizada. Carlsen, con blancas, no estuvo nada fino y permitió un golpe táctico de su rival que garantizaba el empate en solo 25 movimientos. El pase del campeón a semifinales -se clasifican los cuatro mejores de la primera fase- es más que probable a pesar de esta derrota. Pero ha mostrado que es vulnerable, lo que siempre anima mucho a los rivales.

Vachier-Lagrave lo intentó hasta el último aliento, con una peculiar elección de la apertura. Sabedor (ha entrenado con él varias veces) de que a Firouzja (residente en Francia) le va la marcha de las posiciones muy complejas, el francés le invitó a entrar en una más bien aburrida, luego logró sacarle ventaja en el reloj y a continuación llegó un error del asiático que le dejó en posición inferior, pero no perdido todavía. Firouzja fue capaz de exprimir todo su talento cuando la posición lo exigía y arañó el empate que le da su primera gran alegría en este torneo. Aunque los dos colistas triunfantes están todavía muy lejos del cuarto puesto (y Vachier-Lagrave también), sus espadas siguen en alto a falta de dos rondas.

Clasificación (las victorias sin desempate dan tres puntos; con desempate, dos): 1º Carlsen 11 puntos (en cinco rondas); 2º Nakamura 10 (cuatro); 3º-4º Caruana y Ding 8 (cuatro); 5º Niepómniachi 5 (cuatro); 6ª Vachier-Lagrave 5 (cinco); 7º Giri 4 (cinco) y 8º Firouzja 3 (cinco). Las partidas se juegan cada día hasta el 3 de mayo a las 16.00 en Madrid, 11.00 en Buenos Aires, 09.00 en Bogotá y Ciudad de México.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply