Las noticias

Lo que sabemos y no sabemos sobre la apertura de las librerías

Una mujer pasa por delante de una librería cerrada en Sevilla, en el día internacional del libro.Una mujer pasa por delante de una librería cerrada en Sevilla, en el día internacional del libro.PACO PUENTES / EL PAÍS

Mañana lunes las librerías pueden volver a abrir. Lo harán poco a poco y con restricciones para garantizar la transición al final de la crisis sanitaria. En esta nueva realidad de los comercios minoritarios en fase cero, y a falta de la publicación del BOE en el que se especifiquen los detalles de cómo será la circulación de los ciudadanos con la “nueva normalidad”, ¿cómo podremos usar la librería?

¿Cuándo abrirán las librerías?

En el calendario desarrollado por el Gobierno “hacia una nueva normalidad”, el comercio minorista está previsto que abra este lunes 4 de mayo. En principio, las cadenas de librerías —La Casa del Libro, La Central o FNAC— quedarían excluidas de este apartado, en el que están incluidas las librerías independientes, en las que trabajan tres personas de media, según los estudios de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). Sin embargo, al sector no le quedó claro el plan de reapertura anunciado el pasado martes y no fue hasta el viernes cuando CEGAL mandó un correo electrónico a las librerías asociadas en el que se explicó que desde la Dirección General del Libro aclararon a su presidente que las librerías pueden abrir en fase cero, este 4 de mayo. El Ministerio de Cultura informa a EL PAÍS que la directora del Libro, María José Gálvez, comunicó la apertura también a la Federación de Gremios de Editores, la Asociación de Cámaras del Libro y al Gremio de Editores de Cataluña.

¿Cómo será la venta?

Con salvedades: la apertura está condicionada a la “cita previa para la atención individual de los clientes”. A los libreros consultados esta especificación no aclara mucho y deja mucho margen a la interpretación. Pero la mayoría está optando de momento por el sistema de recogida: el cliente escribe un correo electrónico a la librería o llama por teléfono y hace su pedido. Las libreras dan una cita para ir a buscarlos. Esto es nuevo en un negocio que basa su virtud en la recomendación y el encuentro. Las librerías imaginan una nueva relación con sus clientes telefónicos: llamarán y sucederán entretenidas conversaciones sobre los libros con los que podrían disfrutar.

¿Puedo ir a cualquier librería?

Con la llegada de la “nueva normalidad” y la fase cero en la que se abrirán los comercios minoritarios, el siguiente BOE debería aclarar la “nueva circulación” de los ciudadanos consumidores, que posiblemente se limite al municipio en el que se reside. Hasta el momento el único límite de recorrido permitido especificado es el de los paseos: como máximo, un kilómetro de distancia desde el lugar en el que se reside durante el confinamiento. Los paseos tienen un horario que no coincide con el de la apertura de los comercios. ¿Y para comprar? El artículo siete de la declaración del estado de alarma no detalla el límite. En la “limitación de la libertad de circulación de las personas”, publicada el 14 de marzo, se aclara que solo se puede circular para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad, además de acudir a entidades bancarias (y desplazamiento al lugar de trabajo). De hecho, se apuntaba que se permitía la circulación de vehículos particulares para la compra, sin aclarar la distancia máxima a recorrer.

¿El horario será el habitual?

La mayoría de las librerías que abrirán el lunes se ha acogido a un ERTE, por lo que habrá un trabajador atendiendo pedidos de envíos a casa y citas previas que se acerquen al establecimiento. De momento, no creen que puedan amortizar la apertura el día 4 con una vuelta al trabajo de todos sus empleados, porque no cubrirían los gastos. Así que es posible que la venta se concentre a lo largo de la mañana. Las librerías consultadas en las que trabajan más de cinco empleados prefieren abrir cuando puedan detener el ERTE y se decrete el final del estado de alarma y de las limitaciones.

¿Puedo consultar en tienda?

Las especificaciones son claras para los comercios minoristas: deben contar “con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual”. La cita previa para las librerías es una medida que deja amplios márgenes de actuación, siempre y cuando se respete que en el contacto con el público haya uso de medidas de protección. Habrá gel, mascarillas y guantes. El espacio del comercio va a condicionar el recibimiento del cliente: las que tienen posibilidad de alterar el diseño de su espacio recibirán en el interior, donde situarán una mesa en la que recoger la compra encargada. La mayoría prefiere que los lectores y lectoras entren a la tienda en vez de entregar en la puerta. Demasiado frío. Una vez dentro del establecimiento cada librero decidirá —en función del protocolo marcado— cómo es la relación con sus clientes y de estos con el resto.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply