Las noticias

Lo que enseña el baloncesto mejor (y más barato) que las escuelas de negocio

El momento de tomar una decisión por parte de un jefe, un gestor o un político, que puede afectar al futuro de tantas personas, se asemeja al de ese jugador a punto de lanzar un triple que dictará sentencia: derrota o victoria. El miedo agarrota, hace mella por mucha experiencia que se tenga; y la diferencia entre que salga cara o cruz estribará en si el tirador está adiestrado y tiene temple para encestar aun con el brazo encogido por la responsabilidad. Eso es liderazgo, explica el profesor de Psicología Social de la Universidad de Salamanca (USAL) Alberto E. De la Torre (Boñar, León, 1956), como lo es también tener la virtud de ponerse en el lugar del compañero de equipo y correr para echarle un cable, cuando las piernas ya flaquean, o desempeñar roles que nos disgusten por el bien común. Y todas, sin excepción, son justamente cualidades que se aprenden como en ningún otro lugar o momento al integrarse en la dinámica de entrenamientos y competición de un equipo deportivo desde niño. ¿Y si la cancha fuera mejor que un máster universitario de negocios?

Seguir leyendo

Leave a Reply