Las noticias

Las separaciones y divorcios bajan un 13% en 2020 por el impacto del coronavirus

Una pareja estudia los términos del divorcio con una abogada.
Una pareja estudia los términos del divorcio con una abogada.Vasyl Dolmatov / Getty

Un total de 95.060 parejas españolas se divorciaron, separaron o solicitaron la nulidad en el año 2020, coincidiendo con la pandemia de la covid-19, un 13,3% menos que en el año anterior, siendo el sexto año consecutivo de descenso aunque con una caída “mucho más acusada”, según los datos publicados este lunes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). La bajada se explica sobre todo por el fuerte descenso de demandas, del 42%, durante el segundo trimestre del año, debido al confinamiento, la suspensión de plazos procesales y las medidas de seguridad frente al coronavirus, que tuvieron un fuerte impacto en la actividad de los órganos judiciales. También la crisis económica ligada a la covid dificulta los divorcios.

“Aunque es el sexto año consecutivo de descenso de las demandas de disolución matrimonial, la disminución de estas en 2020 ha sido mucho más acusada que en ejercicios anteriores”, señala el organismo. Así, en 2019 la bajada fue del 1,9% respecto al año anterior, con caídas del 0,4% en los divorcios consensuados, del 3,6% en los divorcios contenciosos; del 5,4% en las separaciones consensuadas y del 7,6% en las separaciones contenciosas.

En concreto, las 54.960 demandas de divorcio consensuado en 2020 fueron un 11,4% menos que las de 2019; las 36.090 demandas de divorcio contencioso, un 15,7% menos; las 2.697 de separación consensuada, un 16% menos; y las 1.235 de separación contenciosa, un 18,3% menos. Además, el pasado año se presentaron 78 demandas de nulidad frente a las 100 presentadas en 2019.

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población a 1 de enero de 2020 se aprecia que el mayor número por cada 10.000 habitantes se dio en Canarias, con 23,6 por cada 10.000. Le siguen la Comunidad Valenciana, con 23,5; Islas Baleares y Murcia, con 22,4; Andalucía, con 21,4; Cataluña, con 20,6; Cantabria, con 20,4 y Asturias, con 20,2. Todas ellas superaron la media nacional, que fue de 20. Las comunidades autónomas que se situaron por debajo de esa media fueron Castilla y León, con 16,4 por cada 10.000 habitantes; País Vasco, con 16,8; y Aragón, con 16,9.

Por otro lado, de los datos se desprende que en 2020 también se produjo un descenso de las demandas de modificación de medidas matrimoniales. En concreto, se presentaron 11.329 consensuadas, un 6,9% menos que el año anterior; y 30.070 no consensuadas, un 14% menos que en 2019. Mientras, crecieron las demandas de medidas de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, que sumaron 21.236, un 7,7% más respecto al ejercicio anterior. Si bien, las no consensuadas (25.184), experimentaron una reducción interanual del 11,2%.

Más demandas de divorcio consensuado en el cuarto trimestre

Atendiendo solo al cuarto trimestre de 2020, el número de demandas de disolución matrimonial, separaciones y divorcios, se redujo en un 2,7% respecto al mismo trimestre de 2019. Durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2020, salvo para las de divorcio de mutuo acuerdo, las demandas presentadas de disolución matrimonial disminuyeron en relación con el ejercicio anterior. En concreto, se presentaron 16.883 demandas de divorcio consensuado, un 1,8% más que las presentadas en el mismo trimestre de 2019, y 10.727 demandas de divorcio no consensuado, que bajaron un 8,8%.

Por lo que respecta a las demandas de separación, las consensuadas, de las que se presentaron 808, disminuyeron un 1,9% respecto al mismo trimestre del año anterior, y las 361 no consensuadas representaron un 9,1% menos. Además, hubo 22 demandas de nulidad, un 26,7% menos que las presentadas en el cuarto trimestre de 2019.

Por comunidades autónomas, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes en el último trimestre de 2020 se produjo en la Comunidad Valenciana, con una tasa media de 7. Le siguieron Islas Baleares, con 6,8; Canarias, con 6,6; Murcia, con 6,5; Cataluña, con 6,3; y Andalucía, Asturias y La Rioja, con 6,2. Todas ellas superaron la media nacional, que fue de 6,1. Por debajo se situaron Aragón, con una tasa media de 4,6; Castilla y León, con 4,9; y Extremadura, con 5.

La reducción del cuarto trimestre sigue a un aumento de demandas de separación y divorcio del 16,6% en el tercero, un repunte tras la bajada de más de un 40% durante el segundo trimestre, marcado por el confinamiento y la paralización de procesos judiciales por la covid-19.

Leave a Reply