Las noticias

Las muertes en las residencias catalanas se disparan tras registrar 338 fallecidos desde el fin de semana

Efectivos del UME trabajan en la desinfección de la residencia Los Sauces, de Sant Boi del Llobregat (Barcelona)Efectivos del UME trabajan en la desinfección de la residencia Los Sauces, de Sant Boi del Llobregat (Barcelona)Alejandro García / EFE

La crisis del coronavirus ha puesto contra las cuerdas a las residencias catalanas, hostigadas por una enfermedad, la Covid-19, que deja ya 909 ancianos fallecidos —338 desde el pasado viernes— y más de 1.700 casos positivos en los centros de mayores. Desde el 24 de marzo, las residencias tienen la obligación de reportar su situación —recursos disponibles, residentes y enfermos— a las autoridades, pero no todas lo hacen. El Departamento de Asuntos Sociales admite que 31 residencias no han informado nunca de su situación. El Govern lleva desde el pasado jueves intentando comunicarse con ellas.

De las 1.073 residencias que hay en Cataluña, 59 no han respondido nunca a los cuestionarios que envía Asuntos Sociales para conocer el estado de los centros a propósito de la epidemia de coronavirus. “28 centros tienen algún motivo para no responder, la mayoría porque responden conjuntamente con otros centros porque los dos recursos comparten profesionales, espacios, gestora, etc.”, señala una portavoz de Asuntos Sociales. Los otros 31, sin embargo, se desconoce el motivo por el que no informan de su situación. “Los estamos llamando uno por uno desde el jueves para incorporarlos a la dinámica diaria de responder al formulario, explicar cómo hacerlo, resolver dudas… Poco a poco, se han de ampliar [las notificaciones que recibe Asuntos Sociales]”, agrega esta portavoz.

El Govern desplegó ya a partir del 11 de marzo un aplicativo para que las residencias reportasen su situación. “Todas las residencias tuvieron un correo electrónico avisándoles. Es cierto que el grado de respuesta fue un camino progresivo. Hay residencias que no están encuadradas en asociaciones o patronales y que tienen dificultades para estar conectadas con el sistema sanitario y social”, justificaba el pasado viernes el secretario de Asuntos Sociales, Francesc Iglesias. La Fiscalía ha abierto diligencias en, al menos, una veintena de casos para supervisar las actuaciones en las residencias.

Para sortear las críticas por la gestión de la emergencia en las residencias, el consejero de Asuntos Sociales, Chakir El Homrani, anunció ayer la apertura de seis albergues para personal geriátrico para “alojarse, descansar o confinarse”. La patronal de residencias CEAP, reclamó ayer “acceso inmediato” a los test de diagnóstico y al material de protección para los profesionales.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, también ha abierto una investigación de oficio para analizar la gestión de la Administración en la gestión de las residencias. Ribó critica la falta de un liderazgo “firme y claro desde el inicio” por parte del Govern y la necesidad de “transparencia absoluta” para rendir cuentas. El Sindic pidió ayer que la información y los datos sean “claros, actualizados y transparentes” para analizar y conocer el alcance de la problemática.

Por su parte, en Barcelona, la alcaldesa Ada Colau cuantificó ayer en 750 los ancianos residentes que habría que trasladar fuera de estos centros porque tienen síntomas de Covid-19. La alcaldesa desmintió así a la Generalitat, que había cifrado, dijo, en 129 las personas mayores trasladadas en Barcelona. Colau insistió en su ofrecimiento de equipamientos para albergar a estos residentes, afirmó que alguno está listo para ser utilizado e incluso se refirió a los pabellones habilitados como hospitales o de hoteles medicalizados.

A propósito de la desinfección de las residencias, en la que han participado hasta efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, el jefe de los bomberos de Barcelona, Sebastià Massagué, explicó que cuando son requeridos para acudir a limpiar residencias, los centros les facilitan planos a partir de los que elaboran un plan logístico la noche antes de entrar a desinfectar. “Se actúa habitación por habitación, para no ubicar en un mismo espacio a ancianos enfermos y no enfermos: se ubica en espacios diáfanos a los enfermos mientras se limpian sus habitaciones”, señaló. Massagué también afirmó que no han tenido que hacer traslados urgentes de ancianos a hospitales. Y sobre las personas mayores que encuentran fallecidas solas en su casa, dijo que no han detectado ningún aumento.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

Leave a Reply