Las noticias

Las matriculaciones de coches en la UE caen a menos de la mitad en marzo por el coronavirus

Entrada a un concesionario en Colmenar Viejo.Entrada a un concesionario en Colmenar Viejo.SANTI BURGOS / EL PAÍS

Las matriculaciones de coches (turismos y todoterrenos) en la UE se desplomaron un 55,1% en el mes de marzo, pasando de 1,26 millones de vehículos a 567.308, según ha informado este viernes la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA, por sus siglas en inglés). El retroceso fue mayor en los grandes mercados, que a su vez son los más golpeados por el avance del coronavirus, con caídas del 85% en Italia, el 72% en Francia o el 69% en España. Con el avance de la pandemia de covid-19, la inmensa mayoría de los concesionarios europeos han permanecido cerrados durante la segunda mitad del mes, lo que permite pronosticar un abril aún mucho peor.

Según ha informado la asociación europea de fabricantes, que califica de “dramática” la caída de las matriculaciones, “con las medidas de confinamiento en vigor en la mayor parte de los mercados desde mediados de mes, la inmensa mayoría de los concesionarios estuvieron cerrados durante la segunda mitad de marzo”. Así, se vendieron algo menos de 600.000 unidades, frente a los 1,26 millones del mismo periodo del año anterior.

Si se amplía la fotografía incluyendo a todo el continente, no solo a los 27 países de la UE, la imagen no cambia demasiado. Incorporando las de Reino Unido, Islandia, Noruega y Suiza, se matricularon 853.077 coches, una reducción del 51,8% frente a los 1,77 millones de un año antes.

Así, los datos del primer trimestre arrojan comparaciones muy negativas frente al mismo periodo de 2019. En la UE, en los tres primeros meses se pusieron en la calle 2,48 millones de coches, frente a los 3,33 del primer tramo de 2019, un 25,6% menos. El desplome de marzo del 55% se ha venido a sumar a las caídas del 7,5% y 7,4% registradas en los dos primeros meses.

En todos los mercados europeos se registraron caídas de las matriculaciones, con Italia a la cabeza. El país que más fallecidos ha sufrido por la pandemia y el que registró los primeros casos matriculó en marzo 28.326 coches, un 85,4% menos que en marzo de 2019, con lo que las cifras trimestrales arrojan una caída del 35%, la mayor del continente. Por detrás se sitúa Francia, con una reducción en marzo del 72,2%, hasta 62.668 unidades, y un 34,1% en el trimestre. A continuación, España, con una reducción mensual del 69,3% y trimestral del 31%. En Reino Unido, uno de los países que más tarde decretó el confinamiento de su población, las ventas cayeron un 44,4%, hasta 254.684 unidades, mientras que Alemania perdió un 37,7% en marzo.

El país con la menor caída es Finlandia, con un 0,9%, mientras el que ha mantenido unas medidas de confinamiento más relajadas, Suecia, redujo sus matriculaciones en marzo un 8,6%. Apenas Chipre y Lituania crecen ligeramente en el primer cuarto del año.

Tampoco las marcas arrojan datos positivos. Volkswagen, la marca más vendida, colocó en la calle 98.219 turismos y todoterrenos, un 47,5% menos. Le siguió Mercedes-Benz, con 55.473 unidades (-36,8%) y BMW, con 55.041 unidades (-40,5%). Audi, con 51.398 unidades (-43,8%) y Yoyota, con 48.254 unidades (-36,6%), completaron las cinco primeras posiciones.

Planes de apertura

Además de los concesionarios, que se han mantenido cerrados, la caída de la demanda ha provocado también la paralización de casi todas las plantas de producción, que poco a poco, a medida que los países van conteniendo el brote, comienzan a planear aperturas. Por ejemplo, los trabajadores del primer turno de la factoría de Renault de Sevilla, en la que se fabrican las cajas de cambio, han vuelto al trabajo este viernes dentro del calendario puesto en marcha por la dirección para recuperar la actividad tras la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por la crisis del coronavirus, entre medidas de seguridad como el uso de mascarillas y la toma de temperatura.

También la planta del Grupo PSA en Vigo ha elaborado un protocolo de medidas de prevención con vistas al reinicio gradual de su actividad, que aún no tiene una fecha definida. El protocolo incluye cámaras termográficas en los accesos para tomar la temperatura a los 7.000 empleados, o el reparto de mascarillas. El protocolo ha sido calificado de “riguroso y exigente” por su responsable de recursos humanos, Pedro María Rodríguez.

Además, la dirección de la fábrica ha accedido a englobar en el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que negocia con los sindicatos también al personal indefinido con contratos a tiempo parcial, según han fuentes de la compañía. Hasta ahora solo contemplaba incluir al personal fijo a jornada completa.

También la planta de Nissan en Los Corrales de Buelna (Cantabria) retomará la actividad industrial el próximo 27 de abril, con un pequeño porcentaje de plantilla que operará dos líneas de fundición para atender los pocos pedidos que se espera que lleguen para esa fecha.

La estadounidense Ford, por su parte, ha informado de que “probablemente” reanude la actividad en Alemania el 4 de mayo.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply