Las noticias

Las diez mujeres más ricas del mundo y Sandra Ortega

Una vez más la revista Forbes ha vuelto a actualizar su lista de las personas más ricas del mundo. Entre las mujeres hay herederas y empresarias, muchas de ellas dedicadas actualmente a la filantropía. En la lista de las diez más adineradas se hay estadounidenses, chinas, alemanas y australianas. La española más poderosa es Sandra Ortega, hija de Amancio Ortega, que se encuentra entre las 30 primeras con una fortuna que supera los 5.400 millones de euros.

Alice Walton

Aunque su ingente fortuna, 54.400 millones de dólares (más de 49.000 millones de euros), depende del imperio que fundó su padre —Sam Walton, creador de los supermercados Walmart— Alice Walton no ejerce ningún cargo en la compañía. Sí que lo hacen sus hermanos Rob y Jim. Esta mujer, de 70 años, ha dedicado su vida a la colección de arte y en 2011 inauguró el museo de arte americano Crystal Bridges, en Bentonville (Arkansas, EE UU), donde se muestran obras de Andy Warhol, Norman Rockwell y Mark Rothko, entre otros artistas. No es la primera vez que se corona como la mujer más rica del mundo, pues ya lo hizo en 2004, y ha recuperado este puesto después de un año en el que su patrimonio ha aumentado un 23%. A través de la fundación familiar, dirige un programa para recaudar 300 millones de dólares (más de 273 millones de euros) que se invertirán en escuelas estadounidenses.

Françoise Bettencourt Meyers

La heredera de L’Oréal, Françoise Bettencourt Meyers, fue la mujer más rica en 2019, pero su fortuna se ha reducido en 400 millones de dólares (364 millones de euros) debido, en parte, a que en la primera quincena de marzo las acciones de la empresa han caído un 12% como consecuencia de la crisis del coronavirus. La nieta de Eugène Schueller, fundador de la compañía, forma parte de la junta directiva desde 1997 y dispone de un patrimonio de 48.900 millones de dólares (44.500 millones de euros). A sus 66 años es la presidenta de la fundación familiar que apoya proyectos artísticos y científicos: donaron 226 millones de dólares (206 millones de euros) para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame tras el incendio del año pasado y ahora L’Oréal está fabricando geles hidroalcohólicos para hospitales y residencias.

Julia Koch

Para Julia Koch, heredera de Koch Industries, esta es su primera incursión en la lista de Forbes. Su esposo, David Koch, falleció el pasado agosto a los 79 años, por lo que ella y sus hijos poseen el 42% de las acciones de la multinacional, lo que le permite tener 38.200 millones de dólares (casi 35.000 millones de euros). La pareja contrajo matrimonio en 1996, en la mansión del magnate en Southampton, el lugar de veraneo preferido de los pudientes neoyorquinos. Ella, 22 años más joven, fue la que despertó su interés por el arte y le llevó la agenda social. La puerta al exclusivo mundo de los millonarios se la abrió el diseñador Adolfo, para quien Julia Flesher (su nombre de soltera) trabajó como asistente.

MacKenzie Bezos

Su exmarido, Jeff Bezos, fundador de Amazon, es el hombre más rico del planeta, a pesar del costoso divorcio que permite a Mackenzie Bezos disfrutar de 36.600 millones de dólares (más de 31.300 millones de euros) y llevar el título de cuarta mujer más rica. Desde entonces ha decidido dejar su propia huella en el ámbito filantrópico y ha estampado su firma en Giving Pledge, la iniciativa que lideran desde hace más de una década el gurú tecnológico Bill Gates y el inversor Warren Buffett, que les compromete a donar en vida la mayor parte de sus fortunas. Una acción de la que no forma parte su exmarido, del que se divorció oficialmente el pasado mes de julio.

Jacqueline Mars

Durante dos décadas trabajando en Mars, Incorporated, una compañía estadounidense de dulces y alimentos para mascotas, Jacqueline Mars ahora, con 80 años, se dedica a la filantropía y es miembro de la junta directiva de los Archivos Nacionales Americanos y el Smithsonian, institución de museos y centros de investigación. La nieta de Franklin Clarence Mars, fundador de la empresa, ha cosechado una fortuna de 24.700 millones de dólares (más de 22.500 millones de euros) y es dueña de un establo con caballos montados por medallistas olímpicos.

Yang Huiyan

Con solo 38 años, Yang Huiyan se posiciona como una de las diez mujeres más ricas del mundo y la más poderosa de Asia con 20.300 millones de dólares (algo más de 18.500 millones de euros). Es dueña del 57% de Country Garden, una empresa china de desarrollo inmobiliario, siendo su accionista mayoritaria después de que le fuese transferida la participación de su padre, Yang Guoqiang, en 2007. La compañía instaló máquinas expendedoras de comidas en Wuhan, epicentro del coronavirus, para sustentar a los trabajadores sanitarios.

Susanne Klatten

La crisis del coronavirus también pasa factura al sector automovilístico y eso lo ha notado Susanne Klatten, heredera de BMW, cuya fortuna ha disminuido un 20% en un año; las acciones de la compañía han caído un 24% en las dos primeras semanas de marzo. Aún así, Klatten, de 57 años, amasa una fortuna de 16.800 millones de dólares (más de 15.300 millones de euros) y es propietaria también de Altana, una empresa química. Madre de tres hijos y con una vida discreta, su nombre saltó a la prensa en 2009 a raíz de ser chantajeada por su amante, un gigoló suizo que la amenazó con publicar material que confirmaba su relación. Él fue sentenciado a seis años de prisión.

Laurene Powell Jobs

La viuda del fundador de Apple, Steve Jobs —fallecido en 2011 por un paro respiratorio debido al cáncer de páncreas que le fue diagnosticado siete años antes—, posee una fortuna de 16.400 millones de dólares (casi 15.000 millones de euros). Laurene Powell Jobs dirige Emerson Collective, una organización que fundó en 2016 centrada en temas sociales como la educación y la migración. De hecho, es donante habitual del Partido Demócrata, muy crítica con las políticas migratorias de Donald Trump y ha apoyado diversos proyectos sociales. Su fortuna se ha reducido 2.200 millones de dólares (algo más de 2.000 millones de euros) con respecto al año pasado debido a una disminución en el precio de las acciones de Disney y a que Forbes ha tenido a su disposición mejores datos sobre su riqueza.

Zhong Huijuan

Mientras unas fortunas descienden por la crisis del coronavirus, otras aumentan, como la de Zhong Huijuan, presidenta de Hansoh Pharmaceutical. El valor de las acciones de la compañía farmacéutica creció un 10% entre enero y marzo, cuando China era el principal foco de la pandemia. Esta empresaria de 59 años, casada con el presidente de otra farmacéutica china, posee un patrimonio de 14.600 millones de dólares (más de 13.300 millones de euros).

Gina Rinehart

En 2012 llegó a ser la mujer más rica del mundo, pero ahora Gina Rinehart debe conformarse con el décimo puesto. Aunque es la mujer más poderosa de Australia con una fortuna de 13.100 millones de dólares (cerca de los 12.000 millones de euros). Dirige desde 1992 Hancock Prospecting, una empresa de exploración y extracción de minerales fundada por su padre, Lang Hancock. Durante el último año ha perdido 2.000 millones de dólares (más de 1.8000 millones de euros), especialmente por la crisis del coronavirus.

Sandra Ortega

La hija mayor de Amancio Ortega, fundador de Inditex, se encuentra entre las 30 mujeres más ricas del mundo. Concretamente se sitúa en el puesto número 29; y en el 293 si se tiene en cuenta también a los hombres en la lista de los más poderosos. Sandra Ortega, la menos mediática de sus hermanos, cuenta con una fortuna de más de 5.400 millones de euros. Con la llegada de la Covid-19 a España, Ortega ha proporcionado mascarillas y batas contra la pandemia a título personal a través de la Fundación Paideia Galiza que creó y presidió su madre, Rosalía de Mera, y ahora dirige ella. Tiene 52 años y es madre de tres hijos. Lleva en A Coruña una vida sencilla dedicada a la presidencia de la fundación que creó su madre porque cuando sus padres se separaron ella apostó por seguir al lado de ella. Siete años después de haberla perdido continúa fielmente la obra iniciada por su progenitora.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply