Lo último

Las debilidades de la economía

Leía las palabras de la ministra de Trabajo pidiendo a las empresas que sean “ejemplares” y argumentado que “no es necesario despedir a nadie”. Me pregunto en qué realidad viven nuestros políticos. ¿De quién están hablando? De las grandes empresas que tienen gabinetes de crisis y bufetes con los mejores abogados, o bien de las pymes, que hemos estado pidiendo un ERTE que no se sabe si nos darán y que si en el momento en que todo sea insostenible no podremos despedir a la plantilla para salvar el negocio.

Laura Llorens Bazán. Vilassar de Dalt (Barcelona)


Al igual que ocurriera con la crisis económica de 2008, esta vuelve a golpear al eslabón más débil de la cadena empresarial, los autónomos. Sin ingresos, no hay prórrogas ni préstamos sin intereses que sirvan para paliar las consecuencias de la pandemia. ¿Tanto cuesta entender que los emprendedores no sobrevivirán sin ayuda? La suspensión de cuotas e impuestos durante el tiempo que estén obligados a detener su actividad no tendría que ser una quimera. Los que tienen trabajadores a su cargo siguen pagando, además, su cotización a la Seguridad Social durante el ERTE.

María Ibarra López. Almería


Algún banco dice que no se pondrán de perfil ante el reto del coronavirus. No sé qué significa eso exactamente. A mí, jubilado reciente, me han sorprendido con una comisión mensual de seis euros en la cuenta donde me ingresan la pensión. Me dicen que no me la cobrarían si utilizo una tarjeta de crédito, no la de débito, no sé cuántas veces al mes. No tienen en consideración ni el montante de mi cuenta corriente ni el tener una pequeña cantidad de dinero en un fondo de inversión con ellos. En fin, no solo hay que luchar contra el coronavirus, sino también contra otros depredadores.

Mariano S. Sánchez. Madrid


Me gustaría denunciar la actitud de la banca durante esta crisis. Soy propietario de una pyme en grandes apuros, para el que los avales del Gobierno son el único salvavidas. Pero mi banco, que sabe que no puedo ir a otra entidad bancaria a solicitarlo (salvo que previamente ya fuera cliente, por imperativo del decreto), me pide que avale el crédito con mis bienes personales. Se están lucrando a nuestra costa… una vez más.

Javier Beltrán. Barcelona

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply