Las noticias

Las cárceles permitirán las visitas en locutorios a los presos en el inicio de la desescalada

Un cartel indica la dirección a la entrada de la cárcel de Valdemoro, en Madrid.Un cartel indica la dirección a la entrada de la cárcel de Valdemoro, en Madrid.Jesús Hellín / Europa Press

El inicio de la desescalada también tendrá su reflejo en las cárceles españolas, sometidas a estrictas medidas de aislamiento desde el estallido de la crisis sanitaria. Instituciones Penitenciarias permitirá que vuelva a haber visitas de las familias a los presos, aunque por ahora solo a través de los locutorios con mamparas de las prisiones, según informó este lunes el director de Ejecución Penal, Javier Nistal, a los representantes sindicales de los trabajadores en una reunión por videoconferencia en la que también participó el máximo responsable de Prisiones, Ángel Luis Ortiz. Nistal detalló que estas comunicaciones se podrán hacer seis días a la semana, quedando el séptimo para realizar tareas de desinfección de los locutorios, según detallan a EL PAÍS varios asistentes al encuentro. Los que seguirán estando prohibidas, por ahora, son las llamadas comunicaciones familiares, de convivencia e íntimas (conocidas como vis a vis), ya que en ellas existe contacto físico entre los reclusos y sus allegados.

La primera fase de la desescalada en las prisiones permitirá también disfrutar de permisos de salida a aquellos reclusos a los se les había concedido con anterioridad al decreto del estado de alarma y que, hasta ahora, no lo había podido disfrutar para minimizar el riesgo de contagio de la covid-19 dentro de las cárceles. Eso sí, el recluso no podrá abandonar la provincia en la que está el centro penitenciario y, a la vuelta del mismo, deberá permanecer los 14 días de cuarentena en el módulo de ingresos de prisiones. Además, Interior retomará algunos traslados de presos entre centros penitenciarios. En concreto, los ordenados por las autoridades judiciales, los necesarios por razones médicas y aquellos que afecten a internos que han provocado “incidentes regimentales graves” dentro de prisión. La Guardia Civil, responsable de estos traslados, utilizará un mayor número de vehículos para que en el interior de los mismo se mantenga la distancia de seguridad sanitaria entre presos. Después de cada uso, los furgones serán desinfectados.

También se incrementarán paulatinamente la actividad en los talleres productivos, que nunca se suspendió en su totalidad pese al aislamiento. Así, además de los talleres propios de las cárceles, desde hace un mes se ha ido reiniciando la actividad en aquellos en los que trabajan presos para empresas privadas. Hasta la fecha, ya han vuelto a estar activos 45 de los 109 existentes con un máximo del 30% de los presos que trabajan en ellos. En total, se han reincorporado a la actividad laboral 580 de los cerca de 2.800 reclusos destinados en los mismos. En los próximos días está previsto que esta cifra se incremente con la reapertura de más talleres productivos.

Los responsables de Instituciones Penitenciarias anticiparon a los representantes de los trabajadores que las nuevas medidas de desescalada, que tildaron de “prudentes”, se aplicarán antes en aquellos centros penitenciarios ubicados en cárceles que hayan superado la fase 0 del desconfinamiento. Fuentes penitenciarias añaden que las medidas no solo afectarán a las prisiones dependientes del Ministerio del Interior, sino también a las gestionadas por la Generalitat de Cataluña, única comunidad que tiene competencias penitenciarias.

Los sindicatos han recibido con recelo algunas de las nuevas medidas. Acaip-UGT, el mayoritario entre los funcionarios de prisiones, ha insistido a Interior en que la desescalada en las cárceles sea “más lenta” de la que ha marcado el Gobierno para las provincias. También pide que en las visitas a los presos, el locutorio solo puedas estar ocupado por un familiar que, además, debe residir en la misma provincia en la que se ubica la cárcel y usar mascarilla de manera obligatoria. También reclama que a los presos que salgan de permiso se les someta a un test de coronavirus tanto a la salida como a la vuelta de prisión. Además exige reforzar las medidas de protección para los trabajadores penitenciarios.

Por su parte, la CSIF reclama que las comunicaciones en locutorio con los presos tanto de los familiares como de los abogados se retrasen hasta que la provincia en la que se encuentra la cárcel haya entrado en la fase 2 de desescalada fijada por el Ministerio de Sanidad. En el caso de los encuentros vis a vis, exige que se pospongan hasta que “no se recupere la normalidad”. Este sindicato también pide retrasar el disfrute de los permisos de salida, en este caso hasta que la provincia se encuentre en la fase 3 de la desescalada.

Interior informó a finales de abril en una nota de prensa de que el impacto de la pandemia en las cárceles era cuatro veces inferior al impacto en la población general. El número de positivos total entre la población reclusa era, hasta este domingo, de 60 en una población de 50.800 internos, lo que supone una tasa de algo más de uno por cada mil internos, mientras que entre la población general esa tasa es de 4,3 positivos por cada mil habitantes. Hasta ahora se han producido seis fallecimientos por coronavirus en el ámbito penitenciario (dos reclusos y cuatro funcionarios). Además, Instituciones Penitenciarias tenía confirmados 318 contagios (258 trabajadores y 60 internos), de los cuales 158 ya han recibido el alta médica (144 trabajadores y 14 internos), según datos oficiales de Instituciones Penitenciarias.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply