Las noticias

La Vuelta a España se disputará del 20 de octubre al 8 de noviembre, coincidiendo unos días con el Giro de Italia

Una etapa de Vuelta ciclista a España, en Santander. EUROPA PRESS (Foto de ARCHIVO) 06/09/2014Una etapa de Vuelta ciclista a España, en Santander. EUROPA PRESS (Foto de ARCHIVO) 06/09/2014 / Europa Press

Escribía Delibes que lo que más le emocionó cuando aprendió a andar en bicicleta fue la sensación de haber descubierto la libertad, y, al mismo tiempo, añadía moralizante, cuando tuve que frenar para bajarme y no sabía, descubrí los límites de la libertad, hay que saber arrancar y hay que saber frenar, y conocer los límites, y algo parecido le espetó el sábado pasado un agente policial a Alejandro Valverde cuando le detuvo por haberse salido 300 metros del límite del término municipal de Murcia el día que recuperó la libertad de andar en bicicleta por la carretera.

Le ocurrió al mejor ciclista español volviendo después de una salida de tres horas, su primera salida a la carretera después de mes y medio de confinamiento y rodillo en su casa, en una urbanización a las afueras de Murcia. Y volviendo a ella debió atravesó por una rotonda que pertenece al vecino término municipal de Santomera, donde estaban apostados los agentes. La propuesta de sanción no llegó hasta el final, pero tampoco le importaría mucho a Valverde, comparado el freno con la sensación de volver a entrenar al aire libre, un placer aumentado desde el lunes, cuando para los ciclistas del pelotón profesional como él, y como el centenar más que vive en el resto de España, el único límite para sus entrenamientos pasó a ser los confines provinciales y el hacerlo solos, no más cerca de 10 metros de otros compañeros, y multiplicado el martes al comenzar la tarde cuando la Unión Ciclista Internacional (UCI) hizo oficial el nuevo calendario de 2020, con todas las grandes pruebas comprimidas en 100 días (de agosto a mediados de noviembre) y un interrogante adosado: las competiciones tendrán lugar siempre que lo permitan las disposiciones de los diferentes países en relación con la pandemia del coronavirus, y de la manera en que las autoridades sanitarias decidan.

El Tour se intentará correr del 29 de agosto al 20 de septiembre. Y, aseguran los organizadores, se correrá lo más normal posible, con público y con animación, aunque intentando limitar al mínimo las miles de personas que se mueven diariamente con la carrera. La ministra de Deportes de Francia, Roxana Maracineanu, les ha advertido, de todas maneras, que tendrían que quizás disputarlo limitando el público, como a puerta cerrada. El 27 de septiembre se correría el Mundial de Suiza y una semana más tarde, el 3 de octubre, comenzaría el Giro. Coincidiendo con el Giro (del 3 al 25 de octubre) se disputarían las grandes clásicas del norte y las primeras etapas de la Vuelta (20 de octubre a 8 de noviembre), que comenzaría un martes y se extendería durante 18 etapas, y no las 21 habituales.

El nuevo calendario, tan comprimido, dará ventaja a la Vuelta sobre el Giro a la hora de asegurarse la participación de las grandes figuras (Froome, Bernal, Alaphilippe, Pinot…) que disputen el Tour y deparará un superdomingo ciclista el 25 de octubre, justo el día de cambio de hora invernal, en el que coincidirían la última etapa del Giro (una contrarreloj en Milán en la que quizás se decida la maglia rosa), la París-Roubaix, la reina de las clásicas, y la etapa reina de la Vuelta, con final en la cima del Tourmalet.

Los 48 profesionales de todo el mundo que residen en Andorra (muchos de ellos, españoles) tendrán más limitaciones que los que vivan en España en la Fase 0 de la desescalada. Saldrán, mitad y mitad, en días alternos, y solo se podrán entrenar durante dos horas, y sin compañía, en la subida a Ordino.

“Para los ciclistas, salir de los rodillos ya supuso un subidón, y más hacerlo en un fin de semana de buen tiempo y de ebullición de la primavera”, considera Eusebio Unzue, el responsable del Movistar, el equipo de Valverde y el único equipo español en el WorldTour. “Pero que ya tengan un calendario delante de sus ojos ya significa mucho. Psicológicamente es fundamental un calendario, que crean que todo lo que han sufrido tiene una recompensa…”

Para el Tour, la prueba que a todos les quita el sueño, quedan casi cuatro meses, un plazo que los entrenadores de los equipos consideran más que suficiente. Durante el mes de mayo, explican los responsables del Movistar, la preparación será general, y ya en junio comenzará con trabajos más específicos. La posibilidad de efectuar concentraciones en altitud, las habituales de Sierra Nevada o el Teide, están más en el aire, y calculan que como muy pronto, hasta mediados de julio no serán posibles.

Pruebas más importantes del nuevo calendario ciclista:

1 de agosto Strade Bianche (Italia)

5 a 9 de agosto Vuelta a Polonia

8 de agosto Milán-San Remo (Italia)

12 a 16 de agosto Dauphiné (Francia)

23 de agosto Campeonatos nacionales (el de España, en Jaén)

25 de agosto GP Plouay (Francia)

29 de agosto a 20 de septiembre Tour de Francia

7 a 14 de septiembre Tirreno-Adriático (Italia)

27 de septiembre Mundial (Suiza)

29 de septiembre a 3 de octubre Tour del Benelux

30 de septiembre Flecha Valona (Bélgica)

3 a 25 de octubre Giro de Italia

4 de octubre Lieja (Bélgica)

10 de octubre Amstel (Holanda)

11 de octubre Gante-Wevelgem (Bélgica)

14 de octubre A Través de Flandes (Bélgica)

18 de octubre Tour de Flandes (Bélgica)

20 de octubre a 8 de noviembre Vuelta a España

25 de octubre París-Roubaix (Francia)

14 de noviembre Lombardía (Italia)

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply