Las noticias

La vida de Georgina Rodríguez, de camarera a ‘influencer’ y pareja de Cristiano Ronaldo, un guion para Netflix

Georgina Rodríguez protagonizará su propio programa de telerrealidad en Netflix para relatar ante las cámaras cómo es su vida cotidiana. La plataforma de televisión ha señalado que la idea es mostrar “un retrato profundo y emotivo de la mujer que hay detrás de las fotos, los stories y los grandes titulares”. La pareja de Cristiano Ronaldo, que vive en Turín con el futbolista, irá revelando frente a los focos todos los aspectos de su vida, desde la parte más pública y conocida hasta la más personal, según ha adelantado la cadena.

Más información

Las grabaciones han comenzado hace unas semanas, pero aún no se conocen muchos detalles del proyecto ni cuándo se estrenará. Tampoco se sabe si el programa contará con la presencia de Cristiano Ronaldo, pero es probable que Rodríguez repase su pasado y cómo conoció al futbolista cuando trabajaba como dependienta en una tienda de Gucci en Madrid en 2016. La modelo e influencer, que tiene más de 24 millones de seguidores en las redes, desveló su nuevo proyecto en su perfil de Instagram. “Felicidades cariño! Muy orgulloso por ti!” comentó el jugador de la Juventus en la publicación.

En la actualidad ambos comparten imágenes y detalles de su vida en sus redes sociales y la popularidad de ella ha ido en aumento, pero cuando comenzaron su relación apenas se conocían detalles de Rodríguez. Aunque Georgina no se prodiga por los platós de televisión y tampoco concede apenas entrevistas personales, aunque sí más que al principio, no es la primera vez que se pone ante las cámaras. Ya participó en el concurso televisivo Mask Singer en España, y cantó bajo un disfraz para no ser identificada en un primer momento, según la dinámica del programa. Pese a que Rodríguez se definde a sí misma de modelo, en el par de minutos en los que estuvo en el plató se la identificó por dos cuestiones: como influencer, gracias a sus millones de seguidores en redes sociales, y como pareja de Cristiano Ronaldo, junto a quien aparecía en las imágenes.

En Italia ha participado como copresentadora en el popular festival de Sanremo. Allí Rodríguez, que ha estudiado danza en Jaca, se atrevió a entonar una canción y sorprendió al público y a Cristiano Ronaldo que observaba desde los primeros asientos, bailando un tango. En otra ocasión, la modelo acudió a la gala de premios MTV y fue la encargada de entregarle un galardón a la cantante española Rosalía. En ese momento también estuvo acompañada por el futbolista.

Rodríguez tiene una hija de casi tres años, Alana Martina, con Cristiano Ronaldo. Además de la pequeña, el futbolista tiene otros tres hijos, Cristiano Jr., de 10 años, y los mellizos Eva y Mateo, nacidos por un vientre de alquiler pocos meses antes que Alana. Viven en Turín, donde Georgina se ha convertido en una pequeña estrella local, acudiendo a inauguraciones y festivales como el de Venecia y otros eventos a los que acude tanto sola como de la mano de Ronaldo.

Georgina Rodríguez también se ha estrenado recientemente como empresaria, con una nueva página web en la que vende ropa deportiva. El coste de cada pieza ronda los 100 euros, algo que encaja dentro del precio de una colección de lujo de este estilo. La primera colección de moda que sacó voló enseguida de las estanterías virtuales, pero anunció que estaba trabajando para presentar nuevos diseños. También creó un perfil de Instagram para su marca, que en poco tiempo ha conseguido miles de seguidores.

En su perfil personal de Instagram, Rodríguez promociona además firmas de ropa, en su mayoría, ya sea de marcas de prendas deportivas, lencería o de trajes de baño, pero también de colchones o de suplementos alimenticios. También demuestra de cuando en cuando su vertiente solidaria, como la colaboración que hizo la pasada Navidad con la fundación Nuevo Futuro, que ayuda a niños y jóvenes sin hogar.

Georgina Rodríguez nació en Argentina, la ciudad de la que era su padre, y poco después la familia se trasladó a Murcia, de donde era su madre. Siempre ha tenido una vinculación especial con el baile, una actividad que la inculcó mucha disciplina. La modelo decidió salir de Jaca para buscarse la vida y fue entonces cuando tuvo su primer trabajo como camarera en Huesca. Allí aprovechó para ahorrar dinero y conseguir llegar a Madrid, algo que cumplió cuando tenía 19 años. Una vez en la capital, Georgina Rodríguez consiguió un trabajo como dependienta en Massimo Dutti, pero dejó durante cuatro meses su trabajo de dependienta para irse a Inglaterra a aprender inglés. A su regreso y ya como empleada de Gucci su vida comenzó a cambiar al conocer a Cristiano. Una vida que ahora convertida en guion llega a Netflix.

Leave a Reply