Las noticias

La última estatua de Franco que quedaba en España es retirada de las calles de Melilla

La última estatua del dictador Francisco Franco que quedaba en suelo español ha sido retirada este martes. Solo un día después de que la Asamblea de Melilla decidiera la eliminación del monumento los operarios de la Ciudad Autónoma han desmontado la estatua, ubicada en la entrada del puerto de la ciudad. La decisión fue aprobada este lunes por 14 votos a favor —los ocho de Coalición por Melilla, los cuatro del PSOE, uno de Ciudadanos y el del diputado no adscrito Jesús Delgado— la abstención de los diez diputados del Partido Popular y el voto en contra del parlamentario de Vox.

La estatua, realizada por el escultor Enrique Novo Álvarez, se erigió para rendir homenaje a Francisco Franco, que, como comandante de la Legión, contribuyó a la defensa de Melilla del ataque de los soldados de Abd el Krim durante la Guerra del Rif (1921), que enfrentó a varias tribus de esta región al norte de Marruecos con los protectorados español y francés. El monumento se instaló en 1978, tres años después de la muerte del dictador, y no ha estado exento de polémica. En 2005 se movió del lugar en el que se ubicó desde un inicio, el Paseo del General Macías, debido a unas obras, aunque fue recolocada días después en el pie de la Muralla Florentina. En esta ocasión la retirada será permanente.

El Gobierno de coalición de PSOE, Coalición por Melilla y Ciudadanos había mostrado su intención de retirar la estatua desde su acceso al cargo, en julio de 2019, pero no fue hasta el pasado 28 de enero cuando la Comisión de Educación, Cultura, Festejos e Igualdad de la Asamblea de Melilla aprobó la propuesta de retirar la estatua de Franco de la vía pública. En esa ocasión Vox se abstuvo, para obligar a que la cuestión pasara por el pleno, y el PP no votó. El 2 de febrero Vox declaró que se oponía “rotundamente” a la retirada de la estatua de Franco de Melilla defendiendo, en la misma línea que el expresidente Imbroda unos meses antes, que esa estatua representa al “comandante Franco” y no le afecta la Ley de Memoria Histórica, ya que conmemora la llegada de la Legión a la Ciudad Autónoma en la guerra contra Marruecos en el año 1921, permitiendo “mantener la ciudad de Melilla bajo el control de España”. Finalmente, este lunes se aprobó en el pleno de la Asamblea la retirada de la estatua, que se ha hecho efectiva este martes.

Leave a Reply