Deportes Las noticias

La UEFA carga contra la Superliga: “Los jugadores no podrán representar a sus selecciones”

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, en un sorteo en Ginebra en octubre.
El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, en un sorteo en Ginebra en octubre.HANDOUT / Reuters

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha cargado este lunes de manera contundente contra la nueva Superliga europea, cuya creación habían anunciado horas antes doce de los principales clubes del continente, liderados por el Real Madrid, la Juventus y el Manchester United: “La Superliga es un escupitajo en la cara del fútbol y de nuestra sociedad”, dijo después de la reunión de abril del Comité Ejecutivo del organismo europeo.

Ceferin, además, lanzó una amenaza concreta contra los futbolistas que participen en esta competición: “Los jugadores que jueguen en los equipos que puedan jugar en la Superliga no podrán representar a sus selecciones en ningún partido”, aseguró. Sin embargo, admitió que sus servicios jurídicos aún deben determinar cómo excluir tanto a los jugadores como a los equipos de sus competiciones. Algo que pretenden hacer “cuanto antes”.

El presidente del organismo europeo sostuvo en una comparecencia telemática ante un grupo de medios internacionales, entre los que se encontraba EL PAÍS, que la oposición al nuevo proyecto era abrumadora: “Todo el fútbol está unido, toda la sociedad, todos los gobiernos, porque el fútbol es parte de nuestra sociedad. Es una tontería de proyecto”, afirmó, y criticó la “codicia” de los 12 equipos rebeldes. “No quiero llamarles los 12 sucios”.

El Comité Ejecutivo de la UEFA tenía programada su reunión de abril para este lunes, y en su agenda figuraba que trataría un nuevo formato para la Champions League, que entraría en vigor a partir de la temporada 2024-25 y que había sido acordado con la Asociación Europea de Clubes (ECA), bajo la presidencia de Andrea Agnelli, también máximo mandatario de la Juventus.

Este formato contempla el aumento del número de clubes participantes de 32 a 36, además de un rediseño del formato de la competición, que permitirá que cada equipo juegue al menos 10 partidos, en lugar de los seis actuales de la fase de grupos. Esa división en ocho grupos de cuatro equipos para la fase inicial desaparece, en favor del conocido como sistema suizo. No todos los equipos juegan contra todos. Cada uno se enfrentaría a dos de su nivel (determinado por coeficientes), tres del siguiente, tres del penúltimo y dos del último. Cinco partidos en casa y cinco fuera, pero solo un enfrentamiento contra cada rival. De ahí sale una sola clasificación de la que los 16 primeros se cruzan para los octavos, cuartos, semifinales y final, con eliminatorias a doble partido.

Además del nuevo formato a partir de 2024, el Comité Ejecutivo debía tratar “la distribución financiera para el ciclo 2021-24″ de las competiciones masculinas de la UEFA, una de las razones por las que los clubes fundadores de la Superliga han puesto en marcha el proyecto: creen que deben recibir más ingresos de las competiciones europeas que los que actualmente les proporciona la UEFA. El nuevo modelo de Champions acordado por la UEFA y la ECA aumenta los ingresos de los clubes, pero los fundadores de la Superliga consideran que de manera insuficiente.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Leave a Reply