Las noticias

‘La Señora’, una de las fugitivas más buscadas por EE UU, tenía España como “país refugio”

Carmen Mireya Alarcón Rivera, fugitiva detenida por la Policía Nacional en Barcelona.
Carmen Mireya Alarcón Rivera, fugitiva detenida por la Policía Nacional en Barcelona.EL PAÍS

Carmen Mireya Alarcón Rivera, nacida en Ecuador hace 47 años, les dijo a los policías que se estaban equivocando. “Yo ni tan siquiera vivo en España, fui a recoger a mi marido con el abogado”. Se había desplazado hasta el aeropuerto de El Prat de Barcelona el pasado viernes para asistir a su esposo. Agentes de la Guardia Civil retenían al hombre, también ecuatoriano y procedente de Quito, después de que en uno de los puestos de control les saltara una alerta de una Orden Internacional de Detención (OID) emitida por el distrito Sur de California (EE UU). Dos días más tarde, y alertados de vuelta por las autoridades norteamericanas, agentes de la Policía Nacional localizaban en un piso del barrio barcelonés de Vilapiscina a La Señora, como todos conocen a “una de las fugitivas más buscadas” de América.

La Señora primero se mostró convencida de que aquello no iba con ella, sino con su marido. Y, después, sorprendida cuando le informaron de que también había una orden de detención internacional contra ella por, presuntamente, “formar parte de una organización criminal transnacional que pretendía introducir por vía marítima, a través de la ruta Ecuador-México, 3.400 kilogramos de cocaína procedentes de Colombia”. Así fue como pasó a compartir abogado con su esposo, acusado de lo mismo.

Fue precisamente la información facilitada por las autoridades españolas a los americanos en relación a la interceptación del marido, la que les puso sobre la pista de una de sus fugitivas más buscadas: “¿Y La Señora? ¿Tienen a “La Jefa”?, se apresuraron a preguntar los americanos a la policía española. Los agentes de la brigada de Fugitivos de Barcelona dedicaron el fin de semana a localizar a la mujer, que finalmente detuvieron en el piso del barrio barcelonés de Vilapicina, donde desde hace años residen sus hijos —dos, mayores de edad—, aunque figuraban otras dos residencias anteriores en Hospitalet a nombre de ella.

Carmen Mireya Alarcón llegó por primera vez a España en 2001. Trabajó por cuenta ajena durante años hasta que logró la nacionalidad española. A partir de ese momento, según los investigadores, comenzó a utilizar España como “país refugio”, mientras desarrollaba sus negocios en Ecuador. Allí aparece ligada a una gran empresa de “venta al por mayor y menor de productos de la pesca” llamada “Ecuador Negocios” y creada en agosto de 2012. Según las informaciones de los policías americanos: “Coordinaba el reabastecimiento, tanto de combustible como de otros suministros, a los barcos cargados con la droga que navegaban sin bandera o a embarcaciones pesqueras, entre las que se incluía un navío de su propiedad. Además, informaba de las salidas de estos y de las ubicaciones de los puntos de abastecimiento”.

Leave a Reply