Las noticias

La segunda vida de los planes de recolocación

Los planes de recolocación han cambiado mucho desde que en 2012 se obligase por ley a las empresas que acometen despidos colectivos de más de 50 personas a contratar programas de recolocación externa de al menos seis meses para facilitar la reinserción laboral de sus trabajadores. Aunque se extendiera al conjunto de las plantillas un servicio que hasta entonces se focalizaba en directivos y altos cargos, los inicios de su implantación dejaron mucho que desear. Era la anterior crisis económica y la mayoría de las compañías trataban de cubrir el expediente cumpliendo los mínimos, pues veían los programas como un coste más que como una salida para los despedidos. Invertían poco dinero en estos planes que se prolongaban los seis meses obligatorios y no animaban a sus despedidos a incorporarse a ellos.

Seguir leyendo

Leave a Reply