Internacional

La Policía detiene al líder de la oposición en Georgia tras una operación con gas lacrimógeno

Efectivos antidisturbios han detenido este martes al líder del opositor Movimiento Nacional Unido (MNU) de Georgia, Nikanor Melia, quien desde el pasado día 17 se hallaba atrincherado en la sede de su formación en Tiflis, la capital del país, para evitar una orden de arresto de la Justicia por presuntamente haber liderado el intento de asalto al Parlamento en 2019 y por el que decenas de personas resultaron heridas. En la operación, los agentes han empleado gas lacrimógeno y han detenido a al menos una decena de simpatizantes que intentaban impedir el arresto del opositor, según las imágenes transmitidas en directo por la televisión local.

El jefe del MNU, Mamuka Khazaradzé, ha llamado a un “combate pacífico e incansable para defender la democracia georgiana”. “La liberación de los prisioneros políticos y elecciones anticipadas representan la única salida posible a la crisis”, afirmó ante la prensa. En nombre de los partidos de oposición, convocó a manifestar frente a la sede del Gobierno. El embajador británico, Mark Clayton, ha dicho en Twitter: “La violencia y el caos en Tiflis es lo último que necesita Georgia en este momento. Exhorto a todas las partes a actuar con moderación, ahora y en los próximos días”. La Embajada de EE UU declaró en un comunicado estar “profundamente preocupada” por la detención del líder opositor.

Melia, de 41 años, fue privado de su inmunidad parlamentaria el pasado día 16 a petición de la Fiscalía General de Georgia, que lo acusa de organizar los disturbios que tuvieron lugar en Tiflis en junio de 2019, cuando hubo un intento de asalto al Parlamento y que, según la Fiscalía, Melia lideró. El delito que se le imputa al político opositor se sanciona en Georgia con hasta nueve años de prisión. El pasado día 17, tan solo 24 horas después de la petición de la Fiscalía de quitarle la inmunidad a Melia, la justicia georgiana dictó una orden de arresto contra el opositor, que se atrincheró en la sede de su formación hasta este martes.

La decisión judicial que pedía el retiro de su inmunidad provocó la semana pasada la renuncia del primer ministro de Georgia, Georgui Gajaria, quien expresó su desacuerdo con la medida. Y ayer lunes, a propuesta de Sueño Georgiano, la formación gobernante, el Parlamento nombró al frente del Ejecutivo interino a Irakli Gabrilashvili, hasta ahora ministro de Defensa en el Gabinete de su antecesor Gajaria. Mientras tanto, la oposición pide en las calles elecciones anticipadas.

El líder de MNU, al igual que todos los diputados de esta formación y legisladores de otros partidos de la oposición, boicotea las labores del Parlamento por considerar fraudulentas las elecciones legislativas de octubre pasado. En esos comicios, Sueño Georgiano obtuvo 90 de los 150 escaños que conforman el Parlamento. De los 60 diputados elegidos por las formaciones opositoras, solo seis se han incorporado las tareas del Legislativo, mientras que los 54 restantes participan en el boicot.

Leave a Reply