Las noticias

La policía alemana desarticula una célula yihadista con planes de atentar

Un coche de la policía alemana, este miércoles en Karlsruhe.Un coche de la policía alemana, este miércoles en Karlsruhe.RONALD WITTEK / EFE

Fuerzas especiales de la policía de Renania del Norte Westfalia, el land más poblado de Alemania, han llevado a cabo este miércoles una operación coordinada contra el terrorismo islamista en cuatro ciudades: Essen, Neuss, Siegen y Heinsberg. Han sido detenidos cuatro hombres, nacionales de Tayikistán, presuntos integrantes de una célula vinculada al Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). La investigación apunta a que la célula tenía planes concretos para llevar a cabo atentados terroristas en el país.

El supuesto líder y quinto integrante del grupo, Ravsan B., de 30 años, se encuentra en prisión preventiva desde el mes de marzo de 2019,acusado de posesión ilícita de armas de fuego. En un comunicado, la fiscalía señaló que los presuntos terroristas detenidos este miércoles se unieron al ISIS en enero de 2019, tras haber mantenido contacto, entre otros, con un dirigente de la organización terrorista en Siria y con otro que operaba en Afganistán.

“Los acusados se unieron al Estado Islámico como miembros en enero de 2019. En su nombre fundaron conjuntamente una célula en Alemania. Inicialmente, tenían la intención de viajar a Tayikistán para participar en la lucha contra el gobierno en el marco de la yihad armada. Después de que los acusados se abstuvieran de este plan, ahora tenían la intención de cometer ataques en Alemania”, señaló la fiscalía. “La investigación”, prosiguió el ministerio público, “indica que el grupo barajó en un primer momento regresar a Tayikistán para combatir al gobierno, pero que finalmente decidieron quedarse en Alemania y perpetrar atentados”.

Según la policía, los objetivos de los ataques eran instalaciones de las fuerzas armadas estadounidenses y también personalidades críticas con el islam. El grupo ya contaba con armas de fuego y municiones para llevar a cabo los atentados y había encargado por Internet componentes para la producción de artefactos explosivos e incendiarios no convencionales. La adquisición se financió con donaciones que el grupo había reunido en Alemania.

Las órdenes de detención de los cuatro ciudadanos tayikos fueron dictadas por el juez de instrucción del Tribunal Federal de Justicia el 9 de abril, pero por razones que aún se desconocen, los arrestos tuvieron lugar en la madrugada del miércoles. Las fuerzas especiales del Estado de Renania del Norte-Westfalia y los funcionarios de la jefatura de policía de Düsseldorf, que se encarga de las investigaciones, pudieron detener a los hombres en sus apartamentos de Essen, Neuss, Siegen y en el distrito de Heinsberg.

En el distrito de Heinsberg, que se vio gravemente afectado por la crisis del coronavirus, los agentes utilizaron mascarillas para protegerse de la infección. Los cuatro presuntos terroristas arrestados habían llegado a Alemania como refugiados, pero la policía no dijo cuándo entraron al país.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply