Las noticias

La plantilla de Nissan inicia una huelga ante la incertidumbre de la planta de Barcelona

Línea de Montaje de Nissan en Zona Franca (Barcelona). Línea de Montaje de Nissan en Zona Franca (Barcelona). Albert Gea / Reuters

La planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona ha reiniciado hoy la producción, pero apenas podrá mantener la actividad uno o dos días. La paralización total será forzada a causa del paro de la producción forzado por una huelga indefinida convocada en la planta de Montcada i Reixac, que suministra piezas a esta. El paro es una respuesta de la plantilla ante la incertidumbre existente en torno al futuro de las instalaciones. Los sindicatos demandan concreción sobre el plan de viabilidad de la factoría, que Nissan no prevé presentar, al menos, hasta finales de este mes de mayo.

La plantilla ha forzado el paro con una huelga ceñida al centro de Montcada i Reixac, que suministra piezas al de la Zona Franca. Pese a que solo se aplica sobre unas 100 personas, los efectos se trasladan directamente a la Zona Franca, que no puede reiniciar la producción sin sus piezas. Fuentes de Nissan han explicado que unas 800 personas están trabajando después de haber recibido un curso sobre las condiciones de seguridad a seguir para evitar la propagación del coronavirus en la planta.

El factor que provocó la convocatoria del paro es el anuncio por parte de Nissan que solo recuperaría una de las dos líneas de producción que tiene la fábrica, y solo para ensamblar las rancheras que tiene comprometidas para Mercedes, cuya producción tenía que concluir este mes de mayo. No se fabricarían ni el mismo modelo que se produce para Renault y Nissan ni la furgoneta eléctrica eNV-200.

Ese anuncio generó desconfianza y malestar entre la plantilla, que urge a que se desvele el plan de viabilidad para la planta tras haber sufrido en el último año un recorte de la plantilla de 600 personas, a la que han seguido días sin producción antes de la pandemia del coronavirus y la paralización total con la covid-19. Incluso el presidente de Nissan en Europa, Gianluca de Ficchy, asumió “la preocupación” de la plantilla, pero no desveló cuál es el futuro de Barcelona en los planes de la multinacional.

La mediación con la Generalitat para intentar evitar la huelga no ha sido fructífera, mientras que la Generalitat asegura que la Administración catalana y el Ministerio de Industria han presentado un plan para poder mantener la producción en Barcelona. Nissan se plantea si continuar produciendo vehículos directamente en Europa a través de factorías propias, ante la dificultad de hacerlo con solo dos factorías: Reino Unido y España.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply