Deportes

La pesada mochila de Valentino Rossi

Su color es el amarillo. Pero en Misano lleva un casco rosa. Puede que no combinen nada bien. Pero poco le importa a Valentino Rossi. Va a ser padre y en este GP de San Marino, el que se disputa a 20 minutos en coche de su casa, en Tavullia, siempre luce un casco con un diseño especial. Y personal. El de este año dibuja un lazo a modo de regalo. Está dedicado a su futura hija. Y lleva en el cogote parte de la letra de Con il nastro rosa, de Lucio Battisti. La frase escogida dice algo así como: “qué será de nosotros, lo descubriremos solo viviendo”. Y eso es lo que le espera a partir de ahora a Rossi, vivir. Vivir como padre, como marido, como un tipo normal. Al mito le quedan solo cinco carreras de MotoGP.

Seguir leyendo

Leave a Reply