Las noticias

La otra televisión: las redes hacen su propia programación en la cuarentena

En estos días de aislamiento la televisión se ha visto obligada por la gravedad de la situación a informar a la población de la crisis por el coronavirus. Los principales programas en ser suspendidos de forma temporal han sido Operación Triunfo y El hormiguero, ambos enfocados al entretenimiento. De forma paralela a la pantalla tradicional ha ido surgiendo estos días otra televisión alternativa, una pequeña como la pantalla del móvil, donde los famosos se han volcado en la creación de entretenimiento. YouTube, Twitter, Instagram y otras plataformas recogen el relevo del entretenimiento.

Ibai Llanos está siendo uno de los grandes animadores en esta cuarentena. Lo que comenzó con un partido al videojuego FIFA entre Borja Iglesias —futbolista del Betis— y Sergio Reguilón —del Sevilla— para simular el derbi sevillano y retransmitido en el canal de Ibai de Twitch, plataforma de streaming de videojuegos, se ha convertido este fin de semana en un gran torneo entre todos los equipos de primera división. La respuesta fue masiva. Todos los clubes, con la excepción del Mallorca, participan con un jugador de la primera plantilla —del Real Madrid Marco Asensio y del Barcelona Sergi Roberto—. Este torneo de eliminatorias que cuenta con el respaldo de La Liga ya se presenta como una alternativa al no poder disputarse los partidos oficiales. El evento ha arrancado este viernes a las 19.00 y continuará hasta el domingo. Además, se podrán hacer donaciones desde el comienzo del directo en Twitch que será “destinado a la lucha contra el coronavirus”, como especifica el comentarista en Twitter.

Ángel Martín hizo algo distinto el pasado domingo desde su canal de YouTube, Solocomedia. Junto a los humoristas Arturo González-Campos, Susi Caramelo y Álex O’Dogherty presentó un late night llamado Kédate en kasa con banda incluida, y que repetirá este domingo con, hasta ahora, un invitado nuevo confirmado, el rapero Nach. La idea de un late night ya le venía rondando en la cabeza al cómico desde hace tiempo, explica por teléfono. “No terminaba de arrancar, sobre todo el momento, pero esta situación ha sido el detonante para hacerlo. Ahora, que no está primando la calidad estética de las cosas, sino la originalidad y el entretenimiento por encima de todo”, era la ocasión para lanzarse. Pero, hace hincapié, no lo ha hecho por sentir una responsabilidad con la gente. “Sería prepotente hablar de obligación de entretener, y más ahora con todas las opciones que hay. Creo que es un momento donde a todos nos apetece jugar y pasar un rato divertido”.

“Generalmente tienes algo de público, a veces no mucho, pero por lo menos hay gente y siempre tienes alguna reacción. Desde casa la verdad es que es muy desconcertante. Solo tienes la reacción de la persona con la que estás hablando. Sí que puedes echar un vistazo, cuando emites en directo, a los comentarios de la gente, pero pueden estar comentando lo que estás hablando o pueden entrar a insultarte”, añade. Con los invitados conectando por Skype y sin haber hecho un directo antes desde YouTube, Ángel Martín fue esquivando los problemas técnicos —comenzó los primeros cuatro minutos sin sonido o colgaba de repente a sus invitados—, pero, al final, se convirtieron en una parte cómica más del espacio centrado en cómo estaban pasando la cuarentena. Para el próximo programa, el cómico espera haber aprendido de estos errores.

Los humoristas están a la cabeza de este movimiento. Bajo el hashtag #Yomequedoencasacomedy, una iniciativa de Toni Cano, diversos cómicos actuarán cada día a partir de las 17.00 y a lo largo de toda la tarde ofreciendo comedia en vivo desde sus propios perfiles de Instagram. Toni Moog, que tenía previsto actuar este jueves en el Club Capitol de Barcelona a las 22.30, cambió de escenario el espectáculo. “Yo estreno sí o sí, el coronavirus no va a impedírmelo; si viene el fin del mundo que nos coja bien reídos”, aseguró este lunes en un comunicado sobre su espectáculo Fortnique (en un juego de palabras del videojuego Fortnite), que tenía pensado reestrenar. Y la cita no se canceló, se movió a Instagram Live el mismo día y a la misma hora bajo el lema “Humor para pasar el aislamiento”.

Con la misma idea Florentino Fernández y Dani Martínez realizaron un miniespectáculo llamado Dani & Flo, también para un directo en Instagram. Como esta han surgido otras actuaciones en la misma red social, como las de los monologuistas Julián López el lunes, El Monaguillo el martes o J. J. Vaquero el miércoles. “Voy a intentar crear más contenido, pero quiero que sea nuevo, porque para qué voy a hacer un directo si el vídeo ya está en YouTube”, confirma por teléfono Vaquero. Mientras, subirá vídeos más caseros, siempre con humor, sobre cómo lleva la cuarentena junto a su familia. El monólogo que emitió en directo el miércoles contó con público, poco, pero importante: su mujer, sus dos hijas y su hermana, que están pasando estos días de encierro con ellos. Para el próximo, ya tiene pensadas algunas mejoras, como ir respondiendo a las preguntas que le van haciendo los seguidores durante la emisión. La idea, que surgió por petición popular en las redes, sí siente que es una forma de aportar su granito de arena estos días. “Sin compararme con todos los que están en la calle exponiéndose para ayudar a los demás”, matiza.

De esta forma, las redes no compiten con la televisión tradicional, apunta Elena Neira, autora del libro La otra pantalla (UOC). La complementan al cubrir el hueco que esta ha tenido que dejar de lado, al menos por unas semanas, ante las necesidades informativas por la pandemia. Además, “ahora mismo lo que los creadores de contenido no pueden permitirse es el lujo de diluirse de la conversación, no pueden dejar de estar en contacto con la gente, sobre todo los que se dedican al humor. Y más cuando humor es precisamente lo que nos hace falta, ese tipo de contenido amable que nos de un balón de oxígeno entre tanta información tan dura”, analiza. “Me parece lógico, me parece muy hábil y me parece que a parte tenemos la suerte de que ahora tenemos las herramientas para no necesitar un gran despliegue para mantenernos en contacto con la gente. Por lo que es un buen momento para hacerlo”, concluye.

El actor Canco Rodríguez ha optado por un contenido más cercano, conectando desde su casa con amigos y creando una conversación desenfadada con las preguntas que los seguidores van lanzando durante el directo. Desde el pasado fin de semana y cada día a las 19.00 ha contado con invitados como Adrián Lastra, Iñaki Urrutia, Miren Ibarguren, Iván Massagué, Gorka Lassaosa, Víctor Claver y Viva Suecia. Este sábado es el turno de Paco León y el domingo de Dani Martínez. Pero parece que no acabarán ahí, ya que el mensaje colgado en su cuenta de Instagram, donde se están emitiendo a través de un directo, concluye con una pregunta: “¿A quién queréis para las próximas charlas?”.

El más creativo de todos, sin embargo, es el cómico Javier Cansado, que el pasado domingo propuso a sus seguidores de Twitter un juego de estrategia con sus figuras de wargames. Comenzó con una batalla entre cartagineses contra romanos —en la que él era los cartagineses y sus seguidores los romanos, cuyas tropas movía según las respuestas obtenidas a partir de encuestas en Twitter—, pasando por la guerra de los Treinta Años y la Segunda Guerra Mundial a lo largo de la semana.

Otra estrategia han seguido los programas y podcasts ya asentados en YouTube. Buenismo bien, de la SER, que normalmente se emite de forma semanal en el canal del programa, ha pasado a emitir un programa cada día a las 22.00 bajo el nombre Buenismo diario es necesario, “y en tiempos de coronavirus todavía más”, completa la descripción del espacio. Lo mismo han hecho en el programa Colgados del aro, con Juanma López Iturriaga, Antoni Daimiel, Siro López y Pablo Lolaso, que desde el pasado jueves retransmiten desde sus casas un programa diario en su canal de YouTube.

Además, Phi Beta Lambda, plataforma creada por Antonio Castelo que recoge diversos podcasts que se suben al canal de YouTube, ha sacado un espacio nuevo: Apocalypso, el podcast de cuarentena. Junto a Miguel Campos, guionista de La resistencia, cada día hablan con amigos del mundo de la comedia. “Nosotros no podemos salir de casa, pero vosotros tampoco”, concluye la descripción del podcast en la plataforma, idea que aúna a todos estos formatos en época de cuarentena.

Leave a Reply