Internacional

La idea de ‘voto inteligente’ de Navalni para debilitar al Kremlin

Todos contra el Kremlin y cualquiera mejor que su partido de cabecera, Rusia Unida. Este es el eje de la campaña con la que el equipo del encarcelado opositor Alexéi Navalni trata de evitar que la formación apoyada por el Gobierno revalide la supermayoría parlamentaria en las elecciones de este fin de semana en toda Rusia. La iniciativa, que busca socavar al partido gobernante, se llama “voto inteligente” y propone unificar a los votantes opositores en torno al candidato que más posibilidades tenga contra Rusia Unida. El sistema, diseñado por el equipo del disidente desde fuera de Rusia en forma de aplicación e información digital, ya se enfrenta a los intentos de bloqueo por parte de las autoridades rusas.

Seguir leyendo

Rusia redobla su amenaza contra los gigantes de internet

En vísperas de que comience la votación de las elecciones legislativas, el regulador de las telecomunicaciones de Rusia (Roskomnadzor) ha elevado sus amenazas contra las grandes plataformas tecnológicas, como Twitter, Facebook y Alphabet, matriz de Google, bajo la acusación de interferir en los comicios. La razón de fondo, el acceso a las propuestas de Navalni a través de ellas.
“Vamos a considerar imponer multas según el volumen de negocio a las empresas que violan sistemáticamente las advertencias”, subrayó el subdirector de Roskomnadzor, Vadim Subbotin, a la agencia Interfax. Hasta ahora, estas multinacionales habían sido castigadas con pequeñas multas por acusaciones como infringir la protección de datos o permitir ver contenido ilegal. Uno de los casos más llamativos es el de Twitter, cuyo tráfico fue ralentizado por no borrar publicaciones ilegales, como material inductor al suicidio, según el regulador, justo cuando comenzaron las protestas por el arresto del activista. Además de la presión sobre las redes sociales, las autoridades también han vetado una serie de populares VPN, herramientas que permiten camuflar la dirección del usuario y acceder a páginas web censuradas, como es el caso del voto inteligente. “A pesar de que no es fácil para un usuario, cientos de miles de personas lo usan y millones más utilizan la aplicación y el bot de Telegram. De diferentes maneras, a pesar de los bloqueos, podemos entregar nuestras recomendaciones a los partidarios del voto inteligente”, afirma Ruslán Shaveddinov, gestor de la Fundación Anticorrupción de Navalni. La iniciativa ha estado en la mira de las autoridades rusas desde que anunció su lanzamiento a finales de 2018. Inmediatamente después, un tribunal de Moscú ordenó bloquearla por “incumplir la protección de datos” de sus usuarios, aunque funcionó los dos años siguientes sin grandes problemas. Ha sido en esta campaña electoral, de la que el Kremlin ha tratado de borrar del mapa a cualquier voz disidente, cuando ha aumentado el acoso: en junio, mientras que la justicia declaraba “extremistas” a las organizaciones vinculadas a Navalni, se filtraron las direcciones de sus suscriptores. Un mes después una empresa de lana de Stávropol registró la marca “votación inteligente” en apenas semanas cuando los trámites en Rusia suelen durar hasta un año, y en septiembre un tribunal de arbitraje moscovita prohibió a Google y Yandex (el buscador más popular de Rusia) mostrar la iniciativa en sus resultados.
Entre medias, en agosto, el servicio federal de telecomunicaciones bloqueó el acceso a todas las webs vinculadas a Navalni y exigió borrar su aplicación a Apple, mientras que la policía se presentó en casa de los cientos de usuarios de la herramienta de voto para darles un aviso que a muchos les sonó a amenaza: se habían filtrado más datos suyos en Telegram. Finalmente, a diez días de las elecciones, el equipo Navalni dio marcha atrás y anunció que no hacía falta registrarse para ver la lista de candidatos recomendados. / Javier G. Cuesta

Leave a Reply