Las noticias

La hormiga

Una persona aprovecha para tomar el sol en su balcón, en Salamanca.
Una persona aprovecha para tomar el sol en su balcón, en Salamanca.J.M García / EFE

Sentado en un viejo sillón de mimbre el intelectual extendió las piernas y apoyó los talones de sus pies desnudos en la barandilla de una alta terraza frente al mar, que daba a un precipicio. Un poco más allá se hallaba a su entera disposición el resto del universo. Mientras la luz de septiembre sumía la tarde en una dorada melancolía, el intelectual con una copa de vino en la mano buscaba inútilmente en la memoria algún hecho que diera sentido a su vida y de pronto observó que una hormiga, después de sortear un tobillo, estaba ascendiendo hacia lo alto de sus pies desnudos con singular ahínco…

Leave a Reply