Las noticias

La historia real de la foto manipulada de la Gran Vía que Vox ha usado sin permiso

Antes de que la pandemia dejase estampas desoladoras de algunas de las ciudades más bulliciosas del mundo, el fotógrafo madrileño Ignacio Pereira (41 años) ya invitaba al espectador a contemplar estos escenarios distópicos, creados con Photoshop, con su proyecto Kenopsia, que comenzó en 2016. Una de estas imágenes es la de la Gran Vía de Madrid vacía, en la que solo se ve a un repartidor de Glovo, tomada en 2019 y que Vox ha utilizado ahora, sin su permiso, para un montaje publicado en Twitter en el que incorpora unos ataúdes cubiertos con banderas de España junto al mensaje “esta (imagen) retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar”.

Como cuenta a Verne en conversación telefónica, Pereira se enteró del uso indebido de su fotografía por el mensaje de un amigo que le indicó que entrará en la red social “y que viera el revuelo que se había formado con una imagen mía”. “Cuando lo abrí, tenía las notificaciones hasta arriba de personas que me mencionaban comentando que esa era mi foto”. Pereira respondió al tuit de la formación ultraderechista: “Soy el autor original de esta fotografía y exijo que retiren cuanto antes esta publicación. No pueden interpretar una obra a su gusto. Por favor RT”.

La petición del fotógrafo se ha viralizado más que el tuit de VOX con la imagen falseada, con cerca de 20.000 retuits en 15 horas, frente a los 5.000 del tuit con el montaje) pero el partido político aún no la había retirado a las 8.45 del martes 7 de abril. La formación ultra se ha limitado a tuitear que el montaje es de “una persona anónima” y que Pereira “se desvincula de esta interpretación de su fotografía original”.

“Me ha parecido de mal gusto que, además de robarme la foto, la utilizasen mezclando ataúdes y banderas de España, todo fuera de contexto y alejado del sentido original de la fotografía. Me ha dado pena ver la imagen así”, dice Pereira, que comenzó este proyecto hace cuatro años para reflexionar sobre “la paradójica soledad que pueden proyectar las grandes ciudades abarrotadas de gente” y que, tras el confinamiento, han adquirido otro significado. “Ahora estas fotografías hablan de la solidaridad de todos que nos estamos manteniendo en nuestras casas para que esto pase lo antes posible”, añade el autor.

“Atmósfera inquietante que deja un lugar habitualmente lleno de gente pero que ahora se encuentra tranquilo o abandonado”. Esta es la definición que el Diccionario de las emociones sin nombre –creado por el diseñador estadounidense John Koening– le atribuye a la palabra kenopsia, título del proyecto de Pereira que hasta la fecha se compone de siete series (ciudades): Madrid, Londres, Tokio, Nueva York, Pamplona, Estambul y Roma.

Como explica el autor, “para vaciar las ciudades de gente tomo unas veinte fotografías del mismo lugar y en el que hay muchas personas en movimiento. Después con Photoshop, me voy quedando con el trozo que quiero de cada una, es decir, con el que no tiene personas”. Pereira siempre deja un sujeto en la fotografía con el que trata de narrar una historia, “como el repartidor de Glovo en la Gran Vía, tan cansado después de toda la noche trabajando que ya no se quiere ni montar en la bici”. “Lo vi según pasaba y supe que sería el protagonista de esa imagen”, añade el fotógrafo.

Todas las imágenes de Pereira se realizaron antes del estado de alarma. Sin embargo, durante este periodo han empezado a circular algunas pertenecientes a la serie Madrid por Whatsapp y otras redes sociales confundiéndose con el estado actual de la capital. “Es bastante gracioso porque a veces se producen auténticos debates con gente analizando los diferentes elementos de la calle, como carteles de películas, para averiguar cuándo fueron hechas”, dice el autor que, cuando esto se produce y puede, sale a aclarar la fecha.

No todo son usos indebidos de las fotografías de Pereira. La cantante Vanesa Martín le pidió usar sus imágenes para el videoclip de la canción Un canto a la vida que ha grabado en su casa y publicado recientemente. “También hay mucha gente que me felicita y me agradece mi trabajo porque están escribiendo poemas inspirándose en mis fotografías”, concluye.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

Leave a Reply