Las noticias

La Guardia Urbana dispara dos veces a un ‘sin techo’ en Barcelona

La Guardia Urbana ha disparado este sábado dos veces a un hombre que duerme en la calle de Barcelona. Al menos una de las balas ha impactado en su estómago, según fuentes policiales, que indican que la víctima se encuentra estable dentro de la gravedad. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) no ha facilitado ningún dato, alegando que se trata de un caso bajo investigación. La policía asegura que el hombre les ha amenazado con un cuchillo.

La víctima, Marjan C., de 43 años y originario de Hungría, es un hombre que duerme desde hace meses en el céntrico paseo de Sant Joan de Barcelona. Los vecinos le conocen de verlo allí, y le definen como una persona pacífica. “Siempre con unos gorros y unos vasos”, cuentan. Todos coinciden también en que por su comportamiento se deduce que sufre algún tipo de trastorno mental.

A las seis y media de la tarde de este sábado, un grupo de jóvenes ha visto a Marjan C. corriendo paseo Sant Joan hacia arriba, seguido de cerca de unos policías. “Iban como al trote, como si no le quisiesen coger”, cuentan. A medida que la persecución se desarrollaba, se iban sumando agentes, según su relato, que veían con las patatas y la bebida en la mano, atónitos. Han subido hasta la plaza de Tetuan, y allí han girado, para seguir bajando por el paseo de Sant Joan.

Justo delante de una tienda de comida orgánica, una furgoneta de la Guardia Urbana ha cortado el paso a Marjan C., que se ha visto rodeado por los agentes. “¡Tira el arma! ¡Tira el arma!”, ha oído gritar a los policías uno de los testigos de lo ocurrido. Asegura que había “cinco o seis” agentes rodeándole, más la furgoneta y coches que se habían sumado. Después han escuchado dos disparos.

“Uno ha dado en el suelo y otro en el estómago”, sigue el relato el grupo de jóvenes de 17 años. Una pareja ha presenciado desde la ventana de su casa lo ocurrido. “Han tardado mucho en auxiliarle”, se queja ella, que relata como un hombre en bicicleta ha resultado ser médico y ha sido el primero en atenderle. Al final, ha llegado el Sistema de Emergencias al lugar.

Pasadas las siete de la tarde, y ya estable, las ambulancias se han llevado al hombre herido del lugar. Agentes de los Mossos y de la Guardia Urbana han acordonado el lugar y tomaban declaración a algunos de los testigos. Los vecinos mostraban la sorpresa por lo ocurrido. “Yo le regalé un saco de dormir”, contaba uno de los vecinos, todavía atónito.

Leave a Reply