Las noticias

La Generalitat se compromete a “no bloquear” la ampliación del aeropuerto de Barcelona

La hoja de ruta para la ampliación del aeropuerto de Barcelona suma otra escala. Una “mesa técnica” deberá perfilar cómo se ejecuta el estiramiento de la tercera pista de El Prat. Fue de los pocos acuerdos, si no el único, alcanzado este lunes en la reunión institucional convocada para lograr un consenso sobre el proyecto aeroportuario. El encuentro sentaba en la misma mesa a Generalitat y al Gobierno, junto con Aena. También estuvieron representados los ayuntamientos de Barcelona y del área metropolitana, así como los de Girona y Reus. La Generalitat se muestra receptiva al plan que propone Aena, pero lanza la pelota al tejado del operador aeroportuario, exigiéndole que el programa de inversiones para el aeródromo de El Prat incluya, también, mejoras de conectividad para los aeropuertos de Reus y Girona. “De entrada no queremos bloquear la inversión, queremos buscar soluciones que la hagan posible”, afirmó el vicepresident Jordi Puigneró.

Más información

Pedro Saura, secretario de Estado de Transportes y Movilidad replicó a Puigneró que el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) “ya contempla inversiones para Reus y para Girona”. Saura insistió en que en los planes del Gobierno está “invertir en una mayor conectividad ferroviaria”. El secretario de Estado advirtió que, en este asunto, al Govern no le valdrá con recurrir a ambigüedades: “El territorio tiene que decir la última palabra, no se aprobará nada en contra de la Generalitat”. Una advertencia sobre el reparto de responsabilidades por el coste medioambiental que acarrea la obra.

Puigneró se ha erigido en la clavija del ejecutivo catalán para abordar la ampliación del aeropuerto. El número dos del Govern trató de escenificar un posicionamiento ajeno a la tibieza con la que tratan el tema el president Pere Aragonès y Esquerra. Puigneró defiende que Cataluña necesita “disponer de un aeropuerto intercontinental” y admite que esta ha sido una reivindicación política persistente. “Lo hemos pedido durante mucho tiempo, y ahora tenemos la oportunidad”. Se trata de un planteamiento aún más opuesto a las tesis de sus antecesores en la consejería de Territorio, y compañeros en Junts, Damià Calvet y Josep Rull. Ambos han descalificado la propuesta de ampliación de Aena.

La Generalitat exige que el plan inversor para El Prat, que Aena cifra en 1.700 millones de euros y la creación de 80.000 puestos de trabajo, debe beneficiar también a Reus y Girona. Los dos aeródromos presentan una actividad anémica, apenas 500 pasajeros tuvo el primero el mes pasado, y menos de 2.000 en el caso de las instalaciones de Vilobí d’Onyar. El tiempo apremia. “Hay que tomar decisiones de manera inmediata”, recordó Pedro Saura.

Leave a Reply