Las noticias

La Generalitat otorgó dos millones en subvenciones irregulares al monasterio de Montserrat en 2017

La Sindicatura de Cuentas de Cataluña ha hecho público este miércoles un informe en el que concluye que la Generalitat otorgó en el año 2017 dos millones de euros en subvenciones irregulares al monasterio de Montserrat. El órgano fiscalizador concluye que “el procedimiento de concesión no se ajustó a la normativa en materia de subvenciones, que las subvenciones otorgadas no han quedado correctamente justificadas y que se incumplió la normativa en materia de contratación pública”.

El informe analiza las cuentas de 2017 del Patronato de la Montaña de Montserrat, una entidad autónoma de caracter administrativo adscrita a la presidencia de la Generalitat y encargado de la gestión del Parque Natural de la Montaña de Montserrat en el que se encuentra el monasterio. La zona fue visitada ese año por 2.728.435 personas. El presidente de la Generalitat lo es también de ese patronato, que tiene dos vicepresidentes: el abad del monasterio y el consejero de la Presidencia. En aquella época era Carles Puigdemont, hasta que se aplicó el artículo 155 a finales de octubre y huyó a Bélgica.

Las irregularidades detectadas en las cuentas de 2017 corresponden a dos subvenciones concedidas por la Generalitat. Una es de un millón y medio de euros y se concedió “por la prestación de servicios públicos en el interior de la zona urbana propiedad del Monasterio”. La otra es de medio millón y fue otorgada para las obras de rehabilitación de la estructura de la pasarela de acceso al monasterio de Montserrat.

En el primer caso, los servicios fueron prestados por Agrícola Regional, SA (LARSA), sociedad participada en un 98% por la Abadía de Montserrat. La ley impide subcontratar una actividad subvencionada a no ser que esté previsto explícitamente en la normativa reguladora de la subvención, lo que no sucede en este caso, asegura el informe.

El beneficiario de la ayuda, que en este caso es la abadía, debería haber solicitado un mínimo de tres ofertas diferentes a proveedores dada la cuantía de los trabajos. Además, solo podía concertar la actividad subvencionada con personas o entidades si tuviera una autorización previa del órgano que la concede y en este caso no consta que el Patronato autorizase a la abadía la subcontratación de LARSA, ni existe un contrato de prestación servicio entre las partes.

La Sindicatura explica en el informe que LARSA aportó justificantes de gastos por importe de 1,6 millones de euros, pero “no hay evidencia de los pagos ni información sobre fuentes adicionales de financiación”, por lo que se concluye que no se ha demostrado el coste soportado por esta empresa. Tampoco se presentó memoria explicativa del complimiento de la finalidad de la subvención.

En cuanto a las obras de remodelación de la pasarela, la Sindicatura de Cuentas asegura que la subvención se concedió de forma directa, sin seguir el procedimiento establecido. Además, añade: “Una entidad privada como es la Abadía de Montserrat no puede contratar obras en nombre de un organismo autónomo administrativo como es el Patronato de la Montaña de Montserrat y al margen de la normativa sobre contratación pública”

Las obras debería haberlas contratado y ejecutado el Patronato, dice el informe, y el importe debería haberse incorporado al capítulo de inversiones. La Abadía presentó fotocopias no compulsadas por importe de 503.905 euros, pero la Sindicatura concluye que “no hay evidencia de los pagos y no hay información sobre las fuentes adicionales de financiación ni sobre el coste total de la rehabilitación”. El informe describe una mezcla de facturas sobre las certificaciones de obras y facturas de dirección, de manera que no se puede saber qué parte corresponde a cada concepto.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply