Las noticias

La Fundación de Aznar pide a Sánchez que rompa con Podemos si quiere un pacto

La Fundanción FAES, que preside José María Aznar y mantiene una fuerte influencia en la dirección del PP ―Pablo Casado se ha rodeado de personas que vienen del entorno del expresidente y él mismo trabajó con él tres años como su asistente― marca en un editorial la línea que cree que debería seguir el principal partido de la oposición. FAES recomienda a Casado que acuda a las reuniones de los nuevos Pactos de La Moncloa que está planteando Pedro Sánchez porque cree que debe asistir como líder de la oposición, pero el texto es durísimo con el Gobierno de Sánchez y plantea que el presidente debería romper con Unidas Podemos si quiere un pacto con el PP.

“Hay que acudir porque forma parte del deber de representar a millones de españoles y porque es la forma de dejar constancia de que en España ha sido el Partido Popular el que ha asumido la responsabilidad de gobernar después de que la izquierda dejara un país con los peores indicadores económicos y sociales. Hay que acudir, entre otras razones, para exponerle con claridad a Pedro Sánchez cuál es la posición ante la crisis sanitaria y la económica, de qué se está dispuesto a hablar y con quién, y de qué no se está dispuesto a hablar y con quién no”, señala el editorial, titulado “Hablando de pactos”. Pero es al final donde viene la carga de profundidad, marcando una exigencia que Sánchez ya ha descartado: romper la coalición con Unidas Podemos.

“Estamos ante un Gobierno fallido y el destino de los proyectos fallidos es el de ser olvidados y, en último termino, sustituidos. Si Sánchez plantea los pactos como una forma de apuntalar su fórmula de gobierno con Podemos y los demás acompañantes, simplemente fracasará. Si el PSOE se abre a una cooperación leal, abandonando iniciativas y compañías desestabilizadoras del marco constitucional y con una hoja de ruta razonable y pactada para salir de la crisis que tenemos encima, la aritmética parlamentaria no debería ser su mayor preocupación”, señala el editorial, que plantea así que el PP podría apoyar a Sánchez y darle una mayoría estable siempre que abandone a Unidas Podemos.

Casado no ha formulado las cosas de esta manera en ningún momento, ni en público ni en privado, según fuentes tanto del Gobierno como del PP. Pero sí es cierto que hay sectores económicos que presionan para que el PSOE rompa con Unidas Podemos y busque un pacto con los populares. El Gobierno ha trasladado en público y en privado que eso no va a suceder, y que la primera condición para cualquier acuerdo es que se reconozca al Ejecutivo que surgió de la investidura, esto es, a la coalición. A partir de ahí se puede buscar un pacto más amplio para unos Presupuestos de reconstrucción, señalan en La Moncloa.

FAES tilda a los partidos de la coalición de Gobierno de “izquierda dogmática y sectaria”. “Una izquierda inasimilable a cualquier otra izquierda europea porque en ninguna otra parte de la Unión gobiernan los comunistas, rearmados en España con el repudio del compromiso constitucional de sus antecesores”, recoge en un duro ataque a Unidas Podemos. Pero también al presidente del Gobierno: “La izquierda que insulta desde el columnismo obsceno o desde la tribuna del Congreso a través de personajes de probada inanidad intelectual y logorrea demagógica pide ahora ‘desescalar’ la tensión política. Y todo eso, además, con la exigencia de no poner en duda la buena fe negociadora y la palabra de un presidente cuya credibilidad, ya antes del coronavirus, tendía vertiginosamente a cero”.

FAES prevé una situación económica muy delicada: “Antes del coronavirus, España había ralentizado su crecimiento al 2%, el déficit se situaba en el 2,7% del PIB, el déficit estructural superaba el 3%, la deuda el 95% y el paro estaba en el 14%. Ahora nos enfrentaremos a una deuda que se incrementará entre 20 y 30 puntos, una recesión que supondrá una contracción del PIB de más del 5% y un déficit público que también podría escalar hasta el 10%”, augura la fundación.

Al final, el texto deja claro que tampoco FAES ve posible el acuerdo en este momento. “Los enemigos del pacto son las agendas ocultas, el adanismo y los que creen que ha llegado la hora de hacer la revolución desde un ministerio. Cuando se hicieron los Pactos de la Moncloa, España no tenía una Constitución, ni estructura autonómica, ni pertenecía a la Unión Europea. A partir de ahí hay que hablar, sí. Hasta que la conversación deje de tener sentido”, remata.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply