Internacional

La Eurocámara forzará la comparecencia de Michel y Von der Leyen para explicar el desplante de Erdogan

El desplante del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se debatirá en la Eurocámara. Los grupos parlamentarios del Partido Popular Europeo (PPE), los socialdemócratas (S&D) y Los Verdes han pedido este jueves debatir en el pleno del Parlamento Europeo sobre el “reciente incidente diplomático” en Ankara con la presencia de Von der Leyen y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. La institución presidida por el belga culpa al “estricto” protocolo de Turquía de que se dejara a Von der Leyen fuera de los sillones que presidían la reunión de los tres líderes, aunque desde Ankara se ha advertido de que se cumplieron las “demandas” europeas. La Comisión Europea ha tratado de enterrar la polémica destacando la “unidad” que mostraron las dos instituciones ante Erdogan.

El trato dispensado a Von der Leyen por parte de las autoridades turcas —que reservaron para Erdogan y Michel los dos sillones que presidían el salón en el que los tres líderes se reunieron y relegaron a la alemana a un sofá— ha provocado indignación en la Eurocámara. El PPE, el S&D y Los Verdes han anunciado que pedirán en la próxima conferencia de presidentes un debate sobre lo acontecido en Turquía. Fuentes parlamentarias afirman que el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, ya tiene la solicitud formal para su celebración. Los tres grupos cuentan con la mayoría suficiente para sacar adelante la propuesta, aunque también los liberales de Renew —el partido de Michel— han mostrado su interés en ese debate.

Los grupos parlamentarios han vertido multitud de críticas sobre lo que consideran una actitud misógina de Erdogan, pero también sobre las divisiones que mostraron los dos dirigentes europeos el martes. La líder del grupo socialdemócrata, Iratxe García, ha sostenido a través de su cuenta de Twitter que “las relaciones entre la UE y Turquía son cruciales, pero la unidad de la UE y el respeto de los derechos humanos, incluyendo los derechos de las mujeres, también son fundamentales”. “Esperamos más de la política exterior de la UE”, ha criticado Manfred Weber, presidente del grupo del PPE.

Sin embargo, los diputados han cargado también contra el presidente del Consejo Europeo, a quien culpan de haber permanecido callado mientras Von der Leyen lamentaba no tener una silla. También los de Renew. Michel difundió a última hora del miércoles a través de su cuenta de Facebook un texto en el que tachó esa escena de “lamentable” y negaba haber sido “insensible” a ella. “Michel colgó en Facebook un texto justificativo de su actitud que no sé cómo calificar. Se refiere a la presidenta de la Comisión por su nombre de pila y no hay ni una línea de disculpa. Para escribir esto, mejor no haber dicho nada”, ha zanjado el diputado de Los Verdes Ernest Urtasun (En Comú Podem).

La institución que preside ha hecho circular este jueves la nota elaborada por su director de protocolo, Dominique Marro, en la que coincide con Michel en que el origen de ese incidente estuvo en “la estricta interpretación por parte de los servicios turcos de las reglas de protocolo”. La nota confirma que los servicios de protocolo de la Comisión estuvieron ausentes en ese encuentro. Los responsables del Consejo, prosigue el documento, sí pudieron acceder a la mayoría de los espacios que iban a recorrer los tres líderes, pero no tuvieron acceso al polémico salón porque “estaba demasiado cerca de la oficina del presidente Erdogan”.

Turquía dice cumplir con las demandas europeas

“Habríamos sugerido que, como cortesía, reemplazaran el sofá por dos sillones para la presidenta de la Comisión”, sostiene la nota. Marro afirma que el orden de protocolo fijado en los tratados –según los cuales, tiene prioridad el presidente del Consejo— “se siguió” en todo momento. “En general, el protocolo para terceros países hace una clara distinción entre el estatus del jefe de Estado, que ostenta el presidente del Consejo Europeo, y el estatus del primer ministro, en manos de la presidenta de la Comisión; este podría haber sido el origen del problema”, añade.

El Gobierno turco ha echado más leña al fuego y su ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, ha afirmado que Ankara cumplió con todas las “sugerencias y las demandas” del equipo de protocolo de la UE. El Ejecutivo comunitario no ha querido comentar esas declaraciones, pero sigue considerando que Von der Leyen y Michel tienen el mismo rango protocolario, como se refleja en todas las reuniones que ambos tienen en Bruselas con dirigentes de terceros países, e insistió en que procurará que esa situación no vuelva a repetirse.

En un intento de pasar página, el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer, ha agradecido el mensaje de Michel en Facebook y ha resaltado la imagen de “unidad” que, a su juicio, mostraron ambos líderes ante Erdogan. “Es extremadamente importante que la UE muestre unidad cuando trata con terceros países y creo, en substancia, que el mensaje que dieron los dos presidentes a las autoridades turcas estuvo caracterizado precisamente por su unidad, franqueza y voluntad de ver cómo mejorar la relación con Turquía”.

Leave a Reply