Las noticias

La epidemia golpea a España sin pruebas diagnósticas suficientes

Personal sanitario trabajando en la unidad de cuidados intensivos en el hospital La Paz de Madrid.Personal sanitario trabajando en la unidad de cuidados intensivos en el hospital La Paz de Madrid.Pablo Cuadra / Getty Images (EL PAÍS)

España se ha quedado en plena epidemia del coronavirus sin capacidad para hacer todas las pruebas necesarias. La Comunidad de Madrid, la comunidad más golpeada, ya alertó de ello el pasado jueves y este martes el propio Ministerio de Sanidad lo confirmó. El coordinador de emergencias, Fernando Simón, ha achacado la situación a “una cuestión de logística” y se ha mostrado confiado en que el problema quede resuelto en “dos o tres días”.

El problema es grave, advierten los expertos consultados, aunque quede mitigado por el aislamiento decretado ya en toda España. La realización del máximo número de pruebas posible se ha demostrado como la herramienta clave para frenar al virus en países como Alemania o Corea del Sur. “El aislamiento reduce la circulación del virus, pero sigue siendo clave saber quién está infectado. Cada diagnóstico es una cadena de contagios que ya no llega a un centro de mayores. Evita hospitalizaciones y, en último término, fallecimientos”, explica un responsable de microbiología de un gran hospital público.

Hospitales y sociedades científicas llevaban tiempo alertando de la necesidad de hacer más pruebas. El 26 de febrero, el mismo día que era diagnosticado el primer caso de transmisión local del coronavirus, jefes de servicio de grandes hospitales públicos informaron a EL PAÍS de que estaban avisando a Sanidad de que “hay que hacer más pruebas y hacerlas antes”.

“No se ha preparado el sistema”

“No se ha preparado el sistema para la gravedad de lo que se avecinaba”, lamenta el jefe de enfermedades infecciosas de un gran hospital andaluz: “Hasta hace menos de una semana, no podíamos hacer una PCR [prueba diagnóstica] por coronavirus sin pedir autorización. Yo podía encargar una PCR para una gripe, pero no para el coronavirus”.

Cuatro sociedades científicas (microbiólogos clínicos, intensivistas, internistas y facultativos de urgencias) enviaron una carta a Sanidad el día 9 en la que calificaban de “máxima prioridad” adoptar las medidas necesarias para “garantizar la identificación (y asilamiento) precoz del mayor número posible de casos para lo que es necesario adecuar la capacidad y estrategia diagnósticas”.

“El problema es que por entonces Sanidad y las comunidades no tenían mucho margen para reaccionar de forma rápida. Estaba todo diseñado para hacer frente a un número limitado de casos y no se dotó a los laboratorios de los medios para un posible aumento exponencial de la demanda. Tampoco se dimensionó la logística para recoger miles de muestras a domicilio”, detalla esta fuente.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dejó clara el lunes la necesidad de hacer todas las pruebas necesarias: “No podremos frenar esta pandemia si no sabemos quién está infectado. El mensaje es simple para todos los países: hagan los tests en cada caso sospechoso. Si el resultado es positivo, aíslenlo e investiguen con quién han estado en contacto en los dos días antes de tener síntomas. Y hagan el test también a esas personas”, clamó.

Esto supone que incluso si estas personas están asintomáticas, la OMS recomienda hacerles la prueba, algo que no contempla el protocolo aún vigente en España. Este establece que “no se realizarán pruebas diagnósticas para coronavirus de rutina en los contactos”. Pese a ello, Fernando Simón ha defendido este martes que “las recomendaciones de la OMS son las mismas que España viene diciendo desde hace tiempo”.

Simón ha afirmado que “se ha tenido que retrasar las pruebas a los casos más leves, pero en los próximos dos o tres días se harán”, ha explicado sin concretar más. Un portavoz de Sanidad ha señalado que “el ministerio tiene un proyecto avanzado para realizar tests rápidos de diagnóstico a una población más amplia”.

Fuentes consultadas por este diario consideran materialmente imposible analizar todos los casos de personas con síntomas.

Pruebas con la técnica PCR

Las pruebas de detección que están usando los servicios de microbiología de los hospitales españoles son kits semiautomatizados para realizar una técnica molecular diagnóstica llamada PCR (reacción en cadena de la polimerasa, en sus siglas en inglés) que venden distintas compañías. Las reacciones necesarias se hacen en un aparato llamado termociclador en tiempo real, del que no disponen todos los centros sanitarios.

El proceso consiste en la inactivación del virus (entre 10 y 15 minutos), la extracción del material genético (mínimo otros 30 minutos) y el proceso en la máquina, que suele durar unas dos horas. Científicos chinos publicaron a mediados de enero el código genético del virus. La PCR lo identifica ampliando específicamente los genes presentes en la muestra del paciente. En una situación ideal, si solo tuvieran que hacer un análisis a la vez, los laboratorios tardarían 4,5 horas desde que entra la muestra hasta el diagnóstico, pero al hacerse muchos a la vez este tiempo se eleva hasta las 6 o 6,5 horas.

Los grandes hospitales madrileños, como el Ramón y Cajal, están haciendo estos días entre 200 y 400 determinaciones de coronavirus al día, señala el microbiólogo Rafael Cantón, jefe de servicio de Microbiología allí. “Nos gustaría hacerle la prueba a todo el mundo pero con la capacidad diagnóstica y con la capacidad de kits que tenemos no se puede. Es inviable”, señala.

Cantón cree, además, que hacer ese esfuerzo diagnóstico no es coste-efectivo, no en el sentido monetario, sino porque hay que pensar en el cómo. “¿Habría que mandar equipos por las casas a recoger muestras? ¿Se trasladaría la gente a los hospitales a hacerse la prueba, con el peligro de contagio?”, se pregunta.

Cantón asegura que en su laboratorio hay ahora mismo suficientes kits de PCR pero que está en contacto con varias empresas que los fabrican por si necesitaran más. Cada determinación cuesta entre 20 y 40 euros, sin contar el coste del personal, añade. Los microbiólogos esperan que un mes se comercialice un método de detección molecular rápido, que daría resultados en una hora, como existen actualmente para la tuberculosis o la gripe.

Por ahora, sin embargo, los únicos métodos rápidos disponibles para coronavirus son serológicos (analizan en sangre si una persona ha estado expuesto al virus) y habría que validar los resultados en un estudio posterior porque pueden dar falsos positivos y negativos, explica.

Cantón subraya que “la capacidad diagnóstica tiene un límite” y duda si es necesario hacer pruebas a personas con síntomas leves y no centrarse en otros posibles focos, como residencias de la tercera edad, con personas más vulnerables. Es partidario de establecer prioridades clínicas: pacientes de hospital de día, oncológicos, embarazadas…

La empresa zaragozana que fabrica 40.000 tests al día

Muchos de los kits diagnósticos PCR se fabrican fuera, pero también hay empresas de biotecnología con plantas de producción en España. Un ejemplo es Certest, que produce bajo pedido 40.000 determinaciones al día (cada kit es una caja con reactivos para varios análisis) en San Mateo de Gállego (Zaragoza). Cuando EL PAÍS les contactó por primera vez, el 7 de marzo, prácticamente toda la producción se exportaba a 26 países. En los últimos días, explica su director general, Nestor Fernandes, la demanda de España ha crecido “sustancialmente”. “Y va a aumentar aún más”, predice.

Fernandes asegura que “el mercado nacional no tiene capacidad para absorber nuestra producción”. Y se remite a los datos: ellos fabrican 40.000 pruebas al día y España solo ha hecho 30.000 desde que empezó la crisis. Además, hay otro problema: “Por mucho que queramos, no hay suministros de otros componentes necesarios, como los kits de extracción”, de los que no hay fabricante en España. También empiezan a escasear los hisopos (el bastoncillo) con el que se toma la muestra, el líquido en el que se transporta… “Todos estamos desbordados por la demanda mundial”, asegura.

Roche Diagnostics, que fabrica los kits en Alemania, explica que su fábrica está al máximo de producción pero que de momento no hay problemas con el suministro a España. “Llevamos un tiempo haciendo acopio de stock. Si hiciera falta más, veríamos”, dice Miguel Álvarez, responsable del área de diagnóstico molecular. El Ministerio de Sanidad les ha pedido, añade, que no desvelen el número de PCR que tienen almacenadas. Sanidad tampoco ha facilitado esos datos a EL PAÍS.

Información sobre el coronavirus

Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Guía de actuación ante el coronavirus

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad.

Leave a Reply