Las noticias

La confusión que ha generado Amaia Romero sobre su relación con sus compañeros de OT 2017

Amaia Romero, de Operación Triunfo 2017, sigue tal y como se dio a conocer en el concurso del que se alzó como ganadora. La cantante, de solo 21 años, transmite aún la misma inocencia, dulzura y despiste que mostró durante los meses que participó en el programa de TVE y ahora, casi tres años después de abandonar la famosa Academia, ha vuelto a hacer gala de esas mismas cualidades. La artista ha sido una de las primeras invitadas del espacio de Mahou presentado por Carolina Iglesias Una caña con, programa en el que le propusieron el reto de mandar un mensaje al grupo de WhatsApp que tiene con sus excompañeros de OT o a otro grupo que se hace llamar “Amiguetes”, del que solo se sabe que también participan algunos de sus amigos de edición, como Roi Méndez. Sin más explicación, la navarra elige la segunda opción aunque, un poco avergonzada, desvela que nunca antes había escrito en ese grupo de chat. Por ello cuando se dispone a mandar un audio de voz se da cuenta de que ha sido expulsada de dicho canal.

“Mira”, dice Amaia asombrada, mostrándole a la conductora del programa la pantalla de su teléfono. En él se lee un mensaje del chat: “Te eliminó”. Aunque Romero enseña el móvil a cámara (de hecho, Carolina Iglesias le advierte de que tenga cuidado porque se puede ver su número) no se aprecia quién es la persona que la ha echado del grupo.

[embedded content]

Lejos de mostrar enfado, la intérprete de Un nuevo lugar decide preguntarle directamente a su amigo Roi, con quien sigue manteniendo una estrecha relación. “Hola Roi, soy Amaia y estoy aquí con Carolina. Iba a mandar un audio al grupo de amiguetes pero he visto que me eliminaron”, le dice para después encargarle que mande saludos de su parte al resto de compañeros. “Envíales un beso de mi parte y nada… que un beso muy fuerte, Roi. Nos vemos pronto. Un beso”, termina Amaia su mensaje de voz.

No es ninguna novedad que Amaia sea de las menos activas en cuando a redes sociales se refiere. Fue en Operación Triunfo 2017 donde se hizo por primera vez un perfil en Instagram y ya durante su estancia en la Academia dejó claro que era poco mañosa en el uso de esas herramientas. Tras terminar la edición que la convirtió en ganadora, mientras la mayoría de sus compañeros continúan alimentando sus redes sociales, Amaia acostumbra a pasar más desapercibida en el mundo digital. Con solo 44 publicaciones en su Instagram —y la última es de su actuación en los Goya el pasado 25 de enero—, la artista utiliza esta plataforma especialmente para promocionar su trabajo y sus futuros conciertos, aunque de vez en cuando publica también alguna imagen de su día a día, como de compras en el supermercado o compartiendo cena con sus amigos Los Javis, Javier Calvo y Javier Ambrossi, con quienes tras ejercer de profesores en la Academia de Operación Triunfo guardan una buena amistad con la cantante.

Según habían comentado algunos de sus excompañeros de edición hace ya un par de años, Amaia es la que menos participa en el grupo de WhatsApp. “El más activo es Ricky Merino y la que menos habla es Amaia, desde el principio”, reveló Miriam Rodríguez en una entrevista en 2018. Agoney Hernández o Marina Jade también hicieron mención a este canal de amigos. El canario aseguró que los recuerdos de la Academia les emocionan mucho. “Lloramos todo el día porque enviamos fotos. El otro día me encontré un vaso de una vajilla que era igual que la de la Academia. Le saqué la foto al vaso, la envié y todos llorando”. Marina Jade desveló el curioso nombre: “Reventa entradas muebles”. “No sé por qué se llama así”, afirmó la cantante en YouTube.

Amaia Romero continúa con su andadura con los temas de su primer trabajo, Pero no pasa nada. Ha sido la última de su promoción en sacar disco y desde el primer momento decidió alejarse del boom que supuso para los nuevos artistas su fama tras el programa y supo parar los pies a todos los que le dijeron que debía sacar disco tras el éxito de Operación Triunfo. “Había mucha prisa por sacar un disco pero yo quería hacerlo bien y cuidar cada detalle y quería hacerlo perfecto. Y entonces dije que necesitaba más tiempo. Si lo hubiese sacado tras OT igual hubiese tenido mejores número, pero entonces no tendría cosas que ahora tengo como la libertad”, contaba Amaia en una entrevista con EL PAÍS el pasado junio. “Era de sentido común”.

Un sentido común que le ha hecho continuar con su hermano como persona de mayor confianza, que la cuida y la acompaña allá donde va. Y también conseguir con su nuevo trabajo la atención y crítica que buscaba. Además de agotar entradas en sus actuaciones, Amaia fue una de las primeras extriunfitas que acudió a la Academia de Operación Triunfo para animar a los concursantes de la actual edición, con quienes compartió experiencias y a quienes aseguró el brusco cambio que supone pasar por el programa. “No es natural alcanzar el nivel de popularidad que nosotros alcanzamos en tres meses. Te pasan muchas cosas para las que no estás preparada porque necesitas experiencia anterior, un recorrido in crescendo poco a poco. Yo no tenía ni idea de nada y eso era la parte mala de OT. Lo bueno que tiene es que aprendes cosas muchísimo más rápido de lo normal, en un día lo que aprenderías en meses. Yo noto que a veces me pasa que no sé cómo actuar”, comentó a los chicos durante su visita.

Fe de errores

En una primera versión de esta noticia se decía que Amaia Romero había sido expulsada del grupo de chat que comparte con sus compañeros de ‘Operación Triunfo 2017’, pero se trata de otro grupo de amigos, entre los que hay algunos miembros de dicha edición.

Leave a Reply