Las noticias

La Comunidad de Madrid cesa a un alto cargo de Sanidad y reorganiza el área en mitad de la pandemia

En mitad de la crisis del coronavirus, un terremoto en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. El consejo de Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha decidido este miércoles cesar a Carlos Mur de Víu, director general de coordinación socio sanitaria; nombrar a una nueva directora general de salud pública tras la dimisión de la anterior, Yolanda Fuentes; y oficializar el nombramiento de Antonio Zapatero como nuevo viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19… y con menos competencias de las inicialmente anunciadas.

La reestructuración del área refleja las múltiples tensiones internas que ha vivido el Ejecutivo madrileño a la hora de afrontar una pandemia vinculada a las muertes de 15.000 personas en la región, y que solo en las residencias ha estado relacionada con casi 6.000 fallecimientos. Así, Díaz Ayuso contó primero con Antonio Burgueño, fichado como asesor pese a su pasado como impulsor de la privatización de la sanidad madrileña. Luego puso a Enrique Ruiz-Escudero al frente de un mando único que incluía la atención sanitaria en las residencias de ancianos. Y ahora ha optado por Zapatero, “el zar del covid”, como le llaman en la oposición, aunque haya recortado sus competencias antes de empezar.

Así, la Comunidad anunció que Zapatero se ocuparía de la dirección general de salud pública el mismo día en la que dimitió su titular, Fuentes, en desacuerdo porque Madrid hubiera pedido el pase a la fase 1 de la desescalada del confinamiento decretado para frenar la expansión del virus. Este miércoles, sin embargo, el Gobierno ha nombrado a Elena Andradas Aragonés como nueva directora general de Salud Pública.

A falta de la publicación de los nombramientos en el Boletín oficial de la región, la responsabilidad de Zapatero, exdirector del hospital de campaña del Ifema, ha quedado circunscrita a dirigir la estrategia regional ante la crisis sanitaria, la desescalada, la realización de estudios epidemiológicos y el nuevo modelo de residencias.

El de Zapatero es un puesto de nueva creación. Aunque fuentes de la confianza de Díaz Ayuso aseguran que contaba con la dimitida Fuentes, ese no ha sido el caso de Carlos Mur de Víu, hasta ahora director general de Coordinación Socio-sanitaria.

Le sustituye Francisco Javier Martínez Peromingo, que llega al cargo tras ver cómo la oposición, la patronal de las residencias, y hasta el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, de Cs, dejaban claro su malestar por las decisiones médicas que habían frenado el traslado de ancianos desde las residencias a los hospitales en el punto álgido de la crisis.

“Si ha habido criterios técnicos y sanitarios que te dicen que igualmente esta persona va a fallecer, que mejor se quede ahí, yo no lo puedo cuestionar ahora en frío y a toro pasado”, llegó a decir Díaz Ayuso en una entrevista con El Mundo.

“La nueva Viceconsejería aglutinará las direcciones generales de Salud Pública y de Coordinación Socio-sanitaria y, además, implementará la estrategia que se va a desarrollar en los centros socio-sanitarios, y residencias de mayores, para hacer frente al coronavirus a corto, medio y largo plazo”, detalla la Comunidad en un comunicado.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Leave a Reply