Las noticias

La carta de amor del ‘playboy’ Lapo Elkann a Italia

La pandemia de coronavirus se ha ensañado con Italia, que es el país con mayor número de víctimas. La situación es dramática en algunos hospitales, en particular del norte, donde muchos centros están al borde del colapso, mientras el número de sanitarios contagiados se incrementa cada día. En algunas zonas como Bérgamo las funerarias y los cementerios no dan abasto para enterrar a los muertos. Ante esta situación desesperada muchos personajes famosos y anónimos han puesto en marcha todo tipo de iniciativas para ayudar a combatir el virus.

Lapo Elkann, el heredero rebelde de la familia Agnelli, que a través de sus empresas ha donado 10 millones de euros y otras ayudas para paliar los efectos de la emergencia, ha escrito una “carta de amor a Italia” para apoyar también psicológicamente a los que más están sufriendo en “el peor momento para la nación”. También quiere reconocer el trabajo de los que luchan contra el virus en primera línea y destacar la capacidad del país transalpino para recuperarse de las peores situaciones, como esta.

El nieto de Gianni Agnelli, que también ha comprado mascarillas sanitarias en Estados Unidos y las ha donado a Turín, Nápoles, Bérgamo y Palermo, escribe a su país natal “como se escribe a una mujer que en este momento no está, pero que pronto volverá”. Y subraya que Italia “nunca muere”. El heredero díscolo del clan ahora está volcado en sus empresas: Italia Independent, una compañía especializada en la venta de accesorios de moda y gafas de sol, a la que se añadió Garage Italia, que se ocupa de automoción.

“Si siempre he demostrado mi amor incondicional por el ingenio italiano, de Leonardo da Vinci a Mattei, de Pirandello a Rita a Levi Montalcini, de las películas de Fellini al Futurismo, de Ferrari y Fiat a Diesel y Piaggio, de las muchas excelencias de la comida italiana a Barilla, de Palladio a Renzo Piano, de Armani y Moncler a Gucci y Diesel, de Brembo a todas las banderas de las pequeñas empresas de nuestro país en el mundo, ahora me he enamorado de otra Italia”, continúa Elkann en su carta, citando a algunos de los artistas, escritores, emprendedores y modistas más populares del país.

Y habla de la Italia de quienes “resisten cada hora cada minuto y cada segundo que pasamos en este momento oscuro y sombrío” y de la que “sabe que cuando la noche es oscura, significa que el amanecer está más cerca”. También envía en su emotiva misiva, escrita dentro de la bandera del país, una palabra de aliento a quien “no se rinde, en los balcones, en las calles, en las casas”. Y destaca en particular el papel imprescindible de los “médicos, enfermeros, profesionales de la salud, voluntarios capaces de sacar una sonrisa incluso entre las lágrimas”. Recuerda además a los transportistas, dependientes de tiendas, cajeros de supermercados, pequeños y medianos empresarios que “hacen que lata el corazón más grande de Europa”. Elkann también envía un pensamiento “a quienes estos días no tienen que comer o no tienen un techo” en el que cobijarse.

Lapo, que desde hace tiempo ofrece una imagen renovada y es más discreto en todos los sentidos, envía un mensaje de ánimo en estos tiempos difíciles y recuerda que Italia “es un país que nunca muere, y cuando está de rodillas siempre se levanta”. “Tenemos algo que siempre nos salva: la fuerza de la belleza, la bondad, la creatividad, la generosidad y una constante resistencia que atraviesa nuestro país de norte a sur”, concluye.

Elkann ya no se exhibe como antes, mide sus apariciones y mantiene en privado también su situación sentimental. Ahora está centrado en su faceta empresarial y también volcado en la fundación que creó para ayudar a niños con dislexia y víctimas de abusos.

Leave a Reply