Lo último

La belleza radica en la utilidad

EL TELETRABAJO impuesto tras la pandemia ha venido para quedarse y ha trastocado la vida en miles de hogares, convertidos hoy en oficinas improvisadas. El diseño apuesta más que nunca por la necesidad de integrar espacios laborales dentro de casa con propuestas útiles, innovadoras y estéticas. Giorgio Armani diseñó en 1982 su icónica lámpara Logo para su propia oficina, en Milán. Ya entonces aspiraba a crear un refugio cálido, cómodo y sofisticado. Cumplió ese sueño cuando inauguró en el año 2000 Armani/Casa. Piezas como el sillón Pascal de la fotografía, con un respaldo envolvente y acolchado, lo han convertido en líder del sector inmobiliario del lujo, que hoy cuenta con tiendas en algunas de las ciudades más importantes del mundo desde Pekín hasta Los Ángeles, pasando por París o Londres. Con esta edición especial en cuero vintage marrón (7.200 euros) celebran dos décadas creando belleza.

Leave a Reply