Lo más visto

La amiga de Hollywood que acabó en una tienda de segunda mano

La historia termina con que se llamaba Maria Snoeys-Lagler, era miembro de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood y lleva cuatro años muerta. Pero eso viene luego. Comienza con un álbum repleto de fotografías de una desconocida con cerca de 200 de las estrellas más rutilantes del firmamento cinematográfico llegando a manos del perplejo dueño de una tienda de segunda mano de una pequeña localidad belga. En medio, una búsqueda: la de la identidad de la mujer lo suficientemente bien relacionada como para codearse con Will Smith, Bruce Willis, Tom Cruise, Johnny Depp, Antonio Banderas, Angelina Jolie o Meg Ryan, entre otros.

Maria Snoeys-Lagler con Tom Cruise.Maria Snoeys-Lagler con Tom Cruise. EL PAÍS

La veda se abrió cuando la tienda Opnieuw & Co, situada en Mortsel, cerca de Amberes, informó en sus redes sociales de que entre los objetos que habían llegado a sus manos se encontraba uno que estimaban podía conservar cierto valor emocional, y por tanto haber acabado lejos de las manos de sus dueños por error.

Durante días, el rostro sonriente de la mujer posando junto a los actores y actrices más célebres del planeta circuló por redes sociales. Hasta que alguien reparó en un detalle: Maria Snoeys-Lagler portaba una acreditación en una de las fotografías. El misterio estaba resuelto. Su puesto como miembro de la asociación periodística, que entre otras actividades es la encargada de organizar los Globos de Oro, explicaba cómo una desconocida para el gran público se había fotografiado durante años con los pesos pesados de la industria cinematográfica.

Maria Snoeys-Lagler y Will Smith.Maria Snoeys-Lagler y Will Smith. EL PAÍS

Menos claro está cómo llegó el álbum a manos de la tienda. Maria Snoeys-Lagler nació en Bélgica, pero su familia ya no vive en el país. Su próximo destino sí es conocido. Con el revuelo desatado en redes sociales, finalmente la tienda pudo localizar a sus parientes, a los que enviará las fotografías. La protagonista, que en vida conoció a multitud de famosos, no ha podido vivir en carne propia su momento de fama pasajera, pero su nombre quedará inevitablemente asociado a algunas de las estrellas más cotizadas de la gran pantalla.

Leave a Reply