Deportes

Kyrgios renuncia al US Open entre dardos

Desde que la pandemia de la covid-19 azotara al mundo, el tenista australiano Nick Kyrgios ha enarbolado la bandera de la seguridad y el sentido común, defendiendo que no se juegue en las pistas hasta que la situación esté más controlada. Sobre todo en Estados Unidos, pues hace unos días ya mandó un mensaje a través de las redes sociales en el que se podía observar que la curva de contagios en Norteamérica solo hacía que crecer al tiempo que ponía de remitente al US Open (previsto del 31 de agosto al 13 de septiembre, sin público). Torneo del que se ha descabalgado –como ya hiciera hace unos días la número uno Ashleigh Barty–, de nuevo con un vídeo en las redes sociales en el que explicaba su temor al contagio. Pero lo ha hecho a su manera porque ha cargado con otros tenistas como Alexander Zverev y Novak Djokovic.

“No jugaré el US Open. Me duele en el corazón no estar ahí, compitiendo en una de las pistas más importantes de la historia del deporte. Pero me quedo fuera por mi gente, mis australianos, por los cientos de miles de americanos que han perdido su vida, por todos vosotros. Es mi decisión, guste o no, y esas son mis razones”, resolvió Kyrgios, atusado con una sudadera del París Sant-Germain. Pero, indignado por lo que considera un comportamiento egoísta e irresponsable de la sociedad, fue hiriente con sus compañeros al recordar la animada fiesta que se celebró tras el Adria Tour en Belgrado –había unos 4.000 espectadores y no se tomaron medidas de seguridad-, con Djokovic, Zverev, Dimitrov, Coric, Troicki… “Jugadores, tenemos que actuar en interés común y trabajar juntos. No podéis estar bailando sobre mesas, sacando dinero por Europa o tratando de ganar pasta rápidamente organizando una exhibición. Eso es muy egoísta. Actuad responsablemente. Pensad en el otro por una vez, de eso va este virus. No importa tu ránking o cuánto dinero tienes. Actúa responsablemente”, sentenció.

Las críticas de Kyrgios sobre Zverev no son nuevas, pues le pillaron en dos fiestas casi de forma consecutiva. “¿Otra vez tío, otra vez?. ¿Cómo puedes ser tan egoísta? ¿Cómo? Si tienes la cara dura de pedir perdón a todo el público por poner en riesgo su salud, al menos ten la jodida vergüenza de quedarte junto a tu novia aunque sea 14 días y cumplir la cuarentena”, lamentó Kyrgios.

En esta ocasión, sin embargo, Zverev se alineó con el australiano o, al menos, se acercó a su postura. “Es un poco locura jugar ahora el US Open. Preferiría que no se llevase a cabo y que empezásemos el año en Europa”, resolvió el tenista alemán, precisamente tras un torneo de exhibición en Francia. Pone, pues, en duda su participación. Kyrgios, sin embargo, lo tiene claro.

Leave a Reply