Las noticias

Kim Kardashian y otros famosos promueven un boicot a Instagram durante un día por los mensajes de odio

Varias celebridades, entre ellas Leonardo DiCaprio y Kim Kardashian, han anunciado que no publicarán nada en sus cuentas de Instagram durante un día (este miércoles 16 de septiembre). El objetivo de este boicot es exigir a Facebook, empresa propietaria de la red social, que combata de forma más eficaz los contenidos de odio y la desinformación.

En un mensaje publicado en su cuenta, donde tiene casi 190 millones de seguidores, Kardashian explicaba que le encanta conectar directamente con sus fans a través de Instagram y Facebook, pero que no puede quedarse “sentada y en silencio mientras estas plataformas siguen permitiendo que se difunda el odio, la propaganda y la desinformación”, para tomar medidas “solo después de que muera gente”. Concluía invitando a sus seguidores a sumarse al boicot de un día, usando la etiqueta #StopHateForProfit, detengamos el odio por provecho. En Facebook ha anunciado además que sus marcas de moda y cosmética se unen al boicot.

Los actores Sacha Baron Cohen y Jennifer Lawrence, entre otra veintena de celebridades, también se han sumado a esta iniciativa, incluyendo a Penélope Cruz, que lo ha anunciado esta mañana. La acción surge de un grupo de organizaciones que se aliaron en junio con ese nombre, Stop Hate For Profit, para pedir a Facebook que no se amparara en su condición de herramienta neutral y que se responsabilizara de los contenidos que se publican en sus plataformas. La campaña se dirige específicamente a Instagram, pero varios de los famosos que participan, como la propia Kardashian, la han ampliado a sus publicaciones en Facebook.

El colectivo incluye nueve organizaciones, entre las que se encuentran la Anti Defamation League (ADL), asociación judía contra el antisemitismo, y la NAACP, La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color. Este grupo acusa a Facebook de “incitar a la violencia, difundir el racismo y el odio, y contribuir a la desinformación sobre el proceso electoral”. Estados Unidos elegirá nuevo presidente en noviembre y, por cierto, Kanye West, rapero y marido de Kardashian, se presenta como candidato independiente.

Estoy con las organizaciones líderes en derechos civiles de este país, incluyendo Color of Change, ADL y la NAACP, que hoy han pedido a todos los usuarios de Instagram y Facebook que protesten contra la amplificación del odio, el racismo y el menoscabo de la democracia en estas plataformas. Uso Instagram y Facebook, pero quiero que sean una fuerza para el bien, no para el odio, la violencia y la desinformación. Esto debería suponer una oportunidad para que Facebook trabaje con estas organizaciones y con la comunidad para convertirse en una plataforma mejor y más segura para todos. Por favor, uníos a mí y no publiquéis nada durante 24 horas este miércoles 16 de septiembre.

En una nota de prensa, la ADL explica que la campaña puede alcanzar en redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter) a más de 500 millones de cuentas, sumando los seguidores de los famosos que ya se han unido. La plataforma también ha anunciado que durante los próximos días la campaña seguirá con mensajes en los que se explicará el papel de Facebook en la difusión de mensajes racistas y de información falsa. Aparte de los mencionados, también participan nombres como Judd Apatow, Katy Perry, Naomi Campbell, Michael B. Jordan y Mark Ruffalo, entre otros.

Sin embargo, y según recogía The New York Times, la acogida de la campaña no ha sido especialmente positiva en redes sociales, con comentarios sarcásticos como “vaya sacrificio” y “menuda forma de correr riesgos”. El diario la compara con #BlackoutTuesday, una campaña en la que se apoyaba el movimiento Black Lives Matter con la publicación de una imagen en negro y que fue criticada por insustancial.

En junio, Stop Hate For Profit ya promovió otra campaña para que las empresas dejaran de contratar publicidad en Facebook durante un mes. Se sumaron más de 1.000 compañías, según datos de estas asociaciones, incluyendo nombres como Coca-Cola, Microsoft, Starbucks y Puma. Muchas ya anunciaron entonces que volverían o que eran pequeñas empresas que necesitaban usar la plataforma de Zuckerberg para llegar a sus clientes.

A principios de julio, el consejero delegado y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, se reunió con representantes del movimiento, que calificaron el encuentro de “decepcionante”, asegurando que no habían recibido una respuesta clara ni que pudiera llevar a resultados concretos. La plataforma le presentó una lista de diez recomendaciones, que incluían contar con expertos para evaluar el impacto de sus acciones contra los discursos de odio y eliminar las cuentas que difundieran estos mensajes.

En agosto, Facebook anunció que había eliminado miles de cuentas vinculadas al movimiento QAnon, una teoría de conspiración a favor del presidente Donald Trump. Y a principios de septiembre, también anunció un endurecimiento de sus normas sobre la publicidad política, aunque solo se harán efectivas una semana antes de las elecciones.

Facebook ignora el odio y la desinformación en su web. Esto no es un “error operativo”. Es una decisión voluntaria para anteponer los beneficios a la gente y a la democracia. Dile a Facebook que detenga el odio por provecho.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

Leave a Reply