Las noticias

Joven, sano y en la UCI: el riesgo existe

Un niño monta en bici con una mascarilla en Pekín.Un niño monta en bici con una mascarilla en Pekín.Fred Lee / Getty Images (EL PAÍS)

El riesgo cero no existe con el coronavirus. De tanto insistir en la importancia de proteger a los grupos vulnerables –personas mayores y/o con patologías previas–, se pierde de vista que es una enfermedad que puede afectar a cualquiera y que, aunque es improbable, las personas jóvenes y sanas también pueden sucumbir a ella, requerir hospitalización, incluso morir. Son la excepción que confirma la regla y, cuantos más casos haya, más excepciones a la regla se verán.

La primera que se ha hecho pública en España, la de una persona joven y sana que ha fallecido, se conoció el miércoles. Era un guardia civil de 37 años, sin enfermedades reseñables y que prestaba su servicio con normalidad antes de dar positivo y morir en el centro hospitalario Quirón de Alcorcón, en la Comunidad de Madrid. Ese mismo día, Michael J. Ryan, director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió: “Tenemos que ser muy cuidadosos con la idea de que este virus solo mata a la gente mayor. Es cierto que la gente joven es menos propensa a desarrollar una enfermedad grave, pero también hay un número significativo de jóvenes que han muerto”.

¿Qué hace que una persona joven y sana fallezca por culpa del coronavirus? Existen varias razones: exposición a una gran carga viral, predisposición genética, alguna flaqueza de su sistema inmunitario que hubiera pasado inadvertida, patologías desconocidas. Pero todo se resume, según el virólogo Juan Ayllón, en que, más que de causas, hay que hablar de riesgos, de probabilidades: “Si se infecta mucha gente, aunque tengas baja probabilidad, es como el gordo de la lotería; le toca a alguien. Todavía no conocemos bien los factores de riesgo asociados. Tenemos clarísimo que la edad es uno muy importante, así como la fragilidad de una persona, que es difícil de definir, pero abarca muchos factores”.

Ciertamente, si se sabe algo es que las personas mayores tienen mucho más riesgo. Lo mostraron las estadísticas en China y se ha confirmado allí donde el coronavirus se ha extendido. En Italia, un artículo publicado en The Lancet explica que la media de edad de los fallecidos fue de 81 años y más de dos tercios tenían diabetes, enfermedades cardiovasculares o cáncer, o eran exfumadores. El 14,1% tenía más de 90 años; el 42,2%, entre 80 y 89 años; el 32,4%, entre 70 y 79; el 8,4%, entre 60 y 69, y el 2,8%, entre 50 y 59 años. En el país transalpino, por debajo de 50, los decesos son testimoniales y no hay ninguno por debajo de 30 años. Lo que no quiere decir que no pueda suceder, incluso en niños, aunque no se hayan registrado tampoco.

La anterior es la distribución de las muertes, no la tasa de letalidad, es decir, la relación entre infecciones y fallecimientos, que es provisionalmente de un máximo del 20% en mayores de 90 años y va bajando paulatinamente a medida que desciende la edad (ver gráfico). Probablemente, esta cifra es superior a la real, ya que se calcula en relación con los positivos, con lo que no se cuenta a las personas asintomáticas ni a aquellas que no se han hecho pruebas.

Tasa de letalidad en Italia

Datos en porcentaje sobre el total de infectados

confirmados.

Fuente: Istituto Superiore di Sanità.

EL PAÍS

Tasa de letalidad en Italia

Datos en porcentaje sobre el total de infectados confirmados.

Fuente: Istituto Superiore di Sanità.

EL PAÍS

Tasa de letalidad en Italia

Datos en porcentaje sobre el total de infectados confirmados.

Fuente: Istituto Superiore di Sanità.

EL PAÍS

En Italia, entre las personas de 30 y 50 años, esa tasa de letalidad es del 0,1%. En esa décima de punto, la gran mayoría son personas con patologías. De hecho, un estudio publicado el miércoles mostraba que más del 99% del total de los fallecidos las tenía. Pero, por pequeñas que sean las probabilidades para las personas sanas, las hay. Como recuerda el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional para Alergias y Enfermedades Contagiosas de Estados Unidos, “con la gripe también mueren ocasionalmente personas jóvenes y saludables”.

En China, esto fue lo que le ocurrió a un buen número de médicos. Ayllón explica que en este caso se debe probablemente a que se expusieron a una carga viral muy alta. “No es lo mismo comerte un mordisco de una hamburguesa en mal estado que si te comes cuatro hamburguesas enteras”, dice a modo de ejemplo. La forma de exposición también es determinante. “Podemos pensar que es contradictorio que no recomienden llevar mascarilla y después ver a sanitarios vestidos como si fueran astronautas. Pero si tienes que entubar a un enfermo, te expones a muchos virus, y encima a uno que viene del aparato respiratorio; la cantidad de inóculo puede ser enorme”, continúa el virólogo.

Otra posibilidad es que personas que creen estar sanas realmente tengan alguna patología oculta o un sistema inmunitario débil. “Esto podría deberse a alguna deficiencia inmunológica hereditaria de la que ni siquiera somos conscientes a una edad en particular. O bien podría deberse a otras comorbilidades como el asma o la anemia de células falciformes u otras”, explica el doctor Rodney Rohde, de la Universidad de Texas.

Un tercer factor que puede explicar las escasas muertes en personas jóvenes y sanas son predisposiciones genéticas de los enfermos. “Hay mucho que no se conoce del virus y estas predisposiciones pueden interactuar con la biología del virus, favoreciéndolo de alguna manera, y en otras ocasiones protegiéndonos”, añade Ayllón.

En este mapa de riesgo, los niños tampoco están exentos. Un estudio en prepublicación añade información a lo que se sabe del contagio en menores. Si bien las patologías son mucho más leves que en adultos y todavía no se conocen muertes de menores de nueve años, las infecciones existen y los casos graves, también. Los investigadores analizaron 2.143 casos de niños menores de 18 años en China. Un 4% fue asintomático; alrededor de la mitad tenían síntomas leves, como fiebre, fatiga, tos, congestión y posiblemente náuseas o diarrea. Más de un tercio sufrió una enfermedad moderada. Finalmente, 125 niños, casi el 6%, desarrolló una enfermedad muy grave. En una entrevista en el New York Times, el investigador principal del trabajo, Shilu Tong, dijo: “Lo que esto nos dice es que los hospitales deben prepararse para algunos pacientes pediátricos porque no podemos descartar a los niños por completo”.

La mitad de los graves en Holanda, menores de 50 años

Francia y Holanda han dado en los últimos días la voz de alarma sobre casos de coronavirus, incluso graves, entre personas más jóvenes de lo que se considera grupo de riesgo. En Holanda, alrededor de la mitad de los 96 pacientes internados en unidades de vigilancia intensiva tienen menos de 50 años. A falta todavía de una explicación científica, puesto que la enfermedad afecta sobre todo a mayores o personas con patologías previas, Diederik Gommers, presidente de la Asociación neerlandesa de Cuidados Intensivos, baraja la hipótesis de un contagio durante los carnavales de la región, celebrados a finales de febrero. Las fiestas son muy populares, con aglomeraciones en la calle y locales repletos de clientes, informa Isabel Ferrer.

En Francia, las autoridades sanitarias han venido advirtiendo cada vez con más preocupación de que no solo la epidemia de coronavirus se “acelera”, sino que también aumentan los casos entre los menores de 65 años, informa Silvia Ayuso. El martes, al dar al final de la jornada las nuevas cifras nacionales, el número dos de la Sanidad de Francia, Jérôme Salomon, indicó que, de los 175 fallecidos desde el comienzo de la epidemia, el 7% son “menores de 65 años”. “El 50% tienen menos de 60 años y el 50% tienen más de 60 años. Así que vemos que puede haber casos graves entre adultos o adultos jóvenes (…) Observamos pocos casos entre menores, pero a partir de los 25 o 30 años, hay formas cada vez más severas y sin que se dé forzosamente una patología grave subyacente”.

Las razones no se conocen, pero los focos de transmisión pueden estar detrás de la afección a grupos poblacionales concretos. Es pronto para sacar conclusiones.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Leave a Reply