Deportes Las noticias

Joan Barreda abandona a dos días del final del Dakar

Joan Barreda, durante la etapa.
Joan Barreda, durante la etapa.Florent Gooden HANDOUT via ASO / EFE

Nadie podría creérselo. Joan Barreda, segundo este miércoles, cuarto en la clasificación general del Rally Dakar a 15 minutos del primero, su compañero en Honda Kevin Benavides, no paró al finalizar la primera parte de la especial. Marcaba el mejor tiempo. De hecho, la distancia que mantenía con su otro compañero, Ricky Brabec, de 12 minutos, auguraba un excelente final de carrera para el español, que aspiraba, como mínimo, al podio final. Nada más lejos de la realidad.

No se detuvo Barreda al cabo de 215 kilómetros y no rellenó el depósito de su Honda. La noticia corrió como la espuma. Esos 12 minutos que había sacado a golpe de gas podían esfumarse rápidamente: se arriesgaba a una sanción. Y, lo más importante, a quedarse sin combustible. Y eso fue lo que pasó. En el kilómetro 267 de la especial se quedó tirado. Estuvo parado más de dos horas hasta que, finalmente, tomó la decisión de abandonar. Solicitó la asistencia del equipo médico, que lo trasladó en helicóptero hasta el vivac en Yanbu.

La etapa de este jueves, la penúltima de un Dakar que se ha disputado a velocidades de vértigo por pistas angostas y peligrosas, plagadas de piedras y grandes rocas, se había anunciado como una de las más difíciles de la carrera. Era inicialmente la especial más larga del Dakar 2021, pero las lluvias de los últimos días cerca del destino, en Yanbu, llevaron a la dirección de la carrera a recortar los 50 kilómetros finales, de modo que en lugar de 511 km de cronometrada se disputaron unos 461. Barreda, que ansiaba las dunas de esta etapa, donde le gusta exprimir su velocidad y su técnica, y donde aspiraba a escalar alguna posición más en la general, se quedó a mitad camino.

Su abandono pone un broche más que agridulce a esta edición, que disputó siempre al ataque, con salud y constancia –algo que hacía años que no le pasaba–, y en el que alcanzó la nada desdeñable cifra de 27 victorias de etapas que le situó entre los tres pilotos con más triunfos en la categoría de motos.

Con Barreda fuera de la ecuación, fue Benavides (Honda) quien más partido sacó a la jornada. El argentino, tercer clasificado, logró aumentar en más de siete minutos su ventaja en la general respecto de su compañero Brabec. Claro que la victoria de Sam Sunderland (KTM) le aupó a la segunda posición de la tabla, a cuatro minutos, lo que deja el Dakar en manos de tres pilotos separados por menos de ocho minutos.

Leave a Reply