Lo último

Jaime Olías: “Me importa el dinero lo justo y necesario”

El confinamiento, como cualquier circunstancia adversa, termina por agudizar el ingenio. Al menos el de aquellos que, como Jaime Olías (Madrid, 1989), siguen manteniéndose productivos. El actor, que alcanzó notoriedad entre el público hace casi una década gracias a su papel de Damián en la serie juvenil Ángel o demonio y ha compartido cartel con estrellas internacionales como Elijah Wood –ocurrió en Open Windows (2013)–, ha aprovechado el encierro obligado en el que nos encontramos para rodar Reverso, un corto de suspense grabado íntegramente en su casa. No es el único proyecto que tiene entre manos. Justo antes de que se iniciara la cuarentena, Olías estaba inmerso en el rodaje de la nueva serie de Amazon Prime El Cid. De esto, además de de miedos irracionales, habilidades ocultas e ídolos eróticos, nos habla a continuación.

Has grabado un corto en casa, Reverso, durante el confinamiento, ¿cómo ha sido la experiencia? Fantástica. Al principio de la cuarentena mi pensamiento era el mismo que supongo que tienen muchas personas: tengo que aprovechar el tiempo. Eres tú contra tus objetivos, contra esos folios en blanco que quieres rellenar. Y al cabo de las primeras semanas esos folios poco habían avanzado. ¡Vértigo! mucho vértigo. Un día, decidido a no hacer nada en todo el día, se me ocurrió que podía hacer un corto como antes, cuando era un chaval, o más chaval todavía. Y me pareció una idea genial. Dejar de lado esos dichosos folios en blanco y lanzarme a demostrarme de lo que era capaz. ¿Qué más da? si el resultado era nefasto lo enviaría directo a la papelera de reciclaje. Pero también era la oportunidad de demostrarme que puedo hacer algo sin medios y con los conocimientos que he adquirido estos años. Y para mi alegría el resultado fue satisfactorio, así que lo subí a redes y parece que la gente lo ha recibido bien. Victoria.

Este no es el único corto que has hecho. Un monstruo está en diferentes festivales. Háblanos de este proyecto. Ya podría decir que tengo algún que otro corto a mis espaldas. El año pasado gané el premio a mejor guión de la Comisión Europea lo que me permitió rodar un cortometraje The sound of mine que estuvo circulando por festivales de primera categoría como Estocolmo. Después de esta experiencia quería más. Me lancé a producir una pieza que llevaba tiempo rumiando “Un monstruo”, repitiendo con el equipo técnico de The sound of mine. El resultado ha sido fabuloso. Justo cuando lo teníamos para empezar a distribuir llegó el Covid a cambiarnos la vida, a cancelar la gran mayoría de los festivales y a congelar los circuitos de competición. Veremos qué pasa cuando todo esto acabe, pero confió en que tenga una buena acogida. Está protagonizado por Pau Cólera, Eugenio Barona y Rodrigo Poisón.

Además, aunque no puedes develar mucho, tienes una serie entrenamos con Amazon Prime. ¿Qué es lo que puedes contar del rodaje? Se trata de El Cid para Amazon Prime, donde interpreto a Alfonso VI. Sólo puedo decir que ha sido la mejor experiencia audiovisual de mi vida. Unos medios técnicos y profesionales que quitaban el hipo. Estoy deseando que poco a poco Amazon empiece a compartir información de la serie y que todos disfrutéis de lo que yo creo que es una pieza única, algo jamás visto en España.

¿Sabes qué es lo primero que harás cuando todo pase? Ir a la playa. Siempre que sea seguro para las personas que viven allí, y las autoridades lo permitan. Cogeré el coche, mi portátil, tiraré para el norte y alquilaré una casa cualquiera. A seguir con mi escritura. Ando dentro del desarrollo de algunos proyectos y me piden mar. Es como que el mar lo relativiza todo.

¿Qué es lo que más le gusta a los demás de ti mismo? Es complicado. He preguntado para poder responder a esta pregunta y me he sorprendido en lo que coinciden mis amigos. Por lo visto tengo una manera de pensar algo diferente, puede ser algo que guste mucho o que odies.

¿Y lo que más te gusta a ti de ti mismo? Me considero una persona con mucho apetito en aprender. Es algo que mi hermano mayor se esforzó por inculcarnos a los pequeños. Soy curioso, me gusta entender las cosas, aprender, y tener un pensamiento crítico. Las conversaciones en casa cuando nos reunimos están llenas de curiosidades, somos cuatro frikis.

¿Cuál es tu forma favorita de perder el control? Viernes noche, una llamada de un par de amigos y a celebrar que estamos vivos y podemos bailar. Es como una especie de llamada que pide: salgamos que el mundo se puede acabar mañana.

¿Qué te compraste con tu primer sueldo? Hice un regalo, una cámara. Luego me compré un ordenador, de los grandes, de sobremesa.

¿Qué tienes de fondo en tu pantalla del móvil? Una foto que hizo una persona muy especial y ahí se va a quedar.

¿Cuál es tu habilidad oculta? Creo que tengo una capacidad auditiva que tengo que hacerme mirar. Puedo escuchar sonidos lejanos o sonidos muy bajos para el resto de personas. Eso, o las personas con las que me relaciono están sordas o me toman el pelo. Luego sé dibujar, algo.

¿Tu palabrota favorita? Mierda. Me sale sola. Tengo que dejar de decirla, mierda.

¿Qué figura pública amas? Scorsese, busco todo sobre él: sus masterclass, sus biografías, sus estudios, cada entrevista. TO-DO.

¿Y qué figura pública no querrías tener cerca? No puedo decir su nombre. Un compañero con el que coincidí hace muchos años y fue muy mal compañero. ¡Qué tipo! Yo era joven y miedoso, él era mayor. Un compañero malísimo, pero no me planté. Si me pilla ahora, en fin, creo que disfrutaría sobremanera.

¿Cómo es tu decoración ideal? Pues nunca me he preocupado demasiado. Me gustan las cosas con historias. No me suelo deshacer de nada viejo. Me gustan las cosas que tienen significado y valor.

¿Y tu decoración odiada? Sinceramente la decoración típica de catálogo de revista me parece como sin alma. Esa mezcla de moderno y fabricado a partir de palés y unas cajas de fruta pero que en realidad tienen toda la pinta de tener la etiqueta de la tienda en la parte de atrás. Cuando veo las casas típicas de redes sociales me parecen una copia de una copia de una copia. Es cuestión de gustos pero para mí es como decoración administrativa, aburrida.

¿Qué viaje te marcó? Todos me han dejado algún poso. Incluido los que he hecho yo solo por España para escaparme un poco de todo. Pero diría que Corea del Sur es lo más espectacular y diferente que he visto nunca. Volví en shock.

¿Y a qué lugar no volverías? Creo que volvería a prácticamente todos los sitios en los que he estado. Supongo que tardaré en volver a Roma. He estado allí viviendo casi un año, y aunque es increíble, tendría que dejarlo reposar. Tengo muchísimos sitios nuevos que conocer.

¿Qué canción te pones para animarte? Wolf like me, de Tv on the radio.

¿Y para seducir? Ni idea, no suelo tener canciones para seducir. Pero una buena conversación sobre música siempre es algo que seduce. Kings of Leon, Mumford and Sons, etc. Pon tú una canción. “Joder, me encanta”.

¿Cuál es tu cuenta favorita de Instagram? Will Smith. Podría ver un reallity 24/7 de ese hombre. Es la persona con más carisma de la Tierra.

¿Y el vídeo que más veces has visto en YouTube? Miles, soy adicto a Youtube desde niño. Tengo cientos de videos que me pongo de fondo: sonidos ambiente de lluvia, de mar, de bosque, que me pongo durante horas para acompañarme cuando curro. Luego tengo un video de profesionales de Snowboard de los noventa que veo con mi mejor amigo sin parar por la música y porque era nuestro video de críos. Tratábamos de emular a esos pros, pero nuestros huesos no estuvieron a la altura.

¿Quién es la persona más famosa a la que has conocido? Tuve un momento fan que no pude controlar. Rodé una película que se llama Open Windows donde trabajaba Elijah Wood, Frodo en El señor de los anillos. Yo he crecido leyendo los libros y luego viendo las películas sin parar. Cuando supe que le conocería no podía disimularlo, así que un día que coincidí con él en el plató me puse a temblar. Para un friki como yo era imposible evitar temblar, me acerqué y le dije la verdad. Algo así como: “No sabes lo importante que eres en mi vida, llevas formando parte de ella desde hace años de una manera que no te imaginas”. Él estuvo a la altura, sonrió, charlamos y todo fue sobre ruedas. Que tío más majo, ese momento me lo llevo a la tumba.

¿Quién fue tu primer ídolo erótico? Ni idea la verdad. Cameron Diaz. Pocahontas, sí, la de dibujos…

¿Y cuál ha sido el último? Claire Forlani en Meet Joe Black. ¿Hola? ¿No es la persona más bella del planeta?. Estoy enamorado. Desde el día que la vi siendo un adolescente hasta ahora.

¿Qué encuentras cuanto te buscas a ti mismo en Google? Fotos que odio. Fotos qué digo: “Dios, ¿por qué te hiciste esta foto?”. Cuando empecé a trabajar como actor en televisión había algunas revistas y medios que querían sesiones. No sabía plantarme y decir “No lo veo” o “Lo siento, pero yo no soy este”. Recuerdo que los editores me decían cosas absurdas para convencerme del rollo: “No, pero es por tu personaje que es así o asa”. Y yo caía, luego veía el reportaje y era Jaime hablando y en la foto el supuesto personaje de televisión, pero no existía un pie de nota que pusiera “Jaime interpretando el papel de su serie” o “Jaime posando como su personaje”. De ese modo no era yo nunca, las odio. Ahora me niego en rotundo. No me gusta, no lo hago. “Es que esta ropa es genial”. Ya, pero no soy yo. No estoy cómodo con eso. Ahora o estamos en la misma onda, o no.

¿Cuál es la peor pregunta que te han hecho en una entrevista? Tengo mucho cuidado con las entrevistas que son grabadas y luego redactadas por los periodistas. A veces algunos acortan, reformulan y adaptan lo que has dicho. Supongo que es parte de su trabajo, pero en ocasiones ha dado pie a declaraciones que no han sido tales, titulares decabellados. Ahora suelo pedir que me envíen el artículo antes de publicarlo para revisarlo (siempre que sea un artículo cien por cien redactado por el periodista en base a una entrevista grabada o telefónica). Muchas veces me han pedido que hable de política, o de otros compañeros, que me compare con ellos. Oye no, yo si quieres tengo una conversación sobre cine contigo. De eso puedo decir que sé bastante como para tener una conversación agradable, pero no voy a hablar de lo que no tengo ni pajolera idea.

¿Qué es lo que siempre quisiste saber hacer pero consideras que es demasiado tarde para intentar aprender? Cantar. Se que hay una gran parte que es innata y otra que es educacional. Yo llegué mayor a este interés y ni mi oído es bueno ni tengo idea de nada. Qué pena que la vida no sea un simulacro, lo haría mejor en la siguiente, me interesaría desde niño.

¿Excitantes o calmantes? Excitantes: café, té, coca-cola.

¿Qué plato dominas y en cuál fracasas en la cocina? La verdad que soy malísimo en la cocina, nunca me he sentido atraído. Es curioso porque en esta cuarentena Instagram se ha convertido en el nuevo canal cocina pero no consigo motivarme, me pongo siempre con otras cosas. Soy muy de sota, caballo y rey. Valoro mucho a la gente que sabe cocinar y probar cosas nuevas en restaurantes me encanta, pero en casa siempre hago cuatro platos: arroz, arroz, arroz y arroz.

¿Cuál es el fracaso del que más aprendiste? Cientos de fracasos: en el amor, en lo laboral, en lo personal. Todos me han servido para aprender algo. Creo que he aprendido a no expresar lo que siento con mucha facilidad, antes lo hacía, sin importarme las consecuencias y luego viendo los resultados me sentía como un idiota. No tenías que haber dicho esto, idiota.

¿Qué es lo más valiente que has hecho en tu vida? Dedicarme a lo que me dedico dejando de lado el miedo. Cuando empecé a actuar, a escribir, a querer dirigir, pensaba: “Uf, si esto no sale, ¿cuál va ser tu plan B?” o “Uf, que miedo esto o lo otro”. Un día hace 4 años hice clic, me dije: “Mira, nunca te ha importado bajar al barro, si esto no funciona trabajarás de lo que puedas para seguir intentándolo”. Dejé el miedo de lado. Ya no me importa la incertidumbre, ya no me importa el improvisar o vivir adaptándome. Me importa el dinero lo justo y necesario. No tengo nadie de quien hacerme cargo, soy yo el único que va a cargar con las consecuencias de que salga bien o mal. Me siento libre. Veo algunas personas con más miedo que yo sobre mi incertidumbre laboral continua.

¿Cuál es la prenda más cara que tienes en tu armario? No tengo. Una vez tuve una chaqueta de cuero de una marca muy cara que me regalaron por una sesión de publicidad, costaba unos mil euros. La vendí. ¿Para qué querría una chaqueta de mil euros si mis pantalones tienen cuatro años y costaron 30 euros? Ya tengo una chaqueta de cuero que costó una décima parte y que me gusta más. Me gusta la ropa que me dice algo. No soy muy seguidor de modas.

¿Qué no perdonarías en un amigo? No sé, supongo que lo típico. Me considero alguien leal y suelo exigir los mismo a mis amigos

¿Qué no perdonarías en un amante? Me gusta la lealtad y la sinceridad. Podría perdonarlo casi todo, pero necesito sinceridad.

¿Qué querías ser cuando eras pequeño? De todo. Pero desde adolescente quería dedicarme al cine, escribir y dirigir películas, producirlas, etc.

¿Cómo sería tu senectud soñada? Pelo por los hombros, una barba blanca y un barco. En ese futuro ya no existe el cáncer ni las enfermedades relacionadas con el tabaco. Así que empiezo a fumar de nuevo a los 75… Ahora, en cambio, me toca ser no fumador.

¿Cuál es tu miedo o fobia más irracional? Algunas veces, muy pocas, tengo un miedo irracional a dormirme y no despertarme, me deja en vela.

¿Recuerdas cuál fue el momento más feliz de tu vida? He tenido grandes, muchos, no sabría decirte. Hacer el amor estando enamorado. Los días que me llamaron para trabajos. Los días que gané premios. Reencuentros con personas que echaba de menos. El día que nacieron mis sobrinas. La celebración de mi treinta cumpleaños.

¿Y el más triste? Muchos. Despedidas con algunas personas a las que quería. El día que mi padre me dijo que tenía un cáncer y que no había nada que hacer. Poco después falleció.

¿Qué actividad te ayuda a relajarte y desconectar completamente? Caminar, caminar por la playa, caminar por la montaña, caminar por zonas nuevas. Caminar y punto.

Cuéntanos un chiste absurdo que te hizo muchísima gracia. Matthew McConaughey: buen actor, mejor contraseña.

¿Alguna vez te ha ocurrido algo a lo que no encuentres explicación racional? El amor, es lo más irracional que existe, creo que es capaz de atravesarlo todo. Es lo único que puedo considerar como algo incapaz de ser cuantificado o explicado. Al mismo tiempo soy muy incrédulo con muchas cosas como las paraciencias o misticismos. Pero hay algo que siempre me planteo y es: ¿por qué siempre que tengo algo en la cabeza de alguna manera al final orbita cerca de mí? Como si de gravedad se tratara. Puede que sea que de manera inconsciente llevo a cabo acciones que hacen que se acerque este pensamiento, se materialice. O simplemente atraemos las cosas, yo que sé.

¿Qué cualidad humana consideras más sobrevalorada? La fortaleza. A veces se nos educa para perder la empatía y poner una coraza entre nosotros y lo que nos rodea. Hay que ser débil cuando hay que ser débil y fuerte cuando hay que serlo. Pero pienso que la fortaleza debería ser la consecuencia del aprendizaje y no una forma de relacionarse.

En estos tiempos de confinamiento no es tan sencillo conseguir ICON como siempre. Por eso, el número de abril ya está disponible en formato PDF, y es descargable de forma gratuita haciendo clic aquí.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Leave a Reply