Las noticias

Italia prohíbe los despidos durante dos meses por el coronavirus

El Gobierno italiano ha aprobado este lunes un decreto con medidas extraordinarias para evitar que se profundice la herida que el coronavirus ha provocado en la salud y la economía. El Ejecutivo de Giuseppe Conte inyectará hasta 25.000 millones de euros para apoyar a las familias, las empresas y los trabajadores, también autónomos, afectados por los estragos que está provocando la pandemia en el país transalpino, el segundo del mundo con mayor número de contagiados (24.747) y fallecidos (1.809), por detrás de China. Entre otras cosas, destinará 3.000 millones para reforzar con medios y personal el sistema sanitario nacional, que en Lombardía está al borde del colapso, y también ayudará a las escuelas y universidades, cerradas al menos hasta el 3 de abril, con fondos dedicados a impulsar la educación a distancia. “Estamos intentando construir un dique para proteger a empresas, familias y trabajadores, nadie debe sentirse abandonado”, ha dicho el primer ministro en una rueda de prensa. “Queremos que el resto de Europa nos siga en este camino”, ha añadido.

El Gobierno, además, permitirá aplazar el pago de hipotecas de la primera vivienda, así como la suspensión temporal de las obligaciones fiscales de empresas y ciudadanos. También se apoyará a los sectores afectados como el turismo o la hostelería y se favorecerá al acceso al crédito por parte de las empresas.

El decreto, que se esperaba para el pasado viernes y que finalmente ha llegado este lunes, también contiene un paquete laboral para asegurar los puestos de trabajo y minimizar el impacto de las restricciones para frenar el coronavirus sobre el empleo, con ayudas por valor de 10.000 millones de euros. Entre otras cosas, contempla medidas de choque como subsidios al desempleo o una asignación de 600 euros para el mes de marzo para los trabajadores autónomos que se han visto obligados a reducir su actividad. También paraliza todos los despidos durante dos meses, desde el 23 de febrero, el primer día de la epidemia en Italia, para que nadie pierda su trabajo a causa de esta emergencia sanitaria.

En una rueda de prensa entre excepcionales medidas de seguridad, con un único ponente por turno, la ministra de Empleo, Nunzia Catalfo, ha explicado que también se concederán ayudas a las familias, como bajas parentales especiales de hasta dos semanas y prestaciones para los progenitores que tengan que ir a trabajar y deban dejar a sus hijos con niñeras. Esta asistencia se ampliará en el caso de los profesionales sanitarios. Además los días de permiso para cuidar de un familiar enfermo pasarán de los tres actuales a 12, mientras que las cuarentenas contarán a todos los efectos como una baja laboral por motivos médicos. También se contemplan bajas especiales para enfermos oncológicos o pacientes inmunodeprimidos.

El Ejecutivo destinará también 85 millones de euros para dotar a las escuelas de todo el país de plataformas y herramientas digitales de educación a distancia o para mejorar las ya existentes y para formar en esta materia al personal de los colegios. Según ha explicado la ministra de Educación, Lucia Azzolina, estos recursos también servirán para reducir la brecha digital y poner a disposición de los estudiantes menos acomodados dispositivos digitales y conexiones a Internet para que puedan utilizar los medios de enseñanza no presencial. Otros 43,5 millones de euros se dedicarán a la limpieza extraordinaria y la desinfección de los centros escolares, para cuando puedan volver los estudiantes. La ministra ha garantizado que “nadie perderá su puesto de trabajo” y que todas las suplencias están garantizadas, incluso las breves.

La utilización de estos 25.000 millones de euros iniciales es un primer movimiento, una terapia de choque para afrontar este parón económico de consecuencias imprevisibles, que supondrá al país una desviación de su déficit para este año hasta el 3.3% del PIB, desde el 2,2% que calculó el Ejecutivo el pasado septiembre. El segundo paso llegará en abril, con un nuevo paquete de medidas. “Este es un decreto poderoso, decidido en cifras y acciones. Sabemos que no bastará, pero queremos dar el mensaje de que el Gobierno responde hoy y responderá mañana”, apuntó Conte.

Leave a Reply