Las noticias

Israel retiene 30 respiradores adquiridos por España antes de prohibirse su exportación

Llegada a Madrid de los respiradores bloqueados en Turquía, el pasado día 8.Llegada a Madrid de los respiradores bloqueados en Turquía, el pasado día 8.JuanJo Martín / EFE

Israel, un país con nueve millones de habitantes que ha registrado cerca de 12.600 casos de contagio y 140 muertes por coronavirus, retiene una treintena de respiradores destinados a España. Empresas españolas adquirieron los aparatos de ventilación asistida para los sistemas sanitarios de Madrid y Cataluña antes de que el Gobierno hebreo prohibiera su exportación. Para reclamar su urgente entrega, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, telefoneó el domingo a su homólogo israelí, Israel Katz. Según ha asegurado un portavoz diplomático en Jerusalén, Katz se ha comprometido con González Laya a mediar ante el Ministerio de Economía, que supervisa el comercio exterior, para desbloquear el envío.

En su cuenta en Twitter, el jefe de la diplomacia israelí daba cuenta en castellano, el mismo día 12 de abril, de su conversación con González Laya “sobre ideas en la cooperación hispano-israelí” para combatir la pandemia, pero no mencionaba la reclamación de los respiradores. “Nuestros pensamientos están con quienes han perdido seres queridos. Toda nuestra solidaridad con España”, concluía Katz el mensaje.

En la noche del miércoles, el corresponsal diplomático del Canal 13 de la televisión hebrea, Barak Ravid, informó de que la petición de la ministra “no ha recibido respuesta [de Katz] hasta el momento”, a pesar de que las compañías españolas ya abonaron parte del importe de los aparatos médicos al fabricante israelí antes de que el Ministerio de Economía vetase su venta al exterior. El analista del Canal 13 destaca también en Twitter que la conversación entre ambos ministros se produjo con carácter “muy urgente durante la festividad del Domingo de Pascua”.

El Ministerio de Exteriores ha confirmado esas gestiones y asegura que las compras las realizaron Madrid y Cataluña para sus sistemas sanitarios, a través de empresas privadas, según explicó una portavoz. La actuación de la ministra González Laya persigue desbloquear la situación con el argumento de que la adquisición fue anterior a la exclusión de exportación de material crítico para atender a los enfermos más graves de coronavirus. España entiende esas restricciones, pero busca que se libere ese envío de material médico porque fue comprometido antes de que existieran las trabas.

Israel contaba con unos 3.000 respiradores cuando la OMS declaró la pandemia de coronavirus. De acuerdo con una información del portal informativo Times of Israel, su sistema sanitario precisa al menos otros 2.000 ventiladores para afrontar un eventual incremento de casos graves en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). El Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu ha recurrido al Mosad (servicios de espionaje exterior) con el objetivo de procurarse estos equipos en países con los que el Estado judío no mantiene relaciones diplomáticas. En la actualidad, unos 130 pacientes están conectados a respiradores en centros sanitarios israelíes.

La situación de conflicto de intereses que se presenta ahora entre España e Israel es casi idéntica a la que se produjo hace unas semanas con una partida de respiradores procedentes de Turquía. Entonces fueron las comunidades de Navarra y Castilla-La Mancha las que habían comprado 116 respiradores, que la aduana turca retuvo porque su Gobierno había revocado las licencias de exportación para esos equipos.

Como ahora, el argumento esgrimido entonces por la ministra González Laya fue que las autoridades españolas respetaban esas normas, pero que los materiales habían sido abonados antes de las trabas a la venta exterior. La presión de las dos comunidades y las gestiones diplomáticas finalmente lograron que se desbloquease la venta de respiradores turcos.

En Israel ha desatado revuelo el rechazo de Netanyahu a otra petición de colaboración sanitaria de un país europeo aireada por el Canal 13. El ministro de Exteriores británico, Dominique Raab, le solicitó directamente una licencia especial de exportaciones de respiradores para los hospitales de Reino Unido, donde se acumulan los casos graves de la enfermedad covid-19. Raab telefoneó a Netanyahu en calidad de jefe de Gobierno en funciones mientras el primer ministro, Boris Johnson, se hallaba ingresado en una UCI al agravarse su infección por coronavirus.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply