Las noticias

Irán responde a Trump que no va a ceder en el golfo Pérsico

Imagen del lanzamiento de un satélite militar anunciado el miércoles por la Guardia Revolucionaria.Imagen del lanzamiento de un satélite militar anunciado el miércoles por la Guardia Revolucionaria.– / AFP

Irán ha respondido este jueves a las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en similar forma. El jefe de la Guardia Revolucionaria, el general Hosein Salami, ha dicho que sus fuerzas destruirán los buques de guerra norteamericanos que amenacen la seguridad de su país en el golfo Pérsico. El rifirrafe entre ambos no es nuevo, pero resulta especialmente delicado en medio de la crisis mundial por la pandemia de covid-19 y el hundimiento del precio del crudo.

“He ordenado a nuestras fuerzas navales que destruyan cualquier fuerza terrorista americana [sic] en el golfo Pérsico que amenacen la seguridad de los barcos iraníes militares o civiles”, ha informado Salami. Para Irán, ha precisado, “la seguridad en el golfo Pérsico es parte de las prioridades estratégicas”.

Tan beligerantes declaraciones responden a un tuit de Trump quien, la víspera, anunció que había dado instrucciones a la Marina para que “derribara” (sic) cualquier embarcación iraní que le molestara. Sus palabras, luego matizadas con que no se habían cambiado las normas de combate, aludían a un incidente ocurrido a principios de mes. EE. UU. denunció entonces que 11 lanchas de la Guardia Revolucionaria iraní se habían aproximado “de forma peligrosa y provocativa” a varios navíos de su flota en aguas del Golfo donde realizaban unas maniobras.

El Ministerio de Exteriores iraní también se ha quejado de la amenaza de Trump al embajador de Suiza en Teherán, que representa los intereses norteamericanos, ya que Irán y EE. UU. carecen de relaciones diplomáticas. Su titular, Mohammad Javad Zarif, que comparte con Trump la afición por Twitter, le ha respondido en esa plataforma diciéndole que mejor se ocuparía de los 5.000 soldados estadounidenses diagnosticados con la covid-19 en lugar de enfrascarse en provocaciones a 7.000 millas de su país (unos 11.000 kilómetros).

No es el primer golpe bajo sobre la pandemia. Zarif ha usado la misma vía para acusar a EE.UU. de terrorismo económico y el Departamento de Estado ha respondido diciendo que el régimen islámico dispone de suficientes fondos para hacer frente a la crisis con una imagen donde la letra “o” de billones había sido remplazada por una foto del líder supremo. El Ministerio de Exteriores iraní colgó entonces un montaje donde la “o” de sanciones la ocupaba una representación del coronavirus sobre una imagen de Mike Pompeo.

Que ambas administraciones han convertido Twitter en campo de batalla da una idea del calamitoso estado de sus relaciones. Los ultras en la Administración Trump parecen esperar que la emergencia sanitaria junto con sus sanciones contribuya al colapso del régimen. Los iraníes, por su parte, tratan de utilizar la crisis para restar legitimidad a las sanciones y responsabilizar a Estados Unidos de su situación.

Las tensiones, que han aumentado desde que Trump sacó a EE UU del acuerdo nuclear en 2018, estuvieron a punto de desatar una guerra en enero después de que tropas norteamericanas asesinaran al jefe de las operaciones regionales de la Guardia Revolucionaria, el general Qasem Soleimani. Desde entonces, la República Islámica se está sirviendo de sus aliados para aumentar la presión sobre las fuerzas estadounidenses, cuya presencia en Oriente Próximo la ha considerado siempre como una amenaza a su seguridad.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso por llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 Euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Leave a Reply