Las noticias

Incertidumbre y preocupación ante la desescalada

Bar El Paseíllo, en el centro de Sevilla.Bar El Paseíllo, en el centro de Sevilla.PACO PUENTES / EL PAÍS

Bares medio vacíos, hoteles cerrados por no ser rentables, concesionarios sin ventas por el bloqueo a la movilidad… El panorama que dibujan diversos sectores a los que les afecta el plan de desescalada anunciado el martes por el presidente Pedro Sánchez está lleno de incertidumbres y peligros. Los pequeños comercios ven, sin embargo, con optimismo su próxima apertura.

Muchos hoteles cerrados

El sector turístico español empieza a ver la luz al final del túnel, aunque todavía muy lejos. Las primeras aperturas de hoteles serán en algunas islas de Canarias y Baleares el 4 de mayo y, si no hay contratiempos, el 11 en el resto del país. Pero los hoteleros se muestran contrariados y no ven solución a la viabilidad de muchos de sus establecimientos. “Hasta que no haya movilidad, al menos entre provincias, no sirve de nada que se puedan abrir los hoteles. Muchos hoteles van a seguir cerrados”, asegura Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

Fuentes de las principales cadenas hoteleras coinciden en que la reapertura tardará en llegar. Y se hará de forma escalonada, como anticipan también desde Exceltur. “La parte positiva es que ya hay un calendario sobre el que trabajar. Pero nos parece insuficiente la movilidad nacional e internacional”, insiste Javier Águila, presidente en Europa de Apple Leisure Group. Fuentes de Barceló ven otro golpe en la restricción del uso de las zonas comunes, especialmente grave en los hoteles vacacionales. Ni Barceló ni la empresa pública Paradores han decidido aún cuándo reabrirán.

Un desastre en la hostelería

Las medidas de desescalada han generado un aluvión de críticas en la hostelería. La indeterminación en la flexibilización de los ERTES que muchos negocios reclaman, y las reducciones de aforo para terrazas e interior de los locales (del 30% en la fase 1 en el exterior, y de la misma cantidad en el interior en la 2) no convencen ni a la patronal ni a los propietarios. “Es un desastre, una ruina para el sector”, asegura María José Hernández, vicepresidenta de la Confederación Regional de Hostelería y Turismo de Castilla y León.

“En estas condiciones no podemos abrir ningún local de hostelería. Es totalmente inviable que la hostelería se plantee la reapertura con un 30% de aforo, sin un protocolo sanitario y sin ERTE flexibles que garanticen el mantenimiento de las plantillas”, señala Hernández, que alerta además de las ordenanzas municipales que no permiten abrir la terraza con el establecimiento cerrado.

La industria, expectante

La industria está expectante hasta que el BOE concrete las medidas de desconfinamiento. Los fabricantes de la automoción enfocan su interés en la reapertura de los concesionarios y la reanudación de las ventas, un pilar que consideran indispensable para relanzar la producción en las fábricas. La patronal de concesionarios, Faconauto, se prepara para ir abriendo, aunque admiten la confusión ante las explicaciones del presidente Sánchez y aseguran que la próxima semana, si finalmente pueden abrir, será de transición.

Advierten de que si la movilidad continúa muy restringida, será “absurdo reabrir”, y asumen que la reapertura, con cita previa, será asimétrica por territorios. En la industria química la preocupación se centra en los problemas que puedan ocasionar a la cadena logística las limitaciones de movimiento provinciales. “Nos preocupa sobre todo si se van a activar controles de carreteras que puedan frenar el movimiento de mercancías”, afirma Juan Antonio Labad, director general de la patronal Feique. Y su homólogo en Oficemen, Aniceto Zaragoza, da por buena la desescalada por lo que implica de “recuperación económica”.

Optimismo en el pequeño comercio

La progresiva apertura ha sido acogida con distintos talantes según los formatos comerciales. El pequeño comercio celebra ser el primero en abrir sus puertas, aunque sea a clientes con cita previa, mientras que los grandes distribuidores entienden que todos aquellos comercios capaces de asegurar la seguridad de clientes y empleados deberían poder abrir en la fase 1 del plan, independientemente del tamaño. La falta de concreción del plan es una crítica común.

ANGED, la patronal de los grandes distribuidores, señala que solo las “razones sanitarias y de seguridad de empleados y clientes” deben ser el factor que determine la reapertura de establecimientos comerciales y, por tanto, que todas las tiendas “que cumplan los requisitos necesarios de distanciamiento social, aforo, prevención e higiene” que establece el Gobierno deberían poder abrir en la fase 1, prevista a partir del 11 de mayo. Según el plan, los grandes comercios deberían abrir en la fase 2. Afirma ANGED que sus asociados llevan trabajando semanas en una vuelta “segura” a la actividad, por lo que no entienden su “exclusión” en la fase 1. Uno de ellos, El Corte Inglés, se dice se dice “preparado” para abrir sus centros en cuanto tenga la luz verde de las autoridades, puesto que han ido acumulando medidas de seguridad para empleados y clientes desde el estado de alarma, al mantener abiertos unos 300 puntos de venta. Son conscientes de que habrá que implementar alguna más, para lo que cuentan con un grupo de trabajo multidisciplinar para que la apertura se produzca sin problemas.

El pequeño comercio, en cambio, celebra que se hayan tenido en cuenta dos de sus principales reclamaciones: “adelantar al máximo la apertura del comercio de proximidad y una evolución provincial de las fases”, que permiten a este sector abrir sin esperar a otros formatos donde las aglomeraciones son más probables.

Visitas inmobiliarias con mascarilla

Promotoras y agencias inmobiliarias se preparan a toda prisa para abrir sus oficinas de venta y alquiler en mayo, aunque lo hacen en un océano de incertidumbres. “Será con cita previa, con los medios adecuados de desinfección, instalación de mamparas, dispensadores de hidrogeles y mascarillas, medidas suficientes para volver a la actividad y que el impacto económico sea menor”, apunta Daniel Cuervo, de la Asociación de Promotores y Constructores de España.

También las agencias inmobiliarias podrán abrir en mayo. “Nuestro consejo es abrir gradualmente en función de los protocolos”, dice José María Alfaro, de la Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias. No todas estarán listas. Algunas acaban de hacer los pedidos de equipos de protección, que tardarán al menos una semana.

La intermediación inmobiliaria va a cambiar. Se dará al cliente un kit básico con guantes, patucos, mascarillas desechables y gel. Las gestiones que así lo permitan (contratos o arras) se harán en soporte digital y con firma electrónica. Y las agencias examinarán a cada cliente para evitar visitas improductivas, dejar la visita presencial para la última fase. El plan de desescalada afecta poco a la actividad de construcción, que se reinició el 13 de abril.

La banca, pendiente de los test

Al ser un sector estratégico, la banca no ha cerrado durante la pandemia, por lo la desescalada no exigirá cambios drásticos. Pese a esto, las entidades están pendientes de tener los permisos necesarios y los contratos con empresas que permitan realizar los test a los empleados.

Las entidades financieras tienen más de la mitad de las oficinas abiertas. Y el 90% en casos como Bankia o CaixaBank. El 90% de los empleados de los servicios centrales teletrabajan y la norma es “seguir así por el momento”, según fuentes del Santander.

La patronal bancaria remarcan que sus asociados “seguirán enfocados en cubrir las necesidades de sus clientes, mientras cumplen las directrices de los supervisores”, que les han exigido que faciliten el acceso al efectivo “y las recomendaciones sanitarias”.

José Antonio Álvarez, consejero delegado del Santander, comentó el lunes que se seguirán acciones de higiene, encuestas de salud, geles, turnos de atención al público en oficinas y las cuarentenas necesarias. El mayor problema, admitió Álvarez, es subcontratar los test para los empleados, algo en lo que coincide José Sevilla, número dos de Bankia.

Con información de Hugo Gutiérez, Gorka R. Pérez, Dani Cordero, Javier Salvatierra, Sandra López-Letón, Íñigo de Barrón y Manuel V. Gómez.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

Guía de actuación ante la enfermedad

– En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Leave a Reply