Internacional

Hong Kong detiene a cinco directivos de un diario prodemocrático en una gran operación policial

Quinientos agentes de la policía de Hong Kong irrumpieron este jueves de madrugada en un popular diario de la ciudad, el Apple Daily, conocido por su línea editorial prodemocrática, para registrar la redacción y los ordenadores de los periodistas e incautarse incluso de sus teléfonos y portátiles personales. Los agentes detuvieron también a cinco directivos de este periódico propiedad del magnate de los medios de comunicación Jimmy Lai, un crítico acérrimo de China que cumple dos penas sucesivas de cárcel por un total de 20 meses por haber participado en manifestaciones de protesta consideradas ilegales por las autoridades hongkonesas. Fuentes oficiales hongkonesas citadas por la agencia Reuters justificaron la operación policial invocando una posible violación de la Ley de Seguridad Nacional, aprobada por China en mayo de 2020

Esta polémica norma fue promulgada para castigar con penas de hasta cadena perpetua todo lo que Pekín define como “subversión, terrorismo y colaboración con fuerzas extranjeras”. Los críticos de esta ley —que con la redada de este jueves se aplica por primera vez a un medio de comunicación de Hong Kong— consideran que su objetivo real es acabar en la práctica con el régimen de libertades del que tradicionalmente ha gozado el territorio autónomo.

Más información

Uno de los temores de los críticos de esta ley china es precisamente la criminalización de los periodistas y medios de comunicación que cuestionan las políticas impuestas por Pekín, un temor confirmado por unas declaraciones del secretario de Seguridad de Hong Kong, John Lee, que definió la redacción del Apple Daily como “el escenario de un crimen”. Lee declaró que el registro de los locales del medio se dirigía contra quienes utilizan la información como “herramienta para poner en peligro” la seguridad nacional.

El secretario de Seguridad hongkonés puntualizó después que los cinco directivos del periódico han sido detenidos por conspirar para “utilizar el trabajo de periodista” con el fin de incitar a “fuerzas extranjeras” a imponer sanciones a Hong Kong y China. Los responsables del Apple Daily bajo custodia policial son su redactor jefe, Ryan Law, el director general ejecutivo, Cheung Kim-hung, el director de operaciones, Chow Tat-kuen, el subdirector jefe de la redacción, Chan Puiman, y el jefe de redacción, Cheung Chi-wai.

Por su parte, el comisario de la Policía de la ciudad autónoma china Li Kwai-wah precisó que, a su juicio, los artículos del diario que violan la Ley de Seguridad Nacional se remontan incluso a 2019. Aunque la norma fue aprobada un año después y, al menos en teoría, no es retroactiva, su articulado permite a los fiscales utilizar actos anteriores —como la publicación de artículos críticos— como prueba para justificar una condena.

Un medio muy popular

Apple Daily es un periódico muy popular en Hong Kong, que mezcla el discurso prodemocrático con cotilleos de famosos e investigaciones acerca del poder. El registro y detención de cinco de sus principales directivos que ha tenido lugar este jueves es el último golpe de las autoridades de la ciudad autónoma china contra este diario fundado hace 26 años.

Hace un mes, Pekín anunció la congelación de los bienes de su propietario, Jimmy Lai, incluidas sus acciones en la empresa editora del Apple Daily. Lai fue detenido en la propia redacción de su periódico en diciembre del año pasado. En aquella ocasión, 200 policías irrumpieron también en los locales de la publicación.

En la redada de este jueves, pese a la irrupción de 500 policías en el periódico, algunos de sus trabajadores consiguieron grabar imágenes de los agentes utilizando los ordenadores de los periodistas. Los informadores no pudieron llevarse ni siquiera sus cuadernos de notas. El redactor jefe del diario, Ryan Law, salió esposado de la redacción y flanqueado por varios policías. En una carta abierta dirigida a sus lectores, el periódico hongkonés ha asegurado ser víctima de un “ataque dirigido por el régimen [chino]”, pero que su personal “seguirá en sus puestos con lealtad y luchará hasta el final”.

Steven Butler, coordinador del programa para Asia del Comité para la Protección de los Periodistas aseveró que estas detenciones y la redada contra el periódico hongkonés, efectuadas en virtud de la “orwelliana Ley de Seguridad Nacional” destruyen “cualquier ficción de que Hong Kong apoya la libertad de prensa”.

“China, que controla Hong Kong, podría eliminar este periódico, al que ve como un crítico molesto, un precio muy alto que tendrá que pagar la población de una ciudad que ha disfrutado de décadas de libre acceso a la información”, deploró el responsable de la organización de defensa de la libertad de prensa.

Leave a Reply