Las noticias

Historia de amores

Luis Grañena

Solo en este tiempo se ha atrevido mi amigo a empezar a leer las cartas que su madre escribió a finales de 1989, meses antes de su prematura muerte, al hombre que había de ser su último y mejor amor. Alguien que la acompañó cuando ya tenía el cáncer, y los dos sabían, todos sabíamos, que aquello iba a terminar mal. También sabíamos que eran dos seres excepcionales que se habían encontrado antes de que fuera demasiado tarde. La vida tiene estas cosas….

Leave a Reply