Las noticias

Harald de Noruega, ingresado de urgencia en Oslo

Los problemas de salud acechan al rey Harald de Noruega. El monarca, de 83 años, ha sido hospitalizado en el hospital universitario de Oslo por un problema todavía no identificado —aunque algunos medios del país ya apuntan a cuestiones respiratorias—, tal y como ha dado a conocer la casa real del país en un escueto comunicado. “No tenemos más información que la que hemos compartido”, ha explicado el jefe de prensa de la casa, Guri Varpe. Se ha visto a la reina Sonia en el centro médico.

El ingreso hospitalario del rey ha hecho que su heredero, el príncipe Haakon, de 47 años, sea quien tome las riendas del país. “Su Alteza Real el príncipe heredero regente”, como le denomina oficialmente la casa real ahora, ha tenido que asumir algunas inminentes tareas de su padre, como una audiencia con la primera ministra, Erna Solberg (que le ha mandado sus mejores deseos al rey), y la presidencia del habitual Consejo de Ministros.

Harald V no mostraba signos de problemas de salud hasta pocas horas atrás de ser ingresado. De hecho, el jueves acudió a un acto con la marina real noruega para finalizar la temporada en la que la flota real patrulla las cosas del país de norte a sur. Allí dio las gracias a la tripulación “por una temporada agradable y llena de acontecimientos”. Se vio al rey delgado, algo encorvado, pero sin más problemas.

La salud de Harald lleva renqueante varios años. En diciembre del año 2003, cuando tenía 66 años, fue operado de un cáncer de vejiga. Ya entonces Haakon ocupó la regencia durante unas semanas y, de hecho, llegó a ser regente la princesa Marta Luisa porque su hermano acababa de ser padre y estaba de permiso paterno. Menos de dos años después, en marzo de 2005, Harald fue operado de un problema coronario a causa de un estrechamiento de la aorta, y en abril de ese año se le repitió la operación.

Tras un tiempo estable, los últimos años también han sido duros para Harald. En noviembre de 2017 padeció una infección que le obligó a permanecer tres días hospitalizado. Y el año pasado, en diciembre de 2019, un virus le obligó a pasar unos días fuera de juego y a que, de nuevo, Haakon ocupara su lugar. Ya en enero de este año una serie de mareos le obligaron a pasar de nuevo por el hospital.

El pasado septiembre, en una entrevista con la NTB, la agencia de noticias del país, Haakon de Noruega habló de cómo asumía sus labores en los momentos de ausencia de su padre. “Hasta ahora, creo que hemos gestionado el trabajo bastante bien juntos. Lo contemplo como si fuéramos un equipo. Distribuimos el trabajo para lograr el mejor resultado posible”, afirmaba el heredero. “Creo que seguiremos haciéndolo así en los años venideros”.

Harald lleva reinando en el país durante casi 30 años. Subió al mismo el 17 de enero de 1991, cuando contaba 53 años, tras la muerte de su padre, el rey Olav, que falleció por una crisis cardíaca a los 87 años, cuando ya era el monarca más mayor de Europa. En Noruega no hay tradición de abdicar.

Leave a Reply